Soy una mujer adulta, independiente… y mientras que escribo esto tengo un pompón rosado colgándome de la oreja. Es que desde que vi unas caravanas de pompón en un video de la fashionista y actriz Tavi Gevinson, se convirtieron en un objeto de deseo y apenas las vi en una tienda me las compré. No me arrepiento.

A primera vista pueden parecer tontas, ridículas o demasiado kawaii para funcionar en el Occidente. Pero no se apresuren en juzgar, porque estas pelotitas se van a adueñar de su corazón. En primer lugar, la cadena que llega hasta nuestra mandíbula -o más- genera la ilusión de un cuello más largo. Y, por otro lado, es el toque perfecto para lucir diferente y divertida.

A hot shot magazine lady trying to have it all in the big apple!!!! Behind the scenes of #boyproblems @petrafcollins @carlyraejepsen 💖

Una publicación compartida de Tavi Gevinson (@tavitulle) el

Para mí, combinados con algo muy girly son la receta para el desastre porque parece un outfit digno de Elle Woods en Legalmente Rubia -ojo, no está mal si es lo que buscan-. La gran clave para llevarlos con estilo, es el contraste. Con un look negro bien sobrio quedan geniales porque le dan un giro divertido, o con una remera de algodón y un blazer. Otra buena idea es tomar nota de lo que vimos en las últimas semanas de la moda y jugarnos por los mismatched earrings poniéndonos un solo pompón.

La actriz Saoirse Ronan con un modelo combinado. Foto: Stylewatch.
Foto: Pinterest.
Foto: Honestly WTF.

De cualquier manera, si los lucimos con confianza y seguridad, van con cualquier prenda 🙃.

Dónde comprarlos:

Olímpica – $990

Plata y acero quirúrgico.

ASOS – US$ 13

Elizabeth and James – US$175

Bañado en oro.

ban.do – $75

Forever 21 – US$ 3.90

Etsy – US$11

Amazon – US$ 18.72