La fascinación por el estilo francés no es novedad. Cuando en la década de 1950 Brigitte Bardot saltó a la fama, se convirtió en un icono de sensualidad, inocencia y nonchalance. Unos años después, Jane Birkin no solo conquistaba a Gainsbourg: pese a ser británica, se transformó en una de las principales embajadoras del estilo francés. Desde hace décadas las mujeres queremos captar un poco del aire tan despreocupado como sensual que las francesas parecían exudar.

Ese modo de vida relajado, irreverente y chic volvió a despertar interés hace unos años y justamente para capitalizar este hype -¿o para potenciarlo?- en 2011 se publicó La Parisienne, el libro de Inès de la Fressange, con consejos que van desde desde lo práctico de cómo hacer un fondo armario hasta la importancia de la simplicidad. Unos años después, ya en la era de Instagram instalada, llegó Cómo ser parisina estés donde estés de Caroline de Maigret, Anne Berest, Audrey Diwan y Sophie Mas.

En 2017 la obsesión francesa continúa, pero esta vez un poco más alejado de París y con aires más mediterráneos. Las carteras en forma de canastas, boinas, vestidos cruzados, estampado de lunares, zapatos de cuero tejido (con una estética similar al mimbre), bolsos de paja, carteras de macramé y lentes cat eye muy retro: todo lo que sea boho francés es tendencia. Hoy el aspiracional es la mujer de los 70 vacacionando en el sur de Francia, no la parisina moderna.

https://www.instagram.com/p/BVsL1OzAubW/?taken-by=miistashoes

https://www.instagram.com/p/BVdQ66VF67O/?taken-by=double3xposure

Berto top

A post shared by ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ S T A U D (@staud.clothing) on

Las blogueras que se han subido a este tren son varias: Camille Charrière, Louise Follain o Anne-Laure Mais, entre otras. Pero ninguna lo logra como Jeanne Damas para representar el estilo de la parisina de hoy y por eso es nuestra principal musa a la hora de tratar de entender esta nueva ola de encanto francés. Para ella el outfit clave es una blusa con un buen par de cropped jeans y sandalias de taco, et voilà!

Desde Couture tenemos otra modelo favorita que representa esta estética a la perfección: la uruguaya Katha Kaminski, a la que sin duda la vida parisina le sienta muy bien. Katha es gran fan de los blazers, los lentes cat eye y los vestidos de estampado gingham, a rayas o floreado, que le quedan como pintados.

https://www.instagram.com/p/BVzWhPVDjHw/?taken-by=jeannedamas

https://www.instagram.com/p/BUNSftxleET/?taken-by=kathakaminski

Las marcas

Pero más allá de combinar las prendas de tal o cual forma, de la dieta -o la ausencia de ella-, los tips de maquillaje y cuál es la esencia es de ser parisina (¿leer un libro para procesar ese lifestyle?), el mercado demanda algo más digerido: qué me tengo que poner para parecer francesa y dónde lo compro. Varias marcas entendieron esto y crearon colecciones dignas de estar en el placard de Jane Birkin.

Y más allá si podemos o no comprarnos algo de esta marcas, son dignas de seguir como inspiración.

1. Sezane

Fue la primera tienda exclusivamente online de Francia, fundada por Morgane Sézalory y desde su lanzamiento las colecciones se agotan al poco tiempo. Tiene una estética muy mediterránea que con sus fotos inmediatamente te teletransporta a algún pueblito costero. Y ya les hablamos de sus instagrameables t-shirts en Cooper Black.

https://www.instagram.com/p/BU_n4Z1gxI2/?taken-by=sezane

2. Rouje

Ah si, Jeanne Damas no se conformó con ser una de las it girls parisinas del momento y fue lo suficientemente hábil como para monetizar su increíble estilo (que seguimos a través del Instagram y del tumblr) en una marca.

https://www.instagram.com/p/BUuexLIFgC1/?taken-by=rouje

3. Reformation

No es una marca que se venda a sí misma como de estilo francés, pero sin duda al ver las colecciones notamos esa vibra boho sexy que tanto caracteriza a las mujeres de ese país.

For that wedding shower weekend brunch thing you have to go to.

A post shared by Reformation (@reformation) on

4. Staud

Sarah Staudinger podrá ser de Los Ángeles pero cuando creó Staud Clothing fusionó el estilo de las angelinas con un poco de aire francés y dio como resultado una de las marcas it del momento. Si Leandra Medine y Alexa Chung ya cayeron rendidas ante ella, ¿cómo vamos a resistirnos nosotras?

Sahara dress and Moreau bucket bag

A post shared by ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ S T A U D (@staud.clothing) on

5. Sandro Paris

Évelyne Chétrite creció en Marruecos y luego se mudó a París para más tarde abrir Sandro con su marido. Las colecciones, que combinan lo femenino con cortes más de menswear, tienen algo de la esencia de las dos culturas moviéndose entre los trajes de ciudad y las blusas de campiña.

Suit up. Sandro Look 13. Discover the summer pre collection in our bio. #SandroParis #Paris #Fashion #Inspiration

A post shared by sandro paris officiel (@sandroparis) on

Y si estas les resultan caras (puede pasar) les pasamos el pique de estas que son más accesibles cortesía de nuestra lectora Loli Casal: Marie Sixtine, Les petits hauts, American Vintage, Cotélac, Chemins Blancs, Le Montt Saint Michel y Monoprix.

Ahora, a comprar ese vuelo al Mediterráneo.