No hay muchas afirmaciones nuevas que se puedan hacer sobre los incordios del embarazo. Ahora que las zonas oscuras de un rol idealizado tienen luz verde para salir de su agujero negro, hablamos con libertad de las dolencias físicas y emocionales que nos toman por asalto durante las nueve lunas.

La ropa es una de ellas, porque el cuerpo cambia a niveles considerables y una se siente como en un impasse con sus proporciones habituales y, por ende, con las prendas que solía usar. Las fotos de nuestras madres embarazadas las retratan con, valga la redundancia, “ropa de embarazada”: enteritos pinzados, túnicas enormes y pantalones con elástico de dudoso estilo. Afortunadamente, el armario de la mujer embarazada actual se piensa para trascender el estado de gravidez.

En esta transformación, las blogueras de moda tienen un papel fundamental. Por esa razón elegimos a nuestras favoritas, las que representan diversos conceptos y de las que podemos copiar ideas para sentirnos mejor con la imagen que devuelve el espejo.

Leandra Medine/@leandramcohen

Con 31 años, la desopilante periodista de moda responsable del sitio Man Repeller ha logrado posicionarse como referencia a nivel internacional. Con un estilo que pivotea entre la excentricidad y el maximalismo, ha derribado las barreras que asocian la moda a la frivolidad, logrando contenidos con humor, sarcasmo e inteligencia. Hace pocos meses anunció su embarazo de manera poco convencional, con brutal honestidad sobre las pérdidas que sufrió anteriormente y sobre los vaivenes emocionales a los que estuvo sometida. Ahora acaban de nacer sus mellizas, y durante la espera no dudó en hablar sobre sus miedos y sobre episodios “embarazosos” como haber corrido al hospital creyendo que tenía una pérdida cuando solo era pis (sororidad, camarada. Estuvimos ahí).

Según sus propias palabras, el doble embarazo ha convertido su impulso de excentricidad en un estilo más minimalista porque no encontraba qué ponerse. Tanto no le creemos, porque tiene una figura privilegiada (aunque las imágenes que comparió en sus redes sociales sobre la hinchazón de sus piernas son realmente increíbles) y porque se reconoce como compradora compulsiva.

Tiene un máster en accesorios: aunque se ponga una calza negra con una remera rayada, las pulseras, lentes, bolsos, gorritos, collares y anillos que usa transforman el atuendo en algo nuevo. Y esa es una de las estrategias que aprendimos con Leandra: que al tener opciones limitadas de vestuario, podemos accesorizarnos para sentirnos más “put together”, como dice ella. Con el frío de Nueva York, Leandra alternaba entre un pantalón sastrero y un par de calzas gris topo, a las que le sumaba sweaters, camisetas de manga larga y tapados. También sumó vestidos de telas elásticas con abrigos sueltos por encima, zapatos con taco kitten y zapatillas. Semanas atrás hizo un experimento denominado How pregnancy changes my style, in 30 mirror selfies. La galería de fotos que incluye las 30 mirror selfies es una gran fuente de inspiración.

Nuestros favoritos del experimento fotográfico de Leandra. Fuente: Man Repeller

Marianne Theodorsen/@marianne_theodorsen

La bloguera noruega que dio sus primeros pasos con el blog Style Devil da lecciones de originalidad. Si buscan imágenes de su estilo en Internet, la encontrarán luciendo el pelo de todos los colores del espectro del arco iris: rosa, verde, naranja, amarillo neón y plateado, entre los más alocados. Su colección de tatuajes es un accesorio permanente, que refleja el estilo punk rocker que rompe con el cliché de que las mamás solo usan remeras y jeans. Amante del mix&match, de las zapatillas y de la combinación de colores, esta noruega suma algunas ideas para vestir “el bombo”, como le decimos en Argentina. Una falda lápiz de tela elástica por encima de la panza con una camisa pre embarazo, donde podamos mezclar estampados distintos pero en la misma paleta. Otra idea que suma es el jean con jean: un pantalón boyfriend y una campera de jean, con una remera o camisa que cubra la panza. En mi humilde experiencia, que incluye tres embarazos en distintas épocas climáticas, el jean boyfriend es una gran solución. Nunca compré pantalones de embarazada con la cintura bien alta, pero varias amigas me confirmaron que les han salvado el embarazo. Marianne tuvo a su bebé hace poco tiempo, y en sus redes sociales registra la recuperación del cuerpo y la reutilización de las prendas que usaba estando embarazada.

El estilo punk de la bloguera nórdica para lucir el embarazo. Fuente: Pinterest

Veronika Heilbrunner/@veronikaheilbrunner

La editora de moda alemana es una favorita de los fotógrafos de street style. Si tuviéramos que definir su estilo en una palabra sería “comodidad”. Las zapatillas son su caballito de batalla y las usa con vestidos románticos de Valentino o Erdem o faldas amplias. Desde que está embarazada, ese estilo descontracturado le ha permitido no tener que variar demasiado su forma de vestir. Sigue usando los mismos vestidos con camperas infladas o bomber, pantimedias y borceguíes o zapatillas.

Del estilo de Heilbrunner podemos adoptar algunas ideas. La primera es la resignificación de los vestidos de verano en épocas de baja temperatura. Ya sea una vestido negro de tela stretch por debajo de la rodilla o un maxivestido con corte princesa, si sumamos un buen par de pantimedias de embarazo (cubren la panza entera, te hacen sentir contenida, son económicas y se venden en todos lados), un cardigan abierto o una campera, y el calzado que resulte más cómodo para el trimestre que estemos atravesando.  

El estilo de la alemana mezcla lo cómodo y lo romántico. Fuente: Pinterest

Pandora Sykes/@pandorasykes

La estilosa Pandora es periodista de moda freelance en Inglaterra y anunció su embarazo tarde, cuando ya era indisimulable. Su espíritu British se refleja en los atuendos que usa, que respetan el código de la feminidad a rajatabla. El trench es su prenda fetiche, y la usa como último abrigo aún en los días soleados (valiosísimo consejo que acá replicamos en el embarazo y después también). Los detalles son importantes para Pandora: una camisa blanca está muy bien, pero el toque final lo dan los aros y el maquillaje, o una boina y un peinado diferente. En colaboración con Man Repeller, hizo una producción de fotos sobre ideas de outfits de fiesta para embarazadas. Porque hay días, como dice Pandora, en los que necesitás sentirte linda (ya que no podés tomar alcohol…). Las propuestas incluyen una falda elástica (yo compré una negra en Zara en mi último embarazo y todavía la uso) con una blusa y un blazer; un vestido cruzado de terciopelo que hace gala de nuestros atributos (si el pecho les crece mucho, una musculosa que disimule el escote v por debajo); un vestido estilo kimono con leggins debajo (esta idea quizás no la adoptamos cuando no tenemos panza pero para el embarazo es salvadora. Las leggins pueden ser de símil cuero para una salida nocturna).

Las propuestas elegantes de Pandora Sykes. Fuente: Man Repeller

Para más inspiración, siempre tendremos Pinterest. Y algunas páginas internacionales como Nine in the mirror o Prêt à pregnant, que le dan al estilo de la mujer embarazada un espacio primordial. ¿Ustedes cómo resolvieron el armario durante el embarazo?