Aquella frase de que la venta online “es el futuro” está obsoleta. Ya no estamos hablando del futuro, es el ahora.  Se estima que para el 2019 el e-commerce en América Latina generará ventas de alrededor de US$85,000 Millones. La gente tiene smartphones, conexión ultra rápida, tiempos ociosos y dinero disponible. Solo resta ofrecer algo que los motive a clickear “comprar”. Sin embargo, las marcas locales aún siguen viendo al canal de venta online como algo en lo que invertir más adelante y no como una oportunidad real.

Que el comercio web crezca un 25% cada año en Latinoamérica y que en 2016 1,3 millones de uruguayos realizaran alguna compra por esa vía, no nos sorprende para nada. Como consumidoras nos resulta mucho más práctico mirar la oferta de las diferentes marcas a través de su web, comparar, meditar y luego realizar la compra sin colas o esperas. Como somos unas firmes creyentes en las posibilidad del Internet -al fin y al cabo, somos un medio digital- le pedimos algunos consejos sobre cómo crear un e-shop exitoso a Emilio Acosta, fundador de MALCOM, una agencia especializada en el desarrollo de canales de venta online para marcas de moda.

Por qué las marcas de moda necesitan un e-commerce en 2018

Es una realidad que es imposible llevar a todos nuestros potenciales clientes hasta el local. Puede que se encuentren en el interior del país, que tengan horarios incompatibles con la tienda o que simplemente no les interesa ir hasta ahí (¿a quién no le pasa?), por eso el shop online es una buena herramienta para multiplicar las ventas.

Además, en Internet, es mucho más sencillo estar en el momento justo y ofrecer lo que la persona quiere. Es algo así como una calle muy muy transitada. En algún momento de ocio en las redes una persona puede ver un anuncio de la marca, entrar a la web a conocerla y terminar comprando.

Si bien implica una inversión inicial y mantenimiento, los costos de poner en funcionamiento una página web no se comparan al de montar un local (con lo que implica de alquiler, acondicionamiento del espacio, sueldos de empleados y otros gastos), por eso es el medio ideal para crearla y luego ver qué es lo que funciona, qué no y experimentar con distintas estrategias.

Las claves para que funcione

Tener oferta y un buen sistema logístico

La gracia de scrollear en un shop online es que haya una oferta nutrida, tanto de variedad de productos y modelos como de colores. Otro tema es el de los talles. Tienen que estar, como mínimo, del S al L. Se recomienda añadir una pestaña que detalle a qué medida equivale cada talle para evitar disgustos y devoluciones.

Algo que sucede a veces en Uruguay es que la oferta de la web no está en sintonía con la de la tienda, entonces en la página figuran precios más altos (porque se hacen descuentos en el local y no se replican online) o prendas de las que no hay stock. Por definición, el e-commerce tiene que ser conveniente, no más caro, y para eso es vital que esté sincronizado a las actualizaciones de precios.

Una vez que se concretó la venta, tiene que haber procesos estandarizados que garanticen una entrega rápida. Si no es así, probablemente la persona no vuelva a repetir su compra. Si la marca no tiene los recursos como para realizar envíos, se puede contratar a empresas que se dedican a esto.

Foto: Unsplash.

Medios de pago

Para que ningún cliente se quede sin comprar hay que ofrecer varias formas de pago. Para empezar, las tarjetas más usadas (Visa, Master Card y Oca en Uruguay), transferencia bancaria y redes de cobranza. El pago en cuotas siempre es un plus y si hacemos un descuento en la tienda física con algún banco, siempre es conveniente replicarlo en la web, sobre todo si queremos descongestionar un poco las cajas.

Una web bien diseñada, intuitiva y rápida

Un shop online no puede demorar eternidades en cargar, porque con cada segundo que tarda es un potencial cliente que se ve tentado a abandonar la plataforma. Tiene que ser sencilla e intuitiva, como para que la entiendan tanto los expertos en compras web como los que se animan por primera vez. El producto debe mostrarse desde diferentes ángulos y en la variedad de colores disponibles, para que no queden dudas de cómo luce puesto.

Fundamental: que se vea bien en el celular. La mayoría compra desde el teléfonos y en tiempos ociosos, y aún así muchas webs están diseñadas para verse desde la computadora.

Actualizarla y generar tráfico

“La home de la página web es como entrar al local”, dice Emilio Acosta, director de Malcom. Por eso, al igual que en las tiendas se renueva la vidriera, el inicio del shop online no puede ser el mismo durante meses. Siempre es bueno por lo menos ir rotando las fotos de portada e ir incluyendo las novedades (alto verano, alto invierno).

Para que la gente vuelva a entrar a la página siempre suma comunicar en las redes sociales cuando hay novedades y generar acciones que lleven tráfico como hacer descuentos con montos chicos relacionados con algún tema de actualidad. Por ejemplo, si Pantone anuncia que el violeta es el color del año, hacer una acción de 10% de descuento en prendas violetas ingresando el código “PANTONE”.

Si tenemos una página preciosa y actualizada pero nadie la visita, no vamos a ganar nada. Una vez que el e-commerce está pronto es necesario invertir inteligentemente en redes sociales (léase con asesoría de un profesional, no poniendo diez dólares al azar) y en los motores de búsqueda para comenzar a generar tráfico y recuperar de forma rápida la inversión.

Como probablemente después de leer esto quieran hacer un shop online cuanto antes, les dejamos el contacto del gurú, Emilio Acosta. Pueden escribirle a eacosta@malcom.com.uy