Foto de tapa: Camila Coelho.

La semana pasada Kim Kardashian contó que Kanye West, su marido, le mandó un mail diciéndole que dejara de usar lentes grandes, porque los chicos estaban de moda. Además, le adjuntó imágenes de varios modelos que le gustaban. La medida puede sonar un poco fuerte, pero Kanye la tiene clara. Los lentes chicos, característicos de los 90, son los que están haciendo furor y las celebridades los aman.

Iconos de los noventas con los afamados lentes de sol.
Kim Kardashian terminó haciéndole caso a su marido.

Quiénes los pusieron de moda

No es una sorpresa ver el retorno de un accesorio de la década de los 90, como viene sucediendo con desde hace unas temporadas –las riñoneras fueron las últimas en hacer su regreso-. En el caso de los mini lentes la principal responsable es Balenciaga, que los presentó en su colección de Otoño 2017. Luego otras maisons también validaron esta tendencia, como Prada, Miu Miu y MSGM. Cualquiera de estas tres marcas son la epítome de lo cool, así que seguro este accesorio volvió para quedarse.

Balenciaga Fall 2017. Foto: Elle.
MSGM Fall 2018. Foto: Vogue.
Prada Fall 2018. Foto: Buró 247.
Miu Miu Fall 2018. Foto: Buró 247.

Por otro lado, las marcas más pequeñas e independientes como Les SpecsGeorge Keburia, Roberi and Fraud y Andy Wolf lo llevaron al mainstream, de la mano de celebridades e instagrammers amigas, claro. Ahora ya llegaron al fast fashion y pronto va a ser imposible eludirlos.

Rihanna luciendo un par de Andy Wolf.
Bella Hadid con sus Roberi & Fraud.
Solange con un par de George Keburia.
Gigi Hadid con un par de Adam Selman x Les Specs.
Foto: Camila Coelho.

Cómo usarlos

Vamos a ser sinceros, los lentes pequeños no nos enamoran particularmente por su gran capacidad de cubrir el sol, sino que es algo más bien estético. A la moda poco le importa la practicidad. Por eso, no es necesario intentar disimular el hecho de que no nos interesa el sol. El secreto es usarlos un poco abajo, sobre el tabique. Además esto es garantía para sentirse lo más cool del mundo. O una abuela. Es cuestión de actitud.

Millie Bobby Brown ya ha probado ser un ícono de estilo.
Foto: Shanina Shaik.
Foto: Dana Hourani.
Foto: Kendall Jenner.

Dónde comprarlos

La belleza de este tipo de lentes es que no hay que salir corriendo a desembolsar grandes sumas de dinero para hacerse de un par, sino que basta con revisar el placard de mamá o recorrer Tristán Narvaja. Los second hands, sobre todo los especializados en vintage, a veces tienen una linda selección. Yo recomiendo los de Nómada, que tiene una linda curaduría. Otro buen pique es ir a ópticas viejas, que por lo general tienen estos tesoros a buen precio.