El acto de ir a la peluquería se puede encarar de dos formas distintas. Como una cuestión práctica, para teñirnos las raíces, hacernos un peinado o cortarnos las puntas. O podemos tomarlo como una oportunidad para darnos un mimo, relajarnos y aprovechar el tiempo para nosotras. Incluso, podemos dejar el celular, llevarnos un libro y olvidarnos de las preocupaciones durante el tiempo que dura un lavado. Mucho más realizable que una escapada al Este o una tarde de spa, hacernos algo en el cabello es un lujo posible.

Y, en ese sentido, la línea Aura Botánica de Kérastase es perfecta. Los distintos productos están compuestos de un promedio de 98% de ingredientes de origen natural. Su efecto trasciende el cuidado del pelo y es una experiencia sensorial completa. El aroma botánico es sumamente relajante y el Concentré Essentiel, que sirve para tratar al cabello, también puede ser usado para un masaje de aceite.

Foto: Flavio Giusti para Couture.

Por eso invitamos a la modelo Lu Saravia y a la diseñadora de interiores Fio Galli, dos bellezas naturales, para que vivan la experiencia Aura Botánica en el salón de Andrea Maio. Estos productos son perfectos para los cabellos sin tratamientos químicos, que aún se mantienen sanos, a los que lava en profundidad, nutre y deja brillantes. Además está libre de siliconas, sulfatos y parabenos, siendo una gran opción para las que quieren evitar el uso de químicos sin sacrificar el cuidado del cabello.

Lu es madre de dos, Franco y Bianca, así que el momento de spa capilar fue una excelente oportunidad para salir de la rutina y tomarse un momento para ella. Uno de sus principales atributos es el pelo morocho intenso, que con el brillo y la textura liviana que le aportaron los productos de Aura Botánica, quedó más increíble que nunca.

Fio, por otro lado, está en pleno proceso de dejarse las canas para recuperar la “nobleza original” de su cabello y evitar el shock químico que implica teñirse regularmente. Habiendo tomado esa decisión -que increíblemente es casi revolucionaria en 2017- su cabellera se lleva toda la atención y por eso es importante que esté súper sana y brillante.

Foto: Flavio Giusti para Couture.

El ritual Aura Botánica

Cuando Fio y Lu llegaron al salón, lo primero que hizo Andrea fue chequear el estado del cabello con la cámara de diagnóstico capilar. En los dos casos, estaban sanísimos, así que eran candidatas ideales para la gama Aura Botánica realzara belleza natural (aunque si no lo tenés impecable vas a sentir aún más su efecto).

Para comenzar les aplicó el Concentré Essentiel en los largos y medios, dejándolo actuar unos 15 minutos mientras con el mismo aceite masajeaba las manos.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

Luego pasaron a la pileta, donde les aplicaron el Bain Micellaire, que con aceite de argán y de coco, genera una espuma de limpieza profunda que deja al cabello liviano y sin impurezas -a diferencia de otros productos naturales-. Y como en las rutinas tradicionales, la limpieza es seguida por el acondicionador, en este caso por el Soin Fundamental, que aporta el brillo y la sedosidad. Por último, Andrea les aplicó el Essense D’Éclat, una bruma que sirve para texturizar y evitar el frizz.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

Este ritual se puede repetir también en casa, que si bien no es lo mismo que estar en un salón, es una buena opción para mantener los resultados. Toda la línea Aura Botánica está a la venta en los salones Consejeros Kérastase.