Algunos sueñan todo el año con que llegue enero para ir corriendo a la costa. Otros preferimos – o no, simplemente a veces toca- alejarnos de las playas superpobladas y disfrutar de una Montevideo descongestionada, soleada y hermosa. Si algún amigo tiene piscina, mejor. Es una linda época para ser turistas en nuestra propia ciudad: los días son más largos y por lo general el trabajo está más tranquilo.

Sin embargo las propuestas suelen escasear, porque el foco de la mayoría está puesto en aprovechar la temporada en los balnearios (y no los culpo, debe de ser mucho más provechoso). Por eso, les ofrecemos una lista de actividades para hacer en estos días.

1. Ir a la feria – En verano es un poco más fácil madrugar, porque no nos da tanta pereza levantarnos de la cama. Es un buen momento para ir a alguna feria que tengamos en el barrio para comprar frutas y verduras de estación. También algún queso o mermelada casera. Si no les convence ir a la feria, una buena opción es ir al MAM que está fresquito y tiene estacionamiento. Con las compras recién hechas es el momento perfecto para hacer tremendo desayuno.

Foto: Mauricio Pizard para maM.

2. Salir a andar en bici- Lo peor de andar en bici por Montevideo es el tránsito y, por suerte, en enero se descomprime un poco. Es un gran momento para disfrutar de las calles -casi- vacías. Les recomiendo evitar la Rambla: es mucho más fácil esquivar autos en la calle que gente corriendo en la vereda.

3. Almorzar en Sinergia Design o Sinergia Food Spot (WTC) – Para sobrevivir al verano montevideano, es vital estar en un lugar con sombra y aire al mediodía. Ese es el momento ideal para visitar Sinergia Design (Cordón) y Sinergia Food Spot (Buceo). Las dos locaciones tienen una excelente oferta gastronómica, ya sea para un almuerzo liviano o para cometer una indulgencia calórica. En Design están Montevideo Beer Company, Iammi, La Despensa y Café Nómade. En Food Spot están Futuro Refuerzos, Crêpas, Café Nómade y Montevideo Beer Company. Luego de comer se pueden recorrer las tiendas que hay en los dos espacios, sobre todo Design, que tiene varias tiendas de moda, decoración y mobiliario. También se pueden visitar a la hora de la cena.

Sinergia Design abre de jueves a sábados de 12:30 a 21 hs y domingos de 11 a 19 hs. Sinergia Food Spot abre a partir del lunes 15, lunes a viernes de 8 a 20hs. 

https://www.instagram.com/p/Bd0MMhGBFs4/?taken-by=sinergiadesign

4. Visitar museos – Cuando nos vamos de viaje pasamos de museo en museo, pero son pocos los que conocen la oferta de su propia ciudad. Mis recomendados son el Museo Romántico y el Museo de Artes Decorativas (ambos en la Ciudad Vieja, te hacen sentir como que estás en un cuento de hadas), las casas de Rivera y Lavalleja (deliciosa combinación de la historia pura y dura con el estilo de vida de época) y el Museo Nacional de Artes Visuales (en el Parque Rodó, tiene una excelente selección de arte nacional y bastante rotación de piezas).

5. Recorrer el Parque Rodó – Sí, ya sé que no es para nada original, pero lo visité el otro día y les puedo asegurar que está más lindo que nunca. Además, tiene una de las mejores puestas de sol de la capital. También pueden aprovechar a subirse algún juego para recuperar la adrenalina que el fin de año nos quitó.

6. Ir al cine – Apenas empiezan los días de sol hay una presión tremenda por “aprovechar el día” haciendo actividades al aire libre. A mí me encanta ir al cine. No solo para escaparle a las olas de calor, sino porque estos meses son los previos a las entregas de premios y se estrenan películas buenísimas. Este jueves, por ejemplo, debuta en cartelera The Disaster Artist, candidata a llevarse varios galardones. El Cine Universitario tiene opciones inetresantísimas, curadas y es bastante más barato.

7. Disfrutar de un buen trago – Las noches de calor se prestan para un rico trago, por ejemplo un Gin tonic, un Cynar Julep o Wine Cask Spritz Cranberry. Una buena opción es armar una picada contundente en casa, pero a veces hay ganas de salir. Lamentablemente, pocos bares contemplan a los que se quedan en Montevideo. Sin embargo, descubrí que Baker’s, uno de los mejores, está abierto en verano así que es una gran opción. Además enfrente está Escaramuza con horario extendido hasta las 23:00, como para ir recorrer los pasillos llenos de libros, pasar a cenar en el patio precioso que tienen y luego cruzar a tomar un trago.

¿Se les ocurre algún plan mejor?