Todas tenemos nuestros caballitos de batalla en cuanto a maquillaje. Para el día puede ser el combo BB Cream y máscara de pestañas y para la noche le agregamos una suerte de cat eye (a veces sale, a veces no) o algún labial potente. Pero, en realidad, con poco más podemos lograr maquillajes más copados y versátiles.

Por eso, con Sofía Montes De Oca como maquilladora, Helena Bonomo de modelo y productos de L’Oréal Paris y Maybelline (súper accesibles y de buena calidad) les presentamos tres looks distintos y fáciles de replicar

Para el día a día

El maquillaje más difícil de lograr no lleva alguna técnica extraña de contouring ni un delineado solo apto para artistas, sino que es el no make up. Es uno tan sutil, que solo se limita a resaltar la belleza natural de las personas, sin dar apariencia acartonada. Como que te levantaste así de regia, pero no.

Y como en todo buen maquillaje, se empieza por la piel: tiene que estar limpia e hidratada y para esto el Agua Micelar de L’Oréal Paris es perfecta. Como el objetivo es lucir natural -y en el caso de Helena eso implica dejar que se trasluzcan las pecas-, Sofi Montes de Oca nos explicó que usar la base de forma tradicional no es lo ideal. Por eso, mezcló la base True Match con una crema hidratante antes de aplicarla en el rostro, haciendo que no haya tanta concentración de pigmentos. Con el corrector de la misma línea, tapó las ojeras e imperfecciones.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

En los ojos el secreto también es la sutileza. Teniendo en cuenta que Helena tiene los ojos marrones, Sofía eligió un tono café de La Palette Nude y con un pincel chato aplicó la sombra bien en el borde de las pestañas, usándola casi como delineador. Después aplicó la máscara Telescopic en las pestañas, alargándolas sin dejarlas pesadas, y el Brow Stylist Pumper en las cejas, para darle un poco más de intensidad -y aires a Brooke Shields-.

Ahora, los toques finales. Un poco de polvo matificante Fit Me de Maybelline, aplicado con una brocha gruesa sobre todo en la zona T para evitar el brillo, rubor L’Oréal Paris en las mejillas para darle más vida y unos toques de delineador de labios en las pecas, para resaltarlas. Y, por último, por más natural que sea el look es clave salir con algo de labial. Sofía eligió un tono nude de La Palette Lip.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

Para un evento

En general las mujeres manejamos dos volúmenes: o la sutileza del día a día o la intensidad de la noche. Pero, a veces hay situaciones que quedan en el medio, como un evento diurno (un almuerzo de trabajo, un cocktail o té).

Con la piel ya resuelta del maquillaje anterior, Sofía empezó por los ojos, donde agregó una sombra dorada de La Palette Nude, que es perfecta para el día, tanto en el párpado como en las pestañas de abajo. Para darle un giro diferente, repasó el color con gloss, dándole brillo (este tipo de labial, típico de los 90 vuelve con toda).

Después, con el lápiz delineador Voluminous Smoldering creó un delineado fino muy natural arriba y en la línea de agua. Luego, repasó las pestañas con la máscara Telescopic. Un pique que nos dio la maquilladora para aplicar la máscara bien, sin ensuciar el párpado, es usar una herramienta de plástico como la que tiene ella en las fotos (que la pueden conseguir en las casas especializadas) o una cuchara.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
La herramienta en cuestión. Foto: Flavio Giusti para Couture.

El acento, en este look, lo da el labial y por eso es vital elegir un color de alto impacto. Teniendo en cuenta la piel y el pelo de Helena, un fucsia quedaba espectacular y por eso Sofía le aplicó L’Oréal Pro Matte en el tono Rebel Rose.

Una de las grandes tendencias hoy es la de la piel súper iluminada y para esto el instrumento perfecto es el strobing stick de Maybelline. Sofía lo aplicó en el párpado, los pómulos (con el truco de la C), nariz y en el arco de cupido, marcando los puntos de luz del rostro.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

Look noche

Para la noche siempre es divertido jugar con un maquillaje intenso en los ojos y aprovechar para experimentar con las distintas paletas que, durante el día, no usamos.

Con la piel preparada -incluido el strobing-, transformar el look de día en noche es muy sencillo y no se necesita ninguna habilidad extraordinaria. Sofía aplicó una línea gruesa de delineador -así nomás- y lo esparció con un pincel, creando una base oscura en degradé en el párpado. Después agregó un toque de azul con la paleta The Rock Nudes.

Obvio que por más fuerte que sea el maquillaje de los ojos, nunca hay que olvidarse de los labios. Pero, tampoco es buena idea resaltarlos demasiado. Tiene que ser un color sutil, como un nude. En este caso Sofi eligió el Color Sensational Nude de Maybelline, que además es matte.

Con esto, nuestra querida Helenita quedó pronta para romper la noche.

¿Ustedes que look quieren probar?