¿Se acuerdan de los tiempos en que uno podía pasar literalmente horas en un club de video eligiendo entre una película que ya vio, una mala y una peor? ¿O cuando teníamos que leer la programación del cable para ver si por casualidad pasaban algo decente? Más allá de que Netflix hizo práctico nuestro acceso a contenidos y solucionó unas cuantas noches de salida (el plan Netflix and chill es más cool que decir “me voy a quedar todo el día en casa viendo la séptima temporada de Mad Men”), nos abrió las puertas a nuevos temas y perspectivas. A unos clicks de distancia, podemos acceder a películas, series y documentales sobre temas que ni siquiera sabíamos que eran de nuestro interés. Y un tema que viene ganando cada vez más relevancia en la sociedad es la moda y su universo: los que la consumen, los que la diseñan, los que la modelan, los que la promocionan y los que la confeccionan.

A continuación, hacemos un breve resumen sobre los seis documentales que se pueden ver hoy en Netflix, desde un behind the scenes de la edición más importante de Vogue hasta la cruda realidad del proceso de producción de la mayoría de las prendas que vestimos. Les proponemos un plan de Netflix and chill, fashion edition. Mientras esperamos que vuelvan a colgar el documental de Bill Cunningham, les avisamos que la disponibilidad de los contenidos va variando con los meses, ¡así que no se duerman!

1. The September Issue (2009)

esos-vestidos-sirven-para-algoademas-de-para-reirse-de-la

“La gente le tiene miedo a la moda. Y como los asusta o los hace sentirse inseguros, la menosprecian. En general, la gente que dice cosas degradantes sobre nuestro mundo es porque, de alguna manera, se sienten excluidos o fuera del grupo selecto. Como resultado, se burlan de ella”. Así inicia Anna Wintour The September Issue, un registro de los seis meses de producción de la edición de setiembre de 2007 de la Vogue americana. ¿Qué tiene de especial esa edición? En setiembre, las revistas ponen todas sus municiones para convertirse en la biblia de la moda para la temporada. O sea, es LA ocasión para ganar exposición, ya seas un diseñador, fotógrafo, modelo o estilista. La relevancia de uno se mide en cantidad de páginas adjudicadas, por lo que se puede ver la lucha de poder entre miembros del staff y hasta qué punto un profesional está dispuesto a comprometer su visión para tener el voto de confianza de Anna Wintour, la editora jefe de Vogue.

Además de mostrarnos la dinámica del ambiente editorial de la moda, The September Issue da a conocer a dos personajes de gran relevancia en el ámbito: la ice queen Anna Wintour y la soñadora Grace Coddington, directora creativa de la revista en el momento (a comienzos de 2016 renunció al cargo para comenzar otros proyectos), que durante casi 30 años conformaron una dupla con distintas visiones pero con mucho poder. La frescura de The September Issue está en la honestidad con la que retrata al círculo de Vogue, mostrando incluso la falsedad y la inseguridad que reina en una industria que vende confianza. Pero también demuestra que detrás de una revista hay sudor, lágrimas y, por qué no, sangre.

 

2. Diana Vreeland: The Eye Has to Travel (2011)

Foto: Diana Vreeland
Foto: Diana Vreeland

Si se trata de documentales sobre mujeres poderosas de la moda, no podía faltar uno sobre Diana Vreeland, una de las editoras de moda más influyentes de la historia. Contrario a Wintour, Vreeland es una mujer de puro sentido del humor y una energía contagiosa. Sus mandatos por Harper’s Bazaar y Vogue se caracterizaron por presentar a la moda desde un punto de vista narrativo y poético, con megaproducciones fotográficas que se asemejaban más a cuentos visuales. La editora tenía un sexto sentido que la guiaba a elegir a las modelos con mayor potencial y a los fotógrafos más talentosos para lograr fotos que se convertirían en emblemas de su visión. Lo interesante de Diana Vreeland: The Eye Has to Travel es cómo se transmite ese vigor creativo que desbordaba. Y si bien se centra en su carrera, también hace un importante recorrido por su vida personal, para que entendamos mejor por qué y cómo llegó a cada etapa. A pesar de que el documental depende de lo anecdótico de los testimonios de sus colaboradores y de alguna entrevista que se le realizó, el recurso de la voz en off que simula ser la de Diana, con su chispa y comentarios picantes, nos transporta a otro mundo, a su mundo.

El espectador puede reaccionar de distintas maneras frente a las opiniones y los valores de la editora, pero hasta el más cínico de todos tiene que admitir que es inspirador el motor e instinto creativo que era Diana Vreeland.

 

3. Iris (2014)

tumblr_nocko3bzh01rchkzlo2_500

Siguiendo con el patrón “documentales de mujeres influyentes de la moda” (un filtro que podríamos sugerirle a Netflix, por qué no), tenemos a la adorable Iris Apfel. Sí, la misma que inspiró el Brindis Fashionista 2015 de BlogCouture y quien próximamente va a sacar su propia línea de ropa en Macy’sAnna Wintour, Grace Coddington y Diana Vreeland nos pueden inspirar con sus ojos analíticos y energías creativas, pero Iris lo hace con algo que está más a nuestro alcance: ver nuestra identidad visual, nuestra imagen, como una forma de expresarnos más allá de tendencias y estilos. ¿Quién es Iris? Originalmente fue una reconocida diseñadora de interiores y empresaria, hasta que en un momento, ya a una edad mayor, se convirtió en un fashion icon gracias a su estilo maximalista. Pero ella no es ninguna excéntrica; su inteligencia se percibe en cada una de sus intervenciones. Y si bien Iris reflexiona sobre la manera en que se viste, no teoriza mucho en el asunto: se viste así porque ve el mundo así, y eso también lo podemos observar en la estrafalaria decoración de su casa. “Creo que fue una famosa fanática de la moda la que dijo que lo mejor era vestirse. Le importaba un comino ir a la fiesta o estar en la fiesta. Se trataba de vestirse para la fiesta. Y en eso hay más verdad y poesía”, comenta en un momento mientras se pone su tapado.

Pero al documental le falta foco y profundidad. Se aborda a Iris desde una perspectiva un poco superficial, registrando sus actividades en un breve período de tiempo y obviando varias décadas de su vida. Parecería ser que el principal interés es ilustrar lo activa que se mantiene, y por momentos sentimos que simplemente nos están invitando a salir de compras con ella. Por eso, si te gustaría chusmear algunos de los tesoros de Apfel y cómo hace la magia de unir prendas y accesorios extravagantes, entonces quizás Iris te entretenga. Pero para quienes queremos conocer quién es la que está detrás de esos enormes lentes, quizás no tanto.

 

4. Advanced Style (2014)

Foto: Belelu
Foto: Belelu

Para finalizar el apartado de “mujeres mayores con un estilo pintoresco“, en Netflix está Advanced Style, inspirado en las señoras que fotografía Ari Cohen en su blog del mismo nombre. Lo que hace el documental es dar a conocer a las retratadas más fabulosas del blog, mujeres mayores de 50 años con estilos muy particulares, que no necesariamente son atractivos pero que reflejan la actitud y confianza que ellas fueron ganando con los años y la experiencia. ¿Qué tipo de looks podemos ver en estas señoras? Hay de todo: sombreros tipo texanos decorados con brillos y mega pestañas postizas y pelirrojas son solo dos ejemplos.

Algo en común que tienen todas ellas, además de su franja etaria, es que toman su estilo muy en serio, quizás demasiado en serio. Pero Advanced Style no se centra únicamente en el aspecto estético de las protagonistas (como quizás sucede con Iris), sino también en sus amores, dolores, miedos y enseñanzas, que revelan ante la cámara con vulnerabilidad pero también con sabiduría. Y eso es lo que más cautiva del documental: humaniza a mujeres que serían comúnmente vistas como unas excéntricas ancianas, para retratarlas como señoras hermosas y llenas de espíritu. Advanced Style hace más que abrirnos las puertas a sus vidas; a través de la ropa, nos invita a ver la vejez con ojos más optimistas y a entender que la moda, a pesar de estar comunicada para los más jóvenes, es divertida a toda edad.

 

5. Jeremy Scott: The People’s Designer (2015)

tumblr_nqfgj3QGY81qzbagvo1_540

Pero si lo que más les interesa es conocer a quienes están detrás de los diseños, en Netflix se puede ver el recorrido profesional de Jeremy Scott y echar un vistazo a su nueva etapa como director creativo de Moschino. Jeremy Scott: The People’s Designer es un collage de entrevistas a él y a sus colaboradores, videos de archivo y un seguimiento de la preparación de Scott para su primer (y controversial) desfile con Moschino. Todos estos recursos se unen para reflejar el camino rocoso que viene atravesando para llegar a donde está hoy en día.

Los testimonios de su familia y las imágenes de archivo exponen el camino personal y profesional de Scott, desde una infancia marcada por el acoso de sus compañeros, pasando por su lucha como estudiante de diseño, hasta el momento en que creó su propia línea. Con las entrevistas a sus amigos famosos (como Miley Cyrus o Katy Perry) se busca mostrar, por asociación, el estilo de personas que apoyan su visión. En definitiva, si bien el título incluye “The People’s Designer”, no todos usarían un diseño de Jeremy Scott. Finalmente, podemos acceder a la cocina de su primer desfile como director creativo de Moschino, un behind the scenes que revela el duro trabajo detrás de cada detalle y coloca al diseñador en el papel del underdog, para que hinchemos por él cuando tenga que enfrentar las duras críticas de los columnistas de moda.

Y si hay algo que evidencia el documental es la complicada relación entre Scott y el ambiente en el que se desarrolla, siempre situándolo en el papel del genio malentendido que en realidad sabemos que no es. Puede que a muchos no les gusten sus prendas o el sentido del humor detrás de estas, pero al menos Jeremy Scott: The People’s Designer puede interesarle a actuales y futuros diseñadores al demostrar la tenacidad que hay que tener para poder vivir de una pasión.

 

6. The True Cost (2015)

Foto: While You Were Sleeping
Foto: While You Were Sleeping

Como afirmábamos al principio, la moda es más que las personas que la diseñan o la visten; también es las que la confeccionan. A pesar de caer en nuestra selección de documentales sobre moda, The True Cost trata sobre el camino que estamos siguiendo como especie humana. Todos tendrían que verlo, incluso quienes no tienen ningún interés por la ropa que se ponen, porque no nos habla como consumidores sino como humanos. Como afirma su director, Andrew Morgan, al comienzo: “Esta es una historia sobre ropa. Sobre la ropa que vestimos, la gente que hace esta ropa y el impacto que está teniendo en nuestro mundo. Es una historia sobre avaricia y miedo, poder y pobreza. Es compleja porque se extiende a lo largo y ancho del mundo. Pero también es sencilla, revelando cuán conectados estamos a los muchos corazones y manos detrás de nuestra ropa. Entré en esta historia sin tener ninguna experiencia en moda, comenzando con solo unas pocas preguntas sencillas. Lo que he descubierto ha cambiado para siempre cómo pienso sobre la ropa que visto, y mi esperanza es que a usted le suceda lo mismo”.

The True Cost resume y exhibe la compleja cadena de producción detrás de gran parte de la industria de la moda (sobre todo la asociada al fast fashionque, como muchas otras industrias, poco le importan las condiciones de su materia prima o mano de obra. Una industria asociada a la explotación, que repercute negativamente en la vida de millones de personas y animales, así como en la del planeta en el que vivimos. Durante 92 minutos se nos expone a un montón de información de suma importancia, libre de amarillismos. Es imposible no reflexionar luego de ver The True Cost, es una forma natural de procesarlo. Y son varias las preguntas que puede disparar, tanto sobre nuestra conciencia como consumidores como nuestra conciencia como humanos. Pero sobre todo hay una que deberíamos hacernos todos y que busca responder el documental: ¿quién paga el precio de la ropa barata?

¿Vieron estas películas? ¿Alguna otra que nos quieran recomendar?