Estamos en la época dorada de las series: hay muchísimas -¿demasiadas?- y muy buenas. Pero esa abundancia a veces nos juega en contra y es difícil mantenerse al tanto de cuáles son las novedades y ni hablar del momento de elegir una para empezar a ver. Por eso hicimos esta lista con lo mejor y más comentado de los últimos estrenos. Casi todas son protagonizadas por mujeres, una feliz coincidencia.

She’s gotta have it

Esta nueva versión de la icónica película de Spike Lee que lleva el mismo nombre (1986), no puede ser más actual y relevante para los tiempos que corren. Nola Darling (DeWanda Wise) es una artista plástica que tiene tres relaciones amorosas en paralelo, porque cada uno de los hombres “le da” algo distinto que ella necesita: seguridad, alegría o placer. Nola afirma que no quiere ser propiedad de ningún hombre y por eso sale con los tres, aunque a medida que avanza la serie se va dando cuenta de que eso está muy bien en la teoría pero termina siendo un dolor de cabeza. La serie se desarrolla en New York, específicamente en Brooklyn, y es una suerte de carta de amor a ese barrio. Es una comedia sexy, divertida, moderna y con una excelente banda sonora.

Perfecta para: feministas y fanáticos de New York.

Dónde se ve: en Netflix.

Alias Grace

Después del éxito que fue El cuento de la criada (tanto la serie como la re-edición del libro), Netflix decidió adaptar otra novela de Margaret Atwood, Alias Grace. Esta cuenta la historia -real- de Grace Marks, una sirvienta irlandesa en Canadá, que en 1843 es acusada de asesinar a su patrón. Esta mini serie es brillante y propone varios temas interesantes como lo esquiva que es a veces la verdad, la xenofobia y la misoginia.

Perfecta para: los que les gusta el género true crime o las series de época, los que amaron El cuento de la criada y los feministas.

Dónde: Netflix.

Glow

Ya lo hemos visto en decenas de películas: la industria del cine en Estados Unidos es brutal y para que un actor logre tener éxito, antes tiene que sortear miles de obstáculos. En ese escenario se desarrolla esta serie. Después de varios fracasos Ruth Wilder (Allison Brie) termina en una audición junto a otras “fracasadas”, pero en lugar de ser para una película, es para GLOW (The Gorgeous Ladies of Wrestling) y el director es en realidad un coach está buscando mujeres para montar shows de lucha libre. Una comedia con toques dramáticos, mucho hairspray y spandex.

Perfecto para: feministas, fanáticos de Orange is the new black (son los mismos creadores) y los que sienten nostalgia de los ’80.

Dónde: en Netflix.

Mindhunter

Mindhunter sigue a los agentes del FBI Holden Ford y Bill Tench mientras viajan por los Estados Unidos de la década de los 70 investigando cómo piensan los asesinos seriales, para luego intentar descifrar cuáles son sus patrones de comportamiento. Sí, esta es otra serie de asesinos seriales y el tema parecerá agotado pero claramente no lo está. Lo que es interesante en Mindhunter -y que la diferencia del resto- es el desarrollo de los personajes, cómo interactúan los agentes con el “mundo real” cuando vuelven a casa y la parte histórica de cómo se empezó a desarrollar esa ciencia. Dicen que el trabajo de David Fincher como director es excelente.

Perfecta para: Los que les gustan los policiales.

Dónde: Netflix.

Marvelous Mrs. Maisel

Miriam Maisel cree que lo tiene todo: es bellísima, tiene un marido perfecto, dos hijos y un apartamento soñado en el Upper West Side. Sin embargo, cuando su esposo la deja por una secretaria se da cuenta de que en realidad lo único que le queda es el humor. En medio de una crisis emocional se sube de improvisado a un escenario e ironiza sobre su situación despertando carcajadas entre el público. Así comienza una improvisada carrera en el stand up. Esta serie es de Amy Sherman Palladino, la creadora de Gilmore Girls, y tiene alguno de los elementos que tanto caracterizaban a la de las chicas de Stars Hollow: verborragia implacable y una ciudad de ensueño.

Perfecta para: Los amantes del Stand Up, fans de Gilmore Girls y los que se dieron cuenta de que sí, Mrs. Maisel es Rachel de House of Cards.

Dónde se ve: el primer capítulo está en Youtube y el resto en Amazon Prime.

The Good Place

La premisa de The Good Place es tan absurda como graciosa. Eleanor Shellstrop (Kristen Bell) muere -de una forma muy ridícula- y va a The Good Place (el “lugar bueno”), que es algo así como el cielo: adonde van las personas realmente buenas cuando pasan a mejor vida. El sitio es un barrio hermoso, en el que duplas de almas gemelas conviven en armonía. Sin embargo, Eleanor pronto se da cuenta de que ella no pertenece ahí y termina generando un caos. En lugar de avisar al arquitecto del lugar (Ted Danson), que es algo así como un Dios, decide aprender cómo ser buena y enmendar los errores del pasado para hacerse merecedora de ese espacio. En el proceso lee un montón de libros de ética y filosofía, así que los que aman esa rama del conocimiento, ya saben qué empezar a ver.

Perfecta para: los que les gusta la comedia, la filosofía o el humor absurdo.

Dónde: en Netflix.

Ahora sí, están prontos para una maratón.