El café es la mejor bebida del mundo. Es delicioso, nos da un boost de energía, se puede tomar tanto frío como caliente, también se puede combinar con leche para quedar más satisfecho y es fácil de preparar. Podemos enumerar mil ventajas más, pero, el café no solo es un objetivo en sí mismo sino que también sirve como excusa. Para tomarse un tiempo de descanso, para comer algo rico o para compartir un momento con alguien.

Por eso nos encantó la propuesta de Dolce Gusto House (en 26 de Marzo y Dr. Luis Bonavita), el primer café creativo de la marca, en el que la idea es que sea un espacio que cada uno pueda interpretar de acuerdo a sus necesidades. Hay tablets con auriculares para relajarse con música, espacios acondicionados para trabajar y sillones ideales para relajarse con amigos. Todo esto acompañado del universo de café en cápsulas de Nescafé y el catering de Pellegrin.

Foto: Pocket Studio.
Foto: Pocket Studio.

Nosotras la visitamos la semana pasada y aprovechamos la ocasión para charlar con Vala Nirenberg y Eli Varscher (alias Colchón de de Verdes). Además tuvimos una reunión de equipo con Mery Sanguinetti, directora comercial de Couture a la que también le hicimos una entrevista. Nos encantó el lugar y lo mejor es que está abierto de Lunes a Domingo de 8 a 20 hs.

Vala Nirenberg/@vala_nirenberg

Foto: Pocket Studio.

Vala Nirenberg hace de todo. Pasa música (es una fija en los eventos más cancheros), es emprendedora (tiene Jevi, una marca de objetos lindos para regalar), se recibió de Diseñadora de Modas y Licenciada en Negocios Internacionales y ahora está colgadísima estudiando maquillaje. Como dice ella misma: “El problema es que todo lo que me gusta lo convierto en un laburo. Me gustaba el maquillaje e hice un curso y quiero empezar a maquillar, me gustaba la música y empecé a trabajar de DJ. Lo único que me gusta que no es un trabajo, es mirar Netflix. Ahora estoy viendo la de OJ Simpson“.

Fanática de la música -gran frecuentadora de recitales, agregaría- y de la lectura, Vala encontró un corner perfecto en la Dolce Gusto House para relajarse. En cuanto a los libros, de chica leía de todo pero ahora se decanta por la no-ficción. “Me gusta leer que me nutra. Quiero información que yo pueda volcar en algo”, cuenta.

Vala Nirenberg. Foto: Pocket Studio.
Foto: Pocket Studio.

Tu café favorito: El café siempre me gusta con leche. De Dolce Gusto mi favorito es el Latte Macchiato.

Qué te pediste ahora: Un café con hielo, el calor me pide algo más fresco.

A qué hora tomás café: A toda hora hasta las 20:00, salvo cuando sale un café post cena familiar que es un espresso chiquito y hago la excepción.

Con qué lo acompañás: algo salado porque no me gusta lo dulce. Puede ser un sandwich caliente o unos scons de queso.

Con quién te gusta tomar café: Es una excusa para todo el café. Me gusta tomar con mis amigas y con mi pareja. Además lo que tiene Dolce Gusto es que tiene de todos los estilos, entonces vos podés hacerle en tu casa un Mocca a otra persona.

Si pudieras tomarte un café con alguien, ¿con quién sería?: Leonard Cohen, lo extraño pila.

Cómo definirías tu estilo: Ecléctico, soy un pastiche de cosas.

Un referente de estilo: La gente que lleva la ropa -o lo que sea- con actitud.

Ahora que estás estudiando maquillaje, pasanos un pique: Siempre sáquense el maquillaje antes de ir a dormir. Si son perezosos dejen toallitas desmaquillantes en la mesa de luz.

Vala Nirenberg. Foto: Pocket Studio.
Foto: Pocket Studio.

Eli Varscher/ @colchondeverdes

Foto: Pocket Studio.

En el último tiempo, Eli Varscher se ganó un apodo un tanto inusual : “colchón”, gracias a su blog gastronómico Colchón de Verdes. Desde chica ama la buena comida (dice que cuando era niña le tomaban el pelo por comer caviar) y por eso siempre le gustó recorrer diferentes restaurantes para conocer propuestas gastronómicas distintas. Sin buscarlo se convirtió en una gurú del salir a comer en su círculo de amigos, a la que todos consultaban a la hora de buscar un lugar para comer.

Foto: Pocket Studio.

Esta pasión de Eli también es compartida por su padre, que cuando recién comenzaba Facebook hizo una fanpage del Chivito Uruguayo. Al poco tiempo alcanzó los 150.000 seguidores. Ella -que es productora en Metrópolis Films- tomó la posta de la página pero, como no se sentía tan identificada con el chivito, decidió transformarla en una página de recomendaciones gastronómicas. Así nació “Colchón de verdes”, donde básicamente trasladó las recomendaciones que antes hacía a sus amigos, a una web y a las redes sociales.

Justo estábamos en la hora del almuerzo así que Eli se pidió una ensalada de camarones y luego el clásico café post almuerzo.

Un café: Capuchino. No soy muy del café fuerte, todavía no le entré al mundo de los especialistas en café.

Con qué lo acompañás: Con salado, un buen sandwich caliente de bar, con mucha manteca y queso.

Con quién te tomarías un café: Con Shakira, era mi ídola de la infancia. Le preguntaría muchas cosas y le diría que extraño a la de trencitas y pelo fucsia.

A qué hora tomás café: De mañana. Lo primero que hago cuando me levanto es hacerme un café. Después a veces en la tarde también.

Con quién solés tomar: Con mi amiga Luli, que sabe mucho de café.

Cómo definirías tu estilo personal: Descontracturado, siempre opto por la comodidad. Me cuesta salir del jean (amo los de Levi’s y los de CHER) y siempre los combino con championes, me gustan mucho los New Balance.

Referentes: Me encanta la gente que está informal, callejera, cómoda pero está increíble. No me gusta la gente híperproducida. Me gusta mucho cómo se viste Mickey, el personaje de la serie Love.

Cómo elegir un buen restaurante: Lo primero que hago es googlear a ver qué aparece. Después voy a la web y leo el menú. Eso ya me indica más o menos el nivel del lugar. También me gusta ver las fotos de la gente que va. Con esa investigación online más o menos le emboco.

Foto: Pocket Studio.
Foto: Pocket Studio.
Foto: Pocket Studio.

Mariana Sanguinetti/ @merysanguinetti

Foto: Pocket Studio.

A Mery ya la conocerán de nuestras redes sociales, es la gerente comercial: el nexo entre Couture y las marcas. Además es Productora Ejecutiva de Mungo, una productora audiovisual (que casualmente queda a unas cuadras de la Dolce Gusto House así que la locación era perfecta). Con Mery aprovechamos para tener una reunión de trabajo en el café, que es perfecto para eso y además, ya que estábamos, hicimos una mini entrevista para que ustedes la conozcan un poco más.

Contame algo que nadie sepa de vos: Que me casé dos veces con el amor de mi vida, mi actual pareja, padre de mis adoradas hijas.

Un café: Barista de Dolce Gusto.

Con qué lo acompañás: Con un cuarto de pastafrola de Guayabas de Pellegrin, desde siempre.

 Con quién te tomarías un café: Con John Malkovich, estoy secretamente enamorada de su cerebro (y de esa cuota de maldad que se traduce en su mirada).

A qué hora tomás café:  El de las 10:30 suele ser un Grande. Me da el empuje que necesito para llegar a un almuerzo que se puede postergar hasta las 2 o 3 de la tarde a veces. Lo suelo tomar en la terraza, mirando el mar, oxigenando mis ideas. Después del almuerzo puede ser un Espresso Intenso, o , idealmente, Barista. Lo tomo con mi marido, como un puente entre nuestra pausa para almorzar y el regreso a la oficina. Tratamos de separar mucho el trabajo de la pareja (es lo que tiene trabajar con tu marido, separar se vuelve algo muy necesario) y ese es el momento en el cual despedimos el momento pareja y nos ponemos en modo trabajo nuevamente. A media tarde puedo tomar uno más o no, dependiendo hasta donde llegue mi agenda ese día.

Con quién solés tomar: con Diego, con amigas y con mis hijas que suelen meter la cuchara en el café los fines de semana, es inevitable.

Cómo definirías tu estilo personal: Me siento cómoda con un look clásico y busco darle un boost con algún accesorio que sea más personal, más statement. Mi sello personal son las mochilas, los lentes y un collar o aros que conecten con el mood del día. Últimamente he adoptado las correas para lentes como accesorios, tengo un par que amo.

Una referente: Edith Piaf, porque tuvo la capacidad de renacer las veces que fuera necesario y porque su voz es irrepetible.

Un pique: Dale una chance al café sin azúcar, es una experiencia completamente reveladora.

Mery Sanguinetti con su pedido Dolce Gusto para llevar. Foto: Pocket Studio.