Foto: Unsplash

Que en la Argentina se come solo carne ya es un mito. Y aunque cueste imaginarse una Buenos Aires sin el olor a asado de una obra en construcción, el veganismo y el vegetarianismo avanzan con opciones que tientan a más de un defensor de la milanesa con puré.

Hice un tour por la ciudad para encontrar restaurantes cruelty free (vegetarianos o veganos) que puedan tener a mano para cada ocasión. Orgullosamente puedo decirles que si se les antoja una pizza o ensalada, un plato gourmet, algo dulce o incluso un asado en esta bella ciudad van a poder darse el gusto con mucho seitán, vegetales orgánicos, leche de coco y un poco de chimichurri.

Roll in Luí

Uno no se encuentra siempre de paso por Chacarita, pero incluso vale la pena tomarse un colectivo -o dos- para probar los célebres falafels, rolls y mega ensaladas de Roll in Luí. El local es chiquito y pintoresco. El menú está escrito en la pizarra y entre los rolls encontrás opciones como Bruce Lui con rúcula, brie, champiñones, aceitunas y tomates secos o Green Lui con verduras grilladas, humus, palta y escabeche de berenjenas. Las ensaladas se pueden armar a medida con ricas mélanges para sazonar, también hay hamburguesas y aguas naturales con refill, todo a precio amigo.

Dónde: Jorge Newbery 3674, Chacarita.

Casa Munay

Tienda, almacén, restó, todo en uno. Casa Munay es un espacio vegetariano y orgánico de donde te podés ir con la panza llena y una lectura de tus cartas de tarot. Entre los platos destacados del menú encontramos el Quinoa Tai (un salteado de quinoa con almendras, cilantro, cebolla colorada, leche de coco, menta y jalapeño) y unos canelones rellenos de calabaza, cebolla caramelizada y queso con crema de hongos dignos de Pinterest. Para la merienda hay cheesecake raw de avellanas, pancakes, chipá y tostados con hummus y vegetales grillados que se pueden acompañar con jugos y licuados naturales o un café con leche de coco o almendras.

Dónde: Scalabrini Ortiz 2018, Palermo.

Las delicias de Alicia

No se trata de un restó convencional, pero vale la pena tenerlo en cuenta. Las delicias de Alicia abre sus puertas una vez por mes en una casona de San Telmo. Alicia es una joven británica que llegó a la Argentina para hacer un voluntariado y decidió quedarse a brindar sus propios talleres de nutrición para chicos en las villas. Les enseña qué comer para estar sanos, a cocinar, a cultivar. Y para mantener los talleres, recaudan fondos con estas cenas esporádicas que son 100% vegetarianas, orgánicas y se sirven en una mesa comunitaria con mucho encanto. El menú varía según la ocasión pero la última vez incluía: bruschettas con cóctel, una entrada con sopa de remolacha y ensalada de manzanas asadas, como plato principal un tajín marroquí de lentejas, morrón y berenjena y de postre un crumble de pera con helado de jengibre. Todo por $420. Pueden reservar su lugar para la próxima cena a través de sus redes sociales, les prometo que no se van a arrepentir.

Dónde: Perú 1699, San Telmo.

https://www.instagram.com/p/Bk7zOFihx3T/?taken-by=deliciasdealiciaba

 

La reverde

Es una parrillita bien porteña, de esas chiquitas con carteles fileteados y sillas de madera. Pero acá en lugar de aplaudir al asador, se pide un aplauso para el que inventó el seitán. Si estás con ganas de comer un clásico choripán con criolla, un sanguche de bondiola o un bife con papas fritas, en La reverde te podés dar el gusto cruelty-free. Las porciones son abundantes y se puede acompañar con una cerveza fría. Si vienen a la City por primera vez, les recomiendo pedir una empanada frita de entrada y una parrillada para compartir y probar un poquito de todo.

Dónde: Montevideo 40, San Nicolás.

https://www.instagram.com/p/BhHWg9ql7iS/?hl=es-la&taken-by=lareverdebsas

Green Factory

Green Factory es la meca de la comida rápida vegana que hace que no extrañemos tanto comer un combo con conito de postre. Tienen hamburguesas de todo tipo, con medallón a elección entre soja orgánica y lentejas, también churrasquitos de seitán y chori vegetal. La mozzarella y el cheddar son veganos, la mayonesa es vegetal y el bacon es en realidad remolacha frita ahumada. Si no se te antoja un combo con papas y agua saborizada, podés optar por una ensalada, un roll o pasar directo al postre y pedir un brownie o un helado vegano.

Si bien no tienen delivery, tienen take away y si sumamos un Glovo o un Rappi, es básicamente lo mismo.

Dónde: Sanabria 4509, Devoto y Mitre 1024, Adrogué.

https://www.instagram.com/p/BmGUPdGgUbR/?taken-by=greenfactoryargentina

 

Bio

Bio es un restaurante orgánico que lleva 16 años en Buenos Aires y adapta su menú estación tras estación mientras su chef, Alejandra Pais, se enfoca en no desperdiciar alimentos. Cuentan con opciones raw y veggies como un volcán de harina de maíz con queso brie y chutney de tomates secos o un tiramisú raw de almendras, café, cacao y mascarpone de castañas de cajú. El plato principal más tentador -y nunca pensé que diría esto de una ensalada- es la ensalada de la Tierra con vegetales y champiñones asados en aceite de coco con almendras, semillas de zapallo, sésamo, brotes baby y requesón de cabra con chucrut. ¿Un dato extra? Brindan cursos de cocina bio y vegan con frecuencia.

Dónde: Hulmboldt 2192, Palermo.

Pizza Vegana

“Sabor a lo que hace bien” es el slogan de Pizza Vegana, ¡y es cierto! Además de no tener derivados animales en sus productos, sus comidas s son libres de gluten. Así que si querés una pizza liviana y vegana, solo tenés que agarrar el teléfono y esperarla en tu casa. Mi go-to es la pizza de la india: tiene queso vegano, berenjenas grilladas con morrones rojos y verdes, cebollas y curry, salsa de tomate casera, semillas de sésamo y alioli de albahaca. Todos los gustos de pizza pueden pedirse en versión canastita (que sería una empanada abierta) o en versión fainá (con masa de garbanzos en lugar de harina de arroz).

Dónde: Cuentan con locales en Urquiza, Recoleta, Caballito, Núñez y más.

https://www.instagram.com/p/BcQgvz1A51d/?taken-by=pizzavegana

Hierba Buena

¿Se te hace agua la boca si pensás en unos ñoquis de palta, ricota y lima con leche de coco y almendras tostadas? ¿Y en un risotto con berenjenas ahumadas, salvia, espinaca, cebolla deshidratada y queso brie? En Hierba Buena hay opciones veggies y veganas, sencillas y gourmet, todo en un espacio verde y cálido por partes iguales. Porque la comida no lo es todo, también que tienen una de las cartas de jugos más variadas de la ciudad con diez tipos de limonadas y más de 25 brebajes energizantes, veganos o detox (si a veces me cuesta decidir si tomar agua o coca, ¡imagínense en esta situación!).

Justo al lado del restó, se encuentra el market-bakery donde, entre otras cosas, ofrecen unos muffins, croissants y panes ideales para la hora del mate.

Dónde: Av. Caseros 454, San Telmo.

Sparaw

Sparaw es orgánico, raw, ecológico: todos los alimentos con los que trabajan son cosechados en su propia huerta sin agroquímicos, sus envases de vidrio son retornables y sus desperdicios plásticos (hechos de fibras de caña y maíz) se convierten en compost. Ellos proponen un plan detox que consiste en un ayuno de uno a tres días tomando sus seis jugos pensados especialmente para reactivar y purificar el organismo. Además, ofrecen viandas frescas con ensaladas, sopas, pizza essenia, postres y absolutamente todo se puede comprar online.

Dónde: La Pampa 2049, Belgrano y Juncal 1840, Recoleta.

https://www.instagram.com/p/BmOPHcZgPZN/?taken-by=sparawjuicefactory

Buenos Aires Verde

Buenos Aires Verde es un clásico que acaba de renovarse con la reapertura de su local palermitano que es ahora también un almacén. Dentro del almacén se pueden encontrar desde snacks o vinos orgánicos hasta productos cosméticos orgánicos y dentro del menú: polenta cremosa, lasaña raw, risotto de quinoa a la calabaza, rolls, tacos raw y un sinfín de combinaciones de sabor y color que destacan por su justo toque de especias y varían de acuerdo a la estación.

Dónde: Gorriti 5657, Palermo y en Vidal 2226, Belgrano.

https://www.instagram.com/p/Bmdj6AGA-Z3/?taken-by=buenosairesverde

 

¿Ya probaste las delicias de alguno de estos lugares? ¡Contanos cuál es tu favorito!