Nuestros adorados de esta semana son:

1. El mágico mundo de Pilar Zeta

Como dijo Agustina González Carman, Instagram es una gran fuente de inspiración, si elegimos bien a quién seguir. Nuestra recomendación es la diseñadora y artista argentina Pilar Zeta. Su cuenta es de esas tan perfectas que cada imagen subida es una joyita que, además, forma parte de un mosaico hermoso en el perfil. Es gran fanática del color -obviamente lo usa muy bien- y tiene gran fascinación por lo espiritual, lo místico y lo psicodélico.

Datos cholulos: es amiga de otra musa de Couture, Miranda Makaroff, hizo la tapa del último disco de Coldplay y además la sigue el creador de Off-White Virgil Abloh.

https://www.instagram.com/p/Bgr2glvhoYj/?taken-by=pilar_zeta

2. De las mallas a la pared

Porque de ser versátil se trata, Loreley Turielle, no solo es la talentosa creadora de Srta. Peel sino que ahora también es artista visual. Hace unos meses empezó a subir sus primeros trabajos de arte abstracto a su cuenta de Instagram y estamos enamoradas.

Sábado. #artwork

A post shared by Loreley Turielle (@loreley_turielle) on

3. Un universo único y distinto

Hace un año Camila G. Jettar lanzó el proyecto Objeto Único Distinto, una tienda de piezas traídas de distintas partes del mundo con su exquisita curaduría, que vendía por Instagram. Luego, pasó al plano físico en la mutimarca T_i_e_n_d_a, comenzó a fabricar en Uruguay y fue creciendo rápidamente. Hoy abre su propio local en Lorenzo Carnelli 1100 esquina Durazno, y además agrega objetos artesanales de Uruguay y Argentina.

https://www.instagram.com/p/BjKK1MJhG2u/?taken-by=oud.objetounicodistinto

4. La influencer que queremos

El año pasado Nadina Fornara escribió en Couture sobre los influencers y se hizo la pregunta “¿Quién nos influencia de verdad? ¿Alguien que nos trata de vender algo todo el tiempo? ¿O quienes nos hacen pensar y conocer nuevas realidades?”. Eso mismo plantea la actriz Jameela Jamil, de la serie The Good Place, con la acción I Weigh. Después de ver un posteo en Instagram sobre el peso de las Kardashian, Jameela subió una selfie enumerando las cosas positivas que “pesan” en su vida. Sus seguidoras empezaron a mandarle sus propias fotos y así inició un movimiento para promover el amor propio que documentó en Instagram. Como le dijo el Tío Ben a Spiderman, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Dear everyone. It’s #mentalhealthawareness week. And while I have in my life, struggled with severe anxiety. Bad role models in magazines and on the television, and thinspiration accounts on the internet also lead me to a severe eating disorder until I was 18, so bad that my period stopped for three years in my teens. This is why I am so volatile when I see triggering things in media, things that would hurt girls who are as vulnerable as I was back then. Please check out my Instagram account @i_weigh which tells society and it’s sickening emphasis on our size and age to go fuck itself, and allows us all to take a minute to remember all the good shit we are and do, and how we make others feel. Join my community and send your pictures to @i_weigh There is enough hate in this world without us having to hate ourselves for no bloody reason too. Lots of love. Jameela x ❤️

A post shared by Jameela Jamil (@jameelajamilofficial) on

5. Manos 50 en el MAPI

En 2018, Manos del Uruguay cumple 50 años, y las celebraciones son requeridas. Además de la campaña de invierno con las cinco musas, vienen de inaugurar Manos 50, la muestra que armaron para compartir con el público algunos de los hitos de esta organización tan querida. Dividida en dos salas de la segunda planta del bello Museo de Arte Precolombina e Indígena (MAPI), por un lado hace un recorrido fotográfico y de piezas icónicas (el buzo de John Lennon y su foto junto a Yoko es inolvidable) y por el otro presenta ruanas intervenidas por diseñadoras, artistas plásticas y marcas cercanas, que incluye una ruana Couture. La muestra va hasta agosto, y vale muchísimo la pena.

#manos50 los descuentos

A post shared by Lucía Benítez (@lubenitezz) on

6. Four stars out of five

Hace unos días los Arctic Monkeys lanzaron su sexto disco, Tranquility Base Hotel & Casino, y fue polémico. Alex Turner dejó la guitarra y se pasó al piano; algunos lo odiaron, algunos lo amaron (estamos en ese bando). Pero, lo que nos fascina es ver la evolución de estilo de la banda, sobre todo del cantante. Quedaron atrás las épocas del pelo casquito y looks desaliñados: pasaron a tener una estética de galanes de los 70 que adoramos.