Resulta interesante ver cómo el Club de Libros Couture, este experimento que decidimos lanzar en abril, se viene convirtiendo en un espacio de intercambio riquísimo, donde literatura y sensaciones personales se entrelazan colectivamente para pensarnos y pensar nuestro mundo.

En esa línea, no podíamos ignorar uno de los fenómenos literarios que viene sacudiendo a la escena cultural feminista de Buenos Aires desde su lanzamiento en abril de este año: El fin del amor. Querer y coger (editoral Ariel) de Tamara Tenenbaum. El libro, recomendado por doquier por prensa y referentes, va por su tercera edición, agotando cada vez. A Uruguay viene llegando de a poco, pero no nos aguantamos las ganas de incluirlo en la edición de julio del #ClubdeLibrosCouture y de invitarla a ella a reflexionar de primera mano.

Tamara es casi una antropóloga social que, por sus orígenes en una comunidad judía ortodoxa de Buenos Aires, se integró “tarde” a la sociedad laica contemporánea. Este factor, más su licenciatura en Filosofía y su evidente inteligencia, hace que su libro tenga un carácter casi epifánico. Así que, con la presencia de Tamara por primera vez en Uruguay con este libro, les presentamos:

Foto: Alejandro Guyot. Cortesía Planeta

Todo esto que nos pasa

por Pía Supervielle

Por estos días alguien en alguna ciudad del Río de la Plata leerá las siguientes líneas: “En el siglo XXI nuestras ambiciones son intrépidas. No nos alcanza con casarnos con una persona buena, un tipo que traiga el pan a la mesa; tampoco con una relación que de afuera se vea correcta y puertas adentro nos haga sentir miserables. Queremos vínculos igualitarios y honestos, y estamos ansiosas por tratar de entender qué significa eso. También queremos enamorarnos, queremos coger y queremos que nos quieran; queremos estabilidad y queremos adrenalina, el bote salvavidas y el oleaje, todo al mismo tiempo. Pero, ¿se puede tener todo eso? ¿O es una receta para la frustración? ¿Es honesto este anhelo o es pura aspiracionalidad, puro deseo de completud? ¿Soy tarada si lo persigo? ¿Soy cínica si la abandono?”.

Luego hará una pausa y finalmente pensará que ahí —en ese puñado de frases, tan simples, tan precisas— está la síntesis de horas de charlas catárticas entre copas y madrugadas, de años de pensamientos desordenados e imposibles de verbalizar.

Tamara Tenenbaum —argentina, 30 años, licenciada en Filosofía, escritora, periodista— tiene ese don, sabe cómo poner en palabras todo eso que nos pasa.

Lo hace, desde hace rato, en las páginas de La Nación, también en el sitio La Agenda; lo hizo en su libro de poemas Reconocimiento de terreno, donde escribió versos como este: “Él llega tarde/ casi todas las noches/ y yo no quiero/ ser una chica/ que espera/a su hombre/ en su cama/en camisón”. Y ahora lo vuelve a hacer en El fin del amor. Querer y coger, su primer libro de ensayos donde recorre con precisión de cirujana este extenso y intrincado universo de los vínculos sexo-afectivos.

En El fin del amor está todo (o casi todo) lo que ocupa buena parte de la conversación de las mujeres de veintitantos y treintaytantos. Están Happn y Tinder. También el poliamor y la monogamia. Están los hijos y la decisión de no tenerlos; el sexo deseado y el consentimiento; la belleza, los espejos, Instagram y el impiadoso paso del tiempo. Están muchas de las batallas que le ganamos al mandato y también están las que seguimos perdiendo. Y en el medio —casi como un bálsamo que le da respiro a la piel curtida— están las teorías esenciales de Virginie Despentes, Eva Illouz y Lina Meruane que se mezclan con la voz Tamara que elige, con mucha sabiduría, contarlo todo en primera persona.

Entre tanto barullo y tanta incertidumbre, El fin del amor llega a tiempo, justo a tiempo. Démosle las gracias.

El encuentro con Tamara será el 27 de julio de 17 a 19 hs en Escaramuza. Las inscripciones están abiertas en la web de la librería.