Todas tenemos esa amiga experta en maquillaje, que se ve cuanto tutorial hay en Youtube y le encanta innovar en sus looks (¡y a veces en los nuestros!). Sin ser ella, el resto de los mortales nos apegamos a una rutina definida, entonces salvo las tendencias en colores -como cambiar el rouge por un color vino tinto- las técnicas novedosas -¿contouring? ¿strobing?- nos resultan un tanto lejanas.

Sin embargo, a veces con algún truquito o algún producto nuevo basta para actualizar nuestro beauty y mantener la reputación de la vanguardista del grupo de amigas. Por eso consultamos a la especialista Natalia Sastre, artista de maquillaje y jefa de make up de Maybelline Model, MoWeek y Mondesign. Nada mal, ¿no?

Las buenas noticias son que, según Natalia, con dos simples productos de L’Oréal basta para hacernos lucir más actuales si los combinamos con los clásicos de nuestra rutina de make up. Pero antes, lo que ya aprendimos observándola y charlando con ella todos estos años de backstage: la preparación de la piel es fundamental. La piel debe estar limpia, humectada y lista para recibir una base (el último lanzamiento es la Infallible Pro Matte), que luego iluminamos –nunca nos cansaremos de esto– a través de algún iluminador líquido con un poco de brillo.

Delineado

“Si hay algo que me identifica y disfruto haciendo son los delineados. Desde 2016 vienen cobrando fuerza y este 2017 son uno de los musts. Esto no funciona solo para una pasarela o editorial: los delineados se prestan para todo look, desde el make-up laboral hasta la gala más jugada. Y es que la propuesta es literalmente jugar. Este 2017 propone delineados finos y largos, gruesos y terminaciones exageradas. Incluso atreverse a los diseños geométricos y más allá de los párpados. Este escenario lo vimos en varias pasadas de MoWeek”, nos explicó Natalia Sastre.

Beauty con un delineado sutil en MoWeek. Foto: Camila Montenegro para Couture.

Pero, ¿cómo hacemos para lograr estos looks? En cuanto a herramientas, Natalia recomienda el delineador Infallible Black Velvet, que fue el que usó en ambos casos. Se trata de una suerte de drypen con punta de terciopelo que de acuerdo a la presión que se aplique puede lograr líneas más finas o más gruesas, ideal para las que tenemos ganas de innovar pero no queremos gastar plata en algo que vamos a usar dos veces en la vida. Para que se terminen de enamorar de él: dura 14 horas.

Delineador Black Velvet de L’Orèal.

Si aún no las convencimos, con esta foto de Lu Ottonello maquillándose en el back de L’Oréal en MoWeek debería bastar. Ella, que es una belleza natural, queda aún más elegante luego de un delineado sutil pero mágico y transformador.

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Labios

Hay una regla que dice que si te maquillás los ojos, no te podés maquillar los labios. Y la verdad es que no es tan así. Si tenés una maravilla de delineado, los labios son un gran complemento, aunque elijas un color bien natural. Aunque claro, es el momento de fama de los tonos más jugados, que tanto levantan los días grises y que a las uruguayas les encanta. La recomendación de Natalia: si vamos a tener un delineado importante, ir por tonos matte en el labial para no robar el protagonismo.

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Para eso Natalia recomienda La Palette Lip, que permite jugar con los matices. La paleta viene con 8 colores con distintos acabados (matte, highlight y cremoso), los que nos permite jugar con una suerte de degradé que tan de moda está. Las posibilidades son infinitas. La Palette Lip es ideal, de nuevo, para que podamos innovar cuando nos plazca, o ir a lo seguro en el día a día.

Un look elegido y un básico que no puede faltar

Foto: Ruben Chanquet para L’Oréal Paris Uruguay.

“El look que realizamos para Instituto Strasser. No es un estilismo que se limita para la pasarela: restándole fuerza, o no necesariamente, se puede llevar esta temporada. El protagonista es un ojo con un delineado con colita y con una profundidad trabajada en tonos neutros a la persona. Para ello usamos La Palette Nude. Esta trae una variedad de swatches con los que podemos jugar a iluminar debajo del quiebre de la ceja, y a oscurecer un poquito la cuenca del ojo, para marcar la profundidad”, explicó Natalia.

La Palette Nude es como un buen jean: un básico que no puede faltar en el arsenal de ninguna mujer, tanto para el día a día como para generar una base perfecta a un delineado intenso.

Foto: L’Oréal.

Ya tienen las herramientas, ¡a innovar!