A pesar de que generalmente no se ve, la ropa interior tiene el poder de hacer sentirnos sentir cómodas, seguras y hermosas (o de incomodarnos y hacernos pasar mal, en el escenario negativo). Este dato fue lo que tuvo en mente Marianne Leymonie a la hora de crear BAMBA. Quería que los enganches no molesten, que las prendas sean de algodón para que la piel respire y no genere irritación, que el algodón sea orgánico, que los elásticos sean de buena calidad y vayan por dentro así no se marcan con la ropa. Quería que fueran básicos, comodísimos, con un giro distinto. Y así surgió la marca en 2014.

Hoy, viendo la colección -que hasta el 31 de diciembre está disponible en los dos locales de TELMA-, queda claro que cada uno de los detalles están pensados, no solo para las que tienen un cuerpo “promedio” (si es que eso existe) sino para todas. Los talles van del 85 al 100, pero se pueden adaptar a tamaños más grandes si es necesario. En ese sentido, la marca tiene un compromiso con promover la aceptación de distintos cuerpos y, por ejemplo, no usa Photoshop para retocar las imágenes.

Básicos de algodón, con un giro

En un principio el encaje puede deslumbrarnos -es la tela “sexy” por definición- pero con el tiempo vamos conociendo nuestros cuerpos y sabiendo que no hay nada que se compare con el algodón. Al tacto ya nos damos cuenta, no hay nada como la suavidad del algodón, y más aún si es orgánico. Pero, químicamente hablando, es la tela ideal para la ropa interior porque permite que la piel respire y la protege de la humedad. Por eso, los soutienes y las bombachas de la marca están hechos de esta tela.

El calce respeta las formas del cuerpo de la mujer, resaltando las curvas naturales. Por eso mismo, no hay push ups ni fajas. Lo que tenemos, es lo que hay, y se luce de la mejor manera. Sí hay copas preformadas hechas con neopreno -eso las vuelve aptas para la lavadora-, soutienes con aro y bombachas de tiro alto, porque tampoco es cuestión de prescindir de lo estéticamente lindo. Es la ropa interior para los tiempos que corren, en los que no buscamos deslumbrar a nadie salvo a nosotras mismas.

Además de estas prendas, BAMBA tiene una línea de indumentaria con bodies, remeras, vestidos y pantalones donde la que vuelve a reinar la comodidad -y son perfectos para yoga-.

Swimwear Verano 2018

Foto: Bamba.

Además de la ropa interior, un clásico de BAMBA son las mallas y los bikinis -pero por sobre todo las mallas, desde antes que estuvieran de moda-. La idea es que sean atemporales, que el calce sea perfecto y que puedan usarse tanto para la playa como para salir a la calle con un jean. Para el verano 2018 está la infaltable negra, la blanca combinada y luego hay dos estampas creadas por Zelmar Borrás, de Atolón de Mororoa. “Brasilia” (azul y roja) está inspirado en las veredas de Copacabana -hechas por el artista y naturalista Burle Marx- y “Mezcalina” (blanco y negro) tiene aires psicodélicos.

En cuanto a los bikinis, la premisa, una vez más, es la comodidad. Cada una elige la pieza que más le guste -se venden por separado- en función de cuánto quiera mostrar. Puede ir desde un top de triángulos con tiras finas y un bottom pequeño, hasta el top cerrado y la parte de abajo tiro alto o unos shorts cortos. Hay un modelo perfecto para cada complexión. Por ejemplo, el mismo bikini viene en triángulos para las que tienen poco busto, y con breteles más anchos para las que tienen mucho. Todos los modelos están hechos de poliamida reciclada de la mejor calidad y tienen protección UV + 50.

Foto: BAMBA

El recorrido de Marianne

Como tantas diseñadoras, Marianne incursionó en el mundo de la moda de la mano de su bisabuela, que daba clases de alta costura en la casa. Con ella aprendió a tejer cuando tenía 4 años. Más adelante, cuando le tocó el momento de decidir qué hacer optó por administración, pero el trabajo creativo la seguía llamando así que empezó un curso de diseño. Después de trabajar en una trading terminó en una fábrica uruguaya de ropa interior, donde aprendió algunos de los secretos que hoy hacen de BAMBA una marca única a nivel local.

Marianne Leymonie.

Dónde la encuentran: en TELMA (Carrasco y Punta Carretas) hasta el 31 de diciembre y luego en Araliz (Shoppings Punta Carretas, Costa Urbana y Las Piedras).