La lógica indicaría que, con el verano en pleno apogeo, tendríamos que esperar para disfrutar de hacer un negocio con la ropa. Pero el mercado y enero nos sorprenden ofreciéndonos sales codiciados, sumando este año varias tiendas online con sus tan deseados (¡y peligrosos para nuestras tarjetas de crédito!) descuentos.

Pero antes de comenzar con el frenesí, lo mejor es analizar lo que se ofrece y está en venta, invirtiendo para nuestro vestuario del futuro. Después de todo, hay prendas que seguro vamos a vestir durante todo el año. Por eso, desde BlogCouture ofrecemos algunos consejos para aprovechar al máximo estas compras y, sobre todo, invertir inteligentemente nuestro dinero:

1. Optar por prendas amigables para toda estación.

Últimamente el tiempo está loco: o sufrimos de calor o experimentamos lluvias y días frescos. No tenemos que dejar que la temperatura se nos suba a la cabeza y a la billetera, lo mejor es invertir en prendas de atemporales. Con esto no nos referimos a las colecciones de transición o de entretiempo, sino en optar por prendas básicas e infaltables en nuestro placard durante todo el añoJeans, sweaters, buzos, camisas, zapatos cerrados, camisas de denim y ropa interior son algunos ejemplos.

Después de todo, un par de vaqueros de Black & Liberty los podremos usar todo el año (sobre todo en colores clásicos como el jean claro, jean oscuro y negro). Los sweaters y buzos son la prendas ideales para la transición de temporadas, cuando refresca mucho al caer el sol. También están las camisas (sobre todo las blancas, ¡que adoramos!), tan diversas e ideales para salir o ir a trabajar. Y si hay algo para sacar provecho en los sales, son los zapatos que se pueden usar todo el año para muy diversas ocasiones y actividades, como los de Mamut. ¿Quién no quiere tener de manera permanente un par de Mamut en su ropero?

Jeans Black&Liberty, Lemon y Mes&Sage.
Jeans Black & Liberty, Lemon y Mes & Sage
Camisas y chaqueta de jean Black& Liberty,
Camisas y chaqueta de jean Black & Liberty
Blusa Lemon y Camisa Daniel Cassin.
Blusa Lemon y Camisa Daniel Cassin
Buzo Mes&Sage y Sweaters Daniel Cassin y Lemon
Buzo Mes & Sage y Sweaters Daniel Cassin y Lemon

2. Comprar pensando en la Primavera/Verano que viene.

La clave es ir observando las tendencias que anuncian los sitios de moda europeos y americanos para su próxima Spring/Summer 2014. Diversos portales de moda van adelantando cortes, colores y prendas infaltables para la temporada cálida. Pero también se puede usar el instinto, inspirarse en nuestro estilo personal e invertir en piezas que nos enamoran y cuyo amor presentimos que durará por varios veranos más. Sucede, ¿verdad?

3. No prestar atención a las tendencias pasajeras.

¿Esas prendas que de repente todas tienen y nos sentimos obligadas de tener para no “quedar atrás”? ¡Un rotundo NO! Luego de haberlas usado un par de veces va a ser aburrido tener lo que tiene todo el mundo. Hay que evitar caer en los comportamientos de fashion victim de comprar prendas que el año que viene con suerte las usaremos para ir a la playa. Ojo, no es lo mismo tendencia que tendencia pasajera. Las camisas de jean y chaquetas de cuero fueron y continúan siendo tendencia, pero hay otras trends (sobre todo tratándose de colores, estampas y cortes) que son específicas de cada año, presentándose como LA novedad.

4. Adelantarse para una ocasión especial

Con todas las actividades que tenemos a las mujeres siempre nos pasa que llega el día de una fiesta y resolvimos el peinado pero todavía no tenemos el vestido. Por eso está bueno pensar de cara a una celebración que tengamos cercana en meses (no necesariamente si es en junio o julio que de seguro el frío nos va a nublar todo tipo de decisión orientada a la moda). Algún LBD, uno de corte Jackie Kennedy o con estampas sobrias y colores neutros serán nuestros aliados. ¡Y lista para la fiesta!

Fotos: Styleismo
Fotos: Styleismo
Fotos: Styleismo
Fotos: Styleismo
Zapatos Mamut
Zapatos Mamut

 5. Invertir en piezas de lujo.

Con “de lujo” queremos decir prendas cuyo precio habitualmente está fuera de nuestro alcance. Carteras y zapatos de cuero, así como accesorios atemporales, son otras de las categorías a invertir. Muchas veces a lo largo del año no podemos costearlos porque no son estrictamente necesarios, ¡pero los queremos tanto! Por eso está bueno darse un gusto y poder acceder a estas piezas, ya sean un buen par de zapatos (como los botines que se pueden usar a lo largo del año o unos buenos tacos), la cartera que hace que un jogging se vea elegante o las caravanas y collares que hacen todo un statement en nuestro look.

6. Analizar el cómo comprar en los descuentos.

Con las compras online, nos ahorramos el tiempo de ir, hacer la fila para pagar e incluso tener que sufrir daños colaterales con alguna pelea típica de descuentos (a lo Alexander Wang). Por eso es genial recurrir a las tiendas online de las marcas (pueden visitar nuestros posts sobre tiendas de e-commerce uruguayas, parte 1 y 2), que tienen una detallada descripción del modelo y guías de talle. Dicho esto, tenés que tener bien en claro tus talles y medidas, nada que no puedas hacer en tu casa.

BONUS: Recordá siempre ser una lady comprando. ¡Felices descuentos!