Terminaba el desfile de DKNY invierno 2016, el segundo del dúo Dao-Yi Chow y Maxwell Osborne (creadores y diseñadores de Public School) como directores creativos de la línea más jóven del imperio Donna Karan, y las modelos desfilaban una detrás de otra con sweaters sobre las prendas con frases que jugaban con las siglas DKNY. Sobre la tela negra, se leía en blanco “Don’t knock New York” o “Designers know nothing yet”, y así todos nos olvidamos del resto de la colección para estar en presencia de lo que seguramente será la prenda más copiada del próximo invierno.

Fotos: Vogue, i-D
Fotos: Vogue, i-D

Terminado el desfile los sweaters seguían circulando gracias a las modelos que los llevaron en la calle, regalo cortesía de la marca claro está. No se trata solo de un lindo gesto de los diseñadores (recordemos que a muchas new faces les pagan con prendas) sino de una genial movida de prensa que otras marcas también han sabido aprovechar. Es que las modelos al final de cuentas son de las personalidades más aspiracionales de la industria: son quienes lucen las prendas antes que nadie, y qué mejor que ellas para también estrenarlas en la calle.

Bill Cunningham sostenía que “el mejor desfile está en las calles” y, aunque su mirada siempre fue más genuina, lo cierto es que hoy las entradas y salidas de los desfiles son casi tan importantes como el desfile en sí. Es el lugar para ver y ser visto, y por supuesto las modelos y las marcas lo saben. La foto de street style es igual o más valiosa que la de la pasarela, y si de comunicación se trata hay que aprovechar cada instancia.

De la pasarela a la calle / Fotos: Getty, Vogue
De la pasarela a la calle / Fotos: Getty, Vogue
Modelos luego del desfile con los sweaters de DKNY / Foto: Le 21 Eme
Modelos luego del desfile con los sweaters de DKNY / Foto: Le 21 Eme
La modelo Maartje Verhoef luego del desfile de DKNY / Foto: Le 21 eme
La modelo Maartje Verhoef luego del desfile de DKNY / Foto: Le 21 eme

Burberry, como siempre, ha sabido manejar esta estrategia a la perfección. Luego del desfile de invierno 2014 las modelos, incluida Cara Delevingne, fueron fotografiadas a la salida usando ponchos de la marca son sus iniciales grabadas. La movida llamó tanto la atención que rápidamente todas las it girls desde Olivia Palermo a Elena Perminova tenían su propia capa personalizada, lo que llevó a Burberry a lanzar el servicio de personalización de las prendas y convirtió a los ponchos de la marca en una de las prendas más vistas (y copiadas) de aquella temporada. Un poco después lo volvieron a hacer, esta vez para el verano y con mochilas personalizadas con las iniciales de cada modelo, las cuales lucieron nuevamente tanto durante el desfile como para los fotógrafos de street style.

Modelos afuera del desfile de Burberry FW 2014 / Foto: Luxos
Modelos afuera del desfile de Burberry FW 2014 / Foto: Luxos
Izquierda: Cara Delevingne desfilando la capa de Burberry personalizada / Derecha: dos modelos luego del desfile / Fotos: Vogue, Julita's Fashion
Izquierda: Cara Delevingne desfilando la capa de Burberry personalizada / Derecha: dos modelos luego del desfile / Fotos: Vogue, Julita’s Fashion

Como vivimos en un mundo digitalizado, la cosa se pone aún más interesante cuando las fotos comienzan a circular por las redes. DKNY comparte constantemente fotos de modelos usando los sweaters en su Instagram recordando que la prenda está disponible en cantidades limitadas en la tienda online: la receta perfecta para crear un objeto de deseo. Será cuestión de meses para comenzar a ver el sweater estampado (con branding oculto) en todas las fotos de street style para hacerlo aún más codiciado.