Se acerca una vez más la época de casamientos, y aunque a algunas nos encante ver qué proponen las últimas pasarelas de alta costura y ready to wear, muchas veces nos da pereza hacer una investigación desfile por desfile sobre cuáles son las tendencias para invitadas en esta temporada.

Son muchos los diseñadores, los looks y las propuestas, por eso les ahorramos tiempo y les pasamos una lista de las tendencias más importantes, así cuando llegue el momento de conseguir vestido, sea sólo asegurarse de que les quede diez puntos (y ya se vendrá un post de dónde comprarlos).

1. Monocromo

El mismo color de pies a cabeza (¡sí, incluyendo los zapatos!) es tendencia hace tiempo y esta temporada la apuesta se redobla con los colores primarios como novedad. Azul, rojo y amarillo son el color que más resalta en casi todas las colecciones, aunque no nos olvidemos de los tan queridos tonos pastel para la primavera: celeste, nude y blanco. ¿La novedad para las más osadas?  El dorado. Aunque asociemos este color directamente a la estatuilla de los premios Oscar, con un lindo –y sano, por favor- bronceado en verano, no hay duda de que van a ser una invitada estrella.

Alberta Ferreti/Alexis Mabille SS17. Fotos: Vogue.
Hugo Boss/Jean Paul Gaultier SS17. Fotos: Vogue.
Maison Rabih Kayrouz/Rodarte SS17. Foto: Vogue.
Elie Saab/Versace. Foto: Vogue.

2. El fucsia como acento

Siguiendo en el rubro colores, el universalmente femenino rosado viene en su versión más shocking: el fucsia. En destellos, no monocromo, pero muy presente al fin.

Schiaparelli SS17. Foto: Vogue.

3. Estampado floral

El monocromo para todo el look no aplica solamente para los colores plenos, sino que también para las estampas florales. La primavera en su máximo esplendor, desde los tocados hasta las sandalias estampadas.

Rodarte/Jean Paul Gaultier.
Proenza Schouler SS18.

4. Caderas voluminosas

Para aquellas pocas que pueden darse el lujo de aumentar el volumen de sus caderas, esta tendencia es ideal además de osada.

Zuhair Murad/ Chanel
Armani Privé/Victor & Rolf.

5. Hombros con ¡mucho! volumen

Puede parecer exagerado en pasarela, pero no pasen por alto el hecho de que la cintura, en proporción, se verá mucho más fina. Usando telas más livianas se puede hacer uso de esta tendencia sin parecer venida de la década de los ’80.

Rodarte/Vika Gazinska
Chanel/ Alexandre Mabille.

6. Mangas “obispo”

Si son de las que tienen hombros y la tendencia anterior las aterró, también pisa muy fuerte la versión inversa: las mangas “obispo”. El volumen está dado bien cerca de las muñecas y para que la manga larga no nos mate de calor en el verano, podemos recurrir a las telas transparentes y livianas.

Dior SS17.
Monique Lhullier/Dior.

7. Hombros al descubierto

El off-shoulder ya lo vimos en camisas de popelín el verano pasado, pero queda tan favorecedor que nos encanta poder abusar un poquito más de esta tendencia.

Elie Saab/Valentino

8. Un hombro

En todas sus versiones: una tira, hombros voluminosos, manga larga o corta, el escote asimétrico simplemente es tendencia.

Dior/Alexandre Vauthier

9. Hombros triangulares

La forma de triángulo natural de nuestro cuerpo se acentúa más con hombros casi puntiagudos que aunque son un tanto futurísticos, podemos adaptarlos de forma discreta y así equilibrar –disimuladamente- nuestras caderas anchas.

Jean Paul Gaultier/Alberta Ferreti
Armani Privé/Jean Paul Gaultier.

10. Escote en V profundo

Este clásico lo guardamos para las menos tímidas. La novedad son las cintas al cuello, que distraen un poco la atención del busto y también las fajas o cintos a la cintura que la acentúan aún más.

Chanel/Valentino.
Dior/Elie Saab.

11. Cuello alto y cuello con volantes

Pudimos ver las versiones más exageradas y las más discretas, pero sin dudas, los cuellos altos están a la orden del día.

Viktor & Rolf/Monique Lhullier.
Valentino/ Alexis Mabille.

12. Vestido strapless

Llevaba años sin aparecer, pero tímidamente volvió a casi todas las colecciones y honestamente, ¡nos encanta! No será lo más práctico a nivel logísitca, pero la moda no incomoda, ¿no?

Schiaparelli/Dior
Monique Lhullier/Armani Privé.

13. Capa larga

Ideal para los eventos de primavera y sus noches de rocío heladas, las capas hasta los tobillos vienen a salvarnos. Se anudan al cuello o simplemente tienen escote a la base. Los géneros más usados son el tul y la organza, o telas un poco más pesadas pero en colores claros y veraniegos.

Elie Saab/Valentino
Monique Lhullier/Schiaparelli.

14. Capa –corta- en capas

Sí, así lo leyeron: capas, capas y más capas. Esta pieza (más decorativa que otra cosa), se utiliza por encima de los vestidos de fiesta, y se caracteriza por estar decorada tanto por volantes –que incrementan el volumen de hombros y busto- como por tener bordados o apliques.

Elie Saab/Armani Privé
Rodarte/Dior

15. Microvolantes

No se dejen engañar por su tamaño, pues aunque sean pequeños con el volumen que generan terminan siendo los protagonistas del look. Los vemos aplicados principalmente en faldas (que aumentan el dramatismo), pero también en chaquetas y mangas.

Dior/Chanel
Monique Lhullier/ Proenza Schouler

16. Sobrefaldas

Quizás la más innovadora de todas las tipologías (o al menos la más osada), son las faldas sobre faldas o sobre pantalones. Es una tendencia diferente que nos encantaría probar incluso para un look más cotidiano.

Chanel
Alexandra Vauthier/ Elie Saab

17. Layering de tul y organza

Nada más romántico que el tul y la organza, y si son en colores pastel, más aún, aunque las versiones negras nos parecen geniales para dar una vuelta de tuerca más edgy.

Valentino/Alexandre Mabille
Dior/Vandervost

Y ahora que ya estamos preparadas… ¡qué comience la fiesta!