Después de años de haber terminado la facultad en Uruguay, me mudé a España y volví a estudiar moda. Esto me significó sumergirme en el mundo del diseño madrileño y fueron meses de clases intensos que, sumado a miles de experiencias, me hicieron descubrir marcas de ésas que no dejan de despertar emociones.

Hablo de marcas que buscan destacar por su personalidad y propuesta única y que además, se adhieren a la tan latente tendencia de la producción consciente.

Papiroga

Papiroga es una marca de accesorios que nació en Madrid en 2011 bajo la dirección de Estefanía de Oliveira, Leire Urzaiz y Daniel Coma-Cros. Leire y Estefanía diseñaban para una empresa de moda que vendía al por mayor y un buen día decidieron emprender este proyecto juntas.

Su filosofía se basa en abandonar las reglas para empezar a vestir como de verdad nos sentimos y así lo expresa su claim: “How do you want to feel today?”. Si cada día es único entonces, ¿por qué nos vestimos siempre igual?

Foto: Papiroga

Sus colecciones constan de caravanas, broches y collares coloridos que son diseñados con el fin de cambiar el estado de ánimo de quien los usa. Predominan las formas geométricas con tendencia al minimalismo, ya que sostienen que “todo debe ser contado de la manera más sencilla posible”.

Una característica fundamental es el trabajo artesanal que implica que cada pieza sea hecha con amor y sin prisa. Sus diseños son muy exclusivos, tan es así que confiesan que cuando un artículo se empieza a vender mucho ellos dejan de producirlo. La idea es que los accesorios de Papiroga marquen una diferencia y entonces si todo el mundo los llevara perdería la gracia.

Una línea de sus productos es hecha en España y otra en India, siempre en talleres que trabajan en impecables condiciones.

Foto: Madrid Diferente

Papiroga está presente en varias tiendas multimarca en España y tiendas en Rusia, Corea y Japón.

Zubi

En 2012 las hermanas Mercedes y Elena Zubizarreta comenzaron a hacer bolsos de mano con estampas de fotografías de viajes que habían realizado. Empezó como un hobbie, eran bolsos para ellas mismas o para regalar a sus amigas, pero fue tal la aceptación que rápidamente se vieron abandonando sus trabajos y dedicándose 100% a la firma que denominaron Zubi.

Foto: Connecting Lab

Todas las fotografías de los bolsos son tomadas por ellas. Se pueden apreciar paisajes de varias ciudades españolas y destinos como Cuba, Croacia, Argentina, Madeira y Los Ángeles. Son productos diseñados para una mujer moderna que es muy activa y precisa de un bolso especial para acompañarla día a día.

Si bien los primeros modelos eran bolsos de mano, hoy en día abarcan diferentes tipologías como: con asas, totes y de viaje. Son fabricados en lona de algodón y piel de vacuno y es con mucho orgullo que resaltan que todo se imprime y confecciona a mano en Madrid.

Foto: Zubi Design
Foto: Max en la Luna

Estos bolsos que rebosan personalidad son elegidos por muchas fashionistas como Gala González y Eugenia Silva.

La marca amplía su propuesta ofreciendo pañuelos de seda estampados y artículos de decoración como almohadones, posters e individuales.

Con tan sólo cinco años de vida, además de tener un fuerte mercado español, han logrado llegar a países como Japón, Estados Unidos, Corea del Sur, Hong Kong y nueve mercados europeos.

Julieta Álvarez

La marca de la diseñadora Julieta Álvarez empezó como un pequeño proyecto y fue tomando forma gracias al amor que pone a su trabajo. Sus primeros productos fueron móviles decorativos hechos en cerámica y allí se dio cuenta que perfectamente podía trasladar la idea a colgantes y collares para armar sus propias colecciones de joyería.

Foto: Julieta Álvarez
Foto: MDBY

Trabaja en cerámica mediante procesos lentos que requieren de cierta paciencia. Justamente este ritmo de trabajo es lo que hace que cada pieza sea diseñada al detalle y realizada con tanto cariño. Cabe destacar el valor artesanal de una producción 100% española.

Foto: Madriz
Lourdes Hernández de Russian Red con tocado de Julieta Álvarez. Foto: El Pais

Está presente en mercados como Australia, Japón y Corea, así como también en más de 30 locales multimarca en España.

Cristina Piña

Es una marca de prendas prêt-à-porter,  trabajos a medida y vestidos de novia de producción 100% española.

Los diseños de Cristina Piña son femeninos y delicados y destacan con un espectacular nivel de confección y hechura.

Foto: Cristina Piña

Las colecciones conquistan con inspiraciones ingeniosas. Sin ser algo obvio, se nota que cuentan una historia y esto les concede una identidad especial. A lo largo de su trayectoria se ha inspirado en temas muy variados que van desde cuentos de Dickens hasta Eleanor Holms, la nadadora olímpica neoyorquina de los años 30.

Foto: Cristina Piña

Éstas cuatro marcas venden online, así que no hay trabas si queremos hacernos con uno de sus diseños. Marcas así demuestran que en muchas partes del mundo hay quienes apuestan por el diseño, la producción consciente y lo hecho a mano.