Es oficial: los 70’s están de vuelta. Tras el revival de esa época con la película American Hustle, este  año celebramos junto a Diane von Furstenberg, a través de su muestra “Journey of a Dress”, el 40° aniversario del wrap dress, la mítica prenda inventada por la diseñadora en 1972.

Este cómodo pero sensual vestido es mucho más que una prenda tanto para Diane como para la moda femenina. Por un lado, fue la creación que impulsó su carrera en la moda, la que le ganó fieles y poderosas admiradoras. “Cuando era chica, no sabía qué quería hacer, pero sabía qué tipo de mujer quería ser. Quería ser glamorosa, ser independiente, pagar mis cuentas – tener la vida de un hombre en el cuerpo de una mujer. Resultó que me convertí en esa mujer gracias a ese vestido”, comentó Diane. Y si bien ha manifestado sentirse frustrada por siempre estar ligada a él, la presidente del CFDA se demuestra humilde y reflexiva sobre cómo este diseño la ha ayudado en su vida: “Seguro llenó mi billetera. Pagó mi apartamento en la Fifth Avenue, pagó mi casa de campo, pagó por mis hijos, pagó mis autos, pagó todo en realidad. Y me permitió vivir el sueño americano como una joven princesa europea”.

Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: The Daily Beast
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: Haute Living
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Fotos: Finn Femme y Cadenbach

Pero el wrap dress también es considerado como un hito en la liberación femenina, al otorgarle a las mujeres comodidad, sensualidad y libertad en una década en la que sus cuerpos y el glamour eran celebrados. Este vestido envolvente brindaba todo lo que una mujer necesitaba para convertirse en quien quería ser: servía tanto para conseguir una entrevista laboral, ser la más elegante en un cocktail, enamorar a los hombres y ser la envidia de mujeres. Todo gracias a un vestido que se ata de manera cruzada con una cinta. Nada de botones, cierres o detalles que contengan al cuerpo, era todo sobre la liberación de las previas ataduras de las mujeres.

Tan importante y querido es, que este mes se inauguró “Journey of a Dress”, una exposición que repasa la carrera y vida de Diane y el largo camino que ha transitado su vestido. A través de distintas salas, el visitante puede caminar por el pasillo y observar fotos e ilustraciones de la vida de DVF (algunas tomadas por artistas de la talla de Andy Warhol, Annie Leibovitz y Helmut Newton), stills de películas en las que sus famosos personajes visten esta pieza (como Cybill Shepherd en Taxi Driver y más recientemente Amy Adams en American Hustle), así como retratos de icónicas celebridades – como Michelle Obama, Amy Winehouse y Madonna – usando el vestido. También hay un área dedicada exclusivamente a otro sello de DVF: los estampados y, la atracción de la visita, 200 variaciones del wrap dress que se disponen en un salón.

Las distintas versiones del vestido se exhiben en maniquíes realizados expresamente para la ocasión, cuyas caras poseen rasgos faciales similares a los de Diane, como su nariz, frente y pómulos. Después de todo, fue la misma diseñadora quien popularizó el vestido, tal como lo ilustra su primera publicidad, la cual también introdujo una de sus tantas frases inspiradoras: “Feel like a woman, wear a dress!” (Siéntete como una mujer, usa un vestido”).

Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: Vogue
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: Vogue
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: Vogue
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: Vogue

La fiesta de apertura de la muestra estuvo repleta de personas de renombre del mundo de la moda y la cultura pop, como Ana Wintour, André Leon Talley, Demi Moore, Gwyneth Paltrow, Ashley Olsen, Paris Hilton y Allison Williams, entre muchísimas otras, que compartieron sus hermosas experiencias con el wrap dress.

Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: New York Times
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Foto: DVF
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Fotos: New York Daily News
Diane-Von-Furstenberg-Wrap-Dress
Fotos: Celebzz y Saw First

Este vestido no solo es el sello de DVF, es una pieza con un importante legado que incluye el amor de las mujeres a lo largo del tiempo y en todo el mundo. Un vestido tan atemporal que ni en la exhibición Diane podía distinguir la década de cada uno de los que se exhibieron.

“Journey of a Dress” estará abierto al público hasta el 1º de abril en el Wilshire May Company Building en Los Angeles, California.