Hoy te presentamos una marca relativamente nueva pero que ya se está expandiendo y pisando fuerte: Shinola.

Esta particular grifa estadounidense produce todo tipo de productos, desde relojes, bicicletas, objetos en cuero y ¡hasta una bebida cola!, llamada Shinola Cola.

Shinola fue fundada en 2010 por Tom Kartsotis, uno de los co-fundadores de Fossil, la marca de indumentaria y accesorios. El nombre Shinola es muy familiar para todo americano, y es que originalmente pertenecía a una popular marca de cera de zapatos. Tan reconocido era el nombre que hay famosos dichos y canciones que lo mencionan. Kartsotis compró el nombre en desuso, probablemente para aportarle la herencia americana que busca representar su negocio.

Foto: Vanity Fair
Foto: Vanity Fair
Foto: Vanity Fair
Foto: Vanity Fair
Foto: Vanity Fair
Foto: Vanity Fair
Foto: Shinola
Foto: Shinola

La compañía, que puede ser ubicada perfectamente dentro de la tendencia cycle chic de la que también hablamos por este estudio, se abre con energía e impulso a la industria estadounidense. Todos los productos son realizados en Detroit, lo que supone una gran ayuda para la ciudad (que se declaró en bancarrota el pasado julio), aportando mano de obra y devolviéndole el orgullo que supo tener Motown, cuando era el centro de la producción automotriz de Estados Unidos.

De hecho, muchos de los trabajadores de Shinola proceden de la industria del automóvil y han seguido una formación en montaje de relojería. Como dicen desde la marca: “Sabemos que no solo hay historia en Detroit, hay un futuro”.

Shinola tiene una tienda en Detroit, Kansas y otra en Tribeca (New York), pero también está presente en prestigiosos distribuidores como Barney’s New York, Neiman Marcus y Steven Alan.

Y hay buenas noticias para los fans europeos de la marca: Shinola se está expandiendo hacia el viejo continente. Los productos americanos ya están disponibles en la espectacular tienda parisina Colette, y en el futuro próximo estarán presentes en el Soho de Londres y en Berlín.

Foto: Shinola
Foto: Shinola
Foto: Shinola
Foto: Shinola
Foto: Fashion Trends Daily
Foto: Fashion Trends Daily
Foto: Shinola
Foto: Shinola
Foto: Shinola
Foto: Shinola

Con su slogan “Where American is Made”, la joven compañía se ha ganado el corazón de los americanos por el empeño en impulsar la industria nacional y devolverle su gloria a la antaño Motor City. Como expresaron desde Shinola: “Durante todo el trayecto, Detroit nunca nos decepcionó. Nos inspiró a intentarlo más duro”.

Shinola también se ha ganado simpatizantes gracias a sus simples pero atractivos diseños de relojes y bicicletas, sus productos más codiciados. Todos ellos son de alta calidad, piezas duraderas y con significado. Los relojes, que combinan tecnología y piezas suizas con mano de obra americana, varían entre US$ 500 y US$ 1.000. Y pronto el universo creativo de Shinola abarcará también el denim y calzado.

¿Qué empresas se les ocurre que podrían tomar el ejemplo?