Como cada año, la publicación inglesa The Business of Fashion dio a conocer la lista de las 500 personalidades más influyentes de la industria de la moda. La novedad es que América Latina se destaca como una de las regiones que ha desarrollado más poder e influencia en la industria a escala global. La gala de premiación, que se realizó en New York el pasado 9 de septiembre, fue la ocasión para celebrar a los elegidos y para presentar la revista impresa de este año, cuya tapa estuvo dedicada a Selena Gomez, Adwoa Aboah, Lily-Rose Depp y Kris Wu, miembros representativos de la Generación Z.

Imran Amed en la gala de BoF 500 2017. Foto: @imranamed

The Business of Fashion es un sitio online, fundado en 2007 por Imran Amed, un escritor canadiense experto en moda y en emprendimientos digitales, que analiza el avance de este sector y su proceso de transformación. Además, ofrece contenido de interés para emprendedores y ejecutivos porque se dedica a analizar el recorrido de la industria de la moda, detectar comportamientos y prever impactos y tendencias. También brinda información educativa y de negocios, y cada año selecciona a las 500 personalidades más influyentes de la industria a nivel mundial, celebrándolo con su característica gala y una publicación exclusiva.

Laura Kim y Fernando García, directores creativos de Oscar de la Renta. Foto: WWD

En el sitio podemos encontrar el Salón de la Fama, en donde están los influencers más destacados de la historia, como Carolina Herrera, Valentino e Iris Apfel, y los 500 elegidos de cada año a partir de 2013, cuando comenzó a realizarse este ranking. Año a año se suman nuevas personalidades, especialmente jóvenes pertenecientes a la generación Y (también conocidos como millennials) o generación Z, que van un paso adelante en la relación entre moda, tecnología y redes sociales.

Edgardo Osorio y Clauda Schiffer anunciando la colaboración de la ex modelo para Aquazzura. Foto: @aquazzura

Este año se ha dado un fenómeno especial, y es que ha crecido notablemente la influencia de personalidades provenientes de América Latina, como las supermodelos Joan Smalls (Puerto Rico) y Lineisy Montero (República Dominicana), la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst y los directores creativos de Oscar de la Renta, Laura Kim y Fernando García (República Dominicana). Otros latinos han reafirmado su lugar al volver a ser incluidos en esta prestigiosa lista, como la modelo argentina Mica Argañaraz, y los diseñadores colombianos Haider Ackermann y Edgardo Osorio, creativo de Aquazzura.

Lineisy Montero en la tapa de Vogue México, edición septiembre 2017. Foto: @lineisymontero

De los países latinoamericanos, el más influyente de 2017 es Brasil, con nueve personalidades en la lista. Además de ejecutivos de empresas que generan millones de dólares de ganancias, encontramos a la diseñadora de carteras Paula Cademartori, que ha conquistado un lugar inamovible en Estados Unidos. Esta diseñadora, que se formó en el departamento de accesorios de Versace, ideó las originales carteras que hoy son un básico indispensable en los registros del street style, y que todas las editoras de moda llevan con orgullo durante los fashion weeks.

Uno de los bolsos statement de la última colección de Paula Cademartori. Foto: @paulacademartori

Además, este año se sumó la blogger de moda Camila Coutinho, que con su sitio Garotas Estúpidas ha alcanzado más de 2 millones de seguidores en sus redes sociales, convirtiéndose en la más influyente de su país.

Por su parte, Argentina ha incorporado dos nuevas personalidades a su lista. Se trata del empresario Francisco de Narváez, co-fundador de la marca Rapsodia, que gracias a sus inversiones se está expandiendo a gran escala por Europa y Estados Unidos. También encontramos a Graciano Guichard González, el argentino que se consolidó como director del retailer mexicano Liverpool.  El empresario acaba de anunciar que invertirá US$ 320 millones para incorporar nuevas tiendas de la marca en América Latina.

Los argentinos que repiten un lugar en esta selecta lista son la modelo Mica Argañaraz, musa de Miuccia Prada y Karl Lagerfeld; Rodrigo Bazan, ejecutivo de la firma Thom Browne y ex presidente de Alexander Wang; y Marcelo Burlon, diseñador de la marca que lleva su nombre, afincada y reconocida en Milán.

Mica Argañaraz en la tapa de Vogue Inglaterra, edición Agosto 2017.

Uruguay incorporó este año a su orgullo personal en materia de diseño a gran escala. Se trata de Gabriela Perezutti Hearst, una diseñadora nacida y criada en una antigua dinastía de ganaderos uruguayos que llevó a la metrópolis neoyorquina lo más autóctono del sur de Latinoamérica. Perezutti elabora prendas con lana merino producida en su hacienda de Paysandú, y construyó su imperio a partir del concepto gauchesco o equestrian-chic, como también suelen definirla. Los diseños de su grifa homónima Gabriela Hearst se basan en una relación entre el sentido práctico y el romanticismo femenino, por eso combina abrigos de hombre y faldas campesinas de georgette con la mayor naturalidad. La filosofía de la marca es todo lo opuesto al consumo rápido que rige la moda actual, por eso sus prendas están hechas para durar toda la vida. Ese espíritu es lo que llevó a Gabriela Hearst a lo más alto de la industria mundial, se convirtió en una marca de lujo que hoy se compara con Céline o Hermès, viste a las celebrities más reconocidas de Hollywood y logró ubicarse en la lista de los 500 más influyentes del planeta. Nada mal para una chica de campo del sur profundo.

Gabriela Hearst en su campo en Uruguay. Foto: NY Times

Cualquier girl next door puede comenzar ingenuamente un blog de moda en un barrio desconocido de Brasil y llegar a ser una líder para las chicas de su edad. O ser descubierta en un McDonalds de su ciudad natal y convertirse en una top model reconocida mundialmente. En un universo en el que la igualdad de oportunidades no viene dada, que América Latina escale posiciones y produzca personalidades creativas que marcan la diferencia en una industria altamente competitiva, es un síntoma positivo de la potencialidad de nuestra historia.