Entramos en la recta final. Las elecciones marcan el calendario. Resistimos la locura de la agenda cada vez más cargada con el simple acto de leer. Ordesa de Manuel Vilas gestó otro encuentro transformador en el Club de Libros Couture. Por cierto, un gran libro para encarar en verano y dejar permear sobre nuestros deseos de cambio para el año que comienza.

Para contrarrestar, este octubre el tono se aliviana aunque desborde sabiduría pop. Con gran alegría anunciamos algo que venimos planeando desde hace un tiempo pero que hace escasos días se confirmó: leeremos Sólo te quiero como amigo, la tercera novela de Dani Umpi, editada por primera vez en 2006 por Interzona, y reeditada en 2019 por la también argentina Blatt & Ríos. Lo mejor de todo: contaremos con la ilustre presencia del propio Dani.

Como músico, compositor y artista plástico es altamente destacado. Incluso como DJ es de los más divertidos. Pero de todas las facetas artísticas del hombre renacentista contemporáneo que es Dani Umpi (Tacuarembó, 1974), la de escritor es mi preferida. Me deslumbran su análisis certero, su mirada fresca, sus descripciones llenas de detalles que de tan particulares se vuelven universales. Sus críticas de arte en Pimba! bajo el seudónimo Adriana Broadway me encantaban y sus columnas mensuales en Freeway eran las más esperadas. Sin embargo, nada me preparó para el encuentro con su prosa, y ese primer encuentro fue con Sólo te quiero como amigo.

El libro comienza con el fin de una relación. El narrador (cuyo nombre desconocemos) es un hombre gay en sus tempranos treintas que nos va llevando por su vida montevideana circa 2004, con foco en sus relaciones amorosas como reflejo de deseos, miedos, neurosis e identidad. Hay escenas que sacan sonrisas y hasta carcajadas, y otras en que la angustia es palpable, aunque siempre aliviada por un impulso vital y pop. Hay descripciones que atraviesan a quienes transitamos esas mismas coordenadas de tiempo y espacio (“El ambiente es muy sushi, muy mínimal careta, muy ‘sí pero no’, muy ‘quiero y no puedo’, muy ‘dejemos este trabajo de mierda y pongamos un boliche cool”); pero que no serán ajenas a las nuevas generaciones, salvando los avances tecnológicos de la última década y media. Latinchat será Tinder -o Grindr- pero la lógica es la misma. Ya no necesitaremos copiar los CDs del novio que se marcha, pero quizá sí reclamemos su contraseña de Spotify.

Con personajes geniales como Vilmack, la ex suegra, o Inessa, la hermana taxidermista, Sólo te quiero como amigo nos conquista de principio a fin, incluyendo la revelación final en boca de la diva argentina Gaby Bex en plena noche de desenfreno en un boliche gay montevideano. Tras esta reedición de la genial novela por parte de Blatt & Ríos se encuentra la intención de presentar a los nuevos seguidores de Dani Umpi, que son muchos, especialmente en Argentina, la faceta de Dani escritor. 

Esta intención también es la nuestra, por eso les esperamos el sábado 19 de octubre de 17 a 19 hs en Escaramuza, con la presencia de Dani Umpi. Por inscripciones y más información, clickear aquí.