Texto: Inés Abal*
Fotos: Guillermo Fernández

630a8526
Foto: Guillermo Fernández.

 

012b1278
Foto: Guillermo Fernández.

Kenia es: unión e infinito. Unión entre su gente, animales únicos y salvajes, ecosistemas increíbles. Cada una de estas partes coexisten y se alimentan de una riqueza étnica inmensa y conmovedora.
Kenia es: única, colorida, alegre, versátil. Toda la población es arraigada y fiel a su tribu.

Las mujeres con sus accesorios y atuendos, hacen notorio el lugar a donde pertenecen. El orgullo de donde parten y la seguridad de su andar es digno de admirar y contemplar.

630a8713
Foto: Guillermo Fernández.

 

012b9532
Foto: Guillermo Fernández.

 

012b2935
Foto: Guillermo Fernández.

 

Pienso que cuando uno está así: viajando, aprendiendo, incorporando nuevos horizontes y personas en su vida, la sensibilidad se siente a flor de piel y quiere quedarse con un pedacito de cada lugar por donde transita. Cada día era totalmente diferente al otro. Nada, ni el clima, ni el tránsito, ni la ruta ni el campo, ni el gesto de un niño o la sonrisa de una madre, daba la sensación de que podía repetirse.

 

630a8704
Foto: Guillermo Fernández.

 

630a0454
Foto: Guillermo Fernández.

 

012b8973
Foto: Guillermo Fernández.

 

Admiro de sobremanera a todas aquellas mujeres que vi pasar por la carretera cargando litros y litros de agua sobre sus cabezas, a las madres cargando a sus hijos mientras araban la tierra y la nobleza de la mujer que conocí en toda su plenitud.

Agradezco haber tenido la oportunidad de haber estado ahí, siendo yo y a través del lente de Guillermo Fernández, compañero de ruta y de vida, dejar representado un pedacito de esta historia que cambió mi vida para siempre.

“Mirásemos por donde mirásemos, por todas partes aparecían nutridas manadas de cebras, antílopes, búfalos, jirafas… Y todas estas bestias se pasan la vida paciendo, correteando, brincando y galopando. Unos cuantos leones permanecían inmóviles al borde de la carretera, algo más lejos se veía una manada de elefantes y mucho más alejado, casi en la línea del horizonte, un leopardo corriendo a grandes saltos elásticos. Todo aquello parecía increíble, inverosímil. Como si uno asistiera al nacimiento del mundo, a ese momento particular en que ya existen el cielo y la tierra, cuando ya hay agua, vegetación y animales salvajes (…) Y precisamente aquí se contempla ese mundo recién nacido y tal cosa es una experiencia inolvidable”. Ryszard Kapuscinski.

630a7530
Foto: Guillermo Fernández.

 

012b7843_2
Foto: Guillermo Fernández.

 

012b8466
Foto: Guillermo Fernández.

 * Inés Abal es realizadora audiovisual. Estuvo un mes viajando por Kenia y este es su reporte, elaborado en conjunto con su novio, el fotógrafo Guillermo Fernández. Pueden conocer más de su trabajo aquí.