A principio de año comenzó a correr el rumor en la escuela (Gato Dumas) de que vendría una “feria gastronómica” a Montevideo. “Si, se llama Degusto, búsquenla en Facebook.” Fue a fines de abril, el día no ayudaba; estaba frío y ventoso. Sin embargo, la feria estaba llena, llenísima de gente y en muchos casos, los restaurantes se quedaron sin comida antes de tiempo. Lejos de tomarlo como una queja para mí fue una muestra más de que en Montevideo se está gestando un mercado gastronómico competitivo a nivel global. Existe la feria Smogasburg en Brooklyn (y ahora también en LA); Mistura en Lima; Masticar en Buenos Aires; y Degusto en Montevideo, que este 1 y 2 de diciembre tendrá su última edición del año.

El anterior, que tuvo lugar el primaveral fin de semana del 29 y 30 de octubre, se vivió como una fiesta ciudadana. Según contaron Lucía Fynn y Florencia Lecueder, dos de las creadoras de la feria, “pasaron alrededor de 15 mil personas durante el fin de semana y se vendieron alrededor de 30 mil platos de comida. Todos esos miles de platos salieron de los más de 75 puestos entre cocineros, foodtrucks, mercados y bodegas”. Además hubo una zona para niños, 8 bandas y solistas en vivo, 4 clases de cocina para adultos y 2 para los más pequeños; no había excusas, las actividades incluían a todos.

degustodetail4
Clase de cocina (foto cortesía Degusto)

“Había familias, grupos de amigos, mascotas. Gente que fue en bici, caminando, y comieron sentados en el pasto a la sombra de los árboles.” Con los días que hizo, la experiencia fue inmejorable.

degustodetail3
A pleno (foto cortesía Degusto)

Como comensal y como cocinera, creo que los proyectos como Degusto son un boost para la creatividad y un empuje a ser mejor. Hoy ya no importa si sos el mítico Café Misterio (¡lo amamos!) o si recién estás empezando: tus platos deben estar impecables desde los ingredientes, el styling (sí, el food styling existe y es lo que usan las revistas para que nos desesperemos de ganas de comer la comida de sus páginas), su sabor y la fotografía. ¿Qué más lindo que ver fotos de nuestros platos dando vueltas por Instagram o Twitter? Hoy los platos, además de ricos y correctos, tienen que ser bellos, como esta tostada hermosa de Futuro Refuerzos.

degustodetail7
Café Misterio diciendo presente con fuerza (foto cortesía Degusto)
degustodetail6
¡Hermosa! (foto cortesía Degusto)

Además, el público se preocupa e interesa por saber de qué está hecho lo que come. Que si tiene lactosa o huevo, si es vegano, vegetariano o lleva grasas trans, si tiene colorantes artificiales, si es orgánico o si la levadura es tal o cual; sin dudas todo esto nos obliga a mutar, movernos y crecer para ofrecer más y mejor variedad de platos. Son pequeñas revoluciones que deberíamos apreciar y subirnos como si nuestra vida (gastronómica) dependiera de ello.

The Rolling Beat: uno de los precursores

“Toda mi vida he viajado y comido en las veredas, en los parques, en la playa. La mitad de las veces que voy a otro país, como en la calle. Es totalmente distinto, más allá de lo económico”, cuenta apasionado el chef Santiago Garat, creador del foodtruck The Rolling Beat. Cuando él comenzó con su restaurante con ruedas, en 2013, era el único en la capital. Como la legislación le impedía -y le sigue impidiendo- a los foodtrucks estar en la calle más allá de eventos puntuales, las ferias gastronómicas como Degusto han sido la oportunidad perfecta para acercar esta nueva forma de consumir la comida a la gente.

“Soy una persona que cree que las cosas cambian cuando uno las hace. Yo no puedo estar en un limbo esperando que alguien tome una decisión de algo que no conoce”, asegura. Esta filosofía ha hecho que en tres años los foodtrucks se hayan multiplicado e instalado como una opción más a la hora de comer, lo que llevó a que la Intendencia se encuentre evaluando un proyecto de ley para modernizar la legislación.

“Yo creo que la gente está ávida de cosas nuevas. Yo no impongo nada, esto ya es tendencia a nivel mundial. Nuestro trabajo de hormiga hace que la gente que toma decisiones nos empiece a ver con buenos ojos. Ya saben que cada vez que hay un evento con foodtrucks son miles de personas las que se acercan y son colas interminables de personas que no quieren comer panchos y chorizos”, sentencia.

La hamburguesa de cordero de The Rolling Beat. Foto: cortesía The Rolling Beat.
La hamburguesa de cordero de The Rolling Beat 😍. Foto: cortesía The Rolling Beat.
¡Miren lo que es ese Ramen! Foto: The Rolling Beat.
¡Miren lo que es ese ramen! Foto: The Rolling Beat.

Con tan solo escribir este post nos morimos de ganas de volver a probar las delicias de los puestos de Degusto, y suponemos que ustedes también. ¡Por eso no se pueden perder el jueves 1 y viernes 2 de diciembre de la última edición de 2016, en WTC!

El horario será de 11:00 a 22:00 el jueves y de 11:00 a 16:00 el viernes. La feria tendrá lugar en el estacionamiento de proveedores de WTC Free Zone, Pablo Galarza esq. Pedro Bustamante, y participarán Bike bar, Chelato helados, Crepas, Dominique pastelería, El Galgo, Fellini, Futuro Refuerzos, Glamburguer, El gran pez, Pacharán y Wabi Bowls.