Ilustración de tapa: Nena Rosa para Xapa Xana.

Estamos atravesando un momento de inflexión. Las mujeres se están animando a hablar de cosas que hace unos años eran impensables. De la menstruación y de lo económicamente injusta que es, de cómo la belleza no tiene nada que ver con los talles, de cómo algunas no quieren saber nada de la maternidad y eso está bien. En medio de todas estas conversaciones, Débora Mello, artista brasileña radicada en Uruguay, creó Xapa Xana, un lubricante a base de aceite de cannabis y aceite de coco que mejora la experiencia sexual de la mujer. Como le dijo a su padre cuando éste se enteró de su proyecto: son dos tabúes, sexo y marihuana, mezclados en un tarrito. Aunque, en realidad es mucho más que eso. “Yo lo veo como un proyecto de arte que viene con una experiencia”, nos contó.

Cada frasquito de Xapa Xana viene con un fanzine (revista amateur característica de la contracultura punk) en el que se habla del placer femenino, combinando datos y estadísticas con reflexiones e ilustraciones de artistas mujeres. “Necesitamos desacelerar y relajarnos en nuestro día a día, el sexo forma parte de eso y es saludable” y “Gracias al empoderamiento femenino la represión del placer de la mujer es cada vez más inexistente”, son algunas de las frases que animan a la lectora del fanzine a disfrutar el “regalo” del Xapa Xana con plenitud y sin vergüenza. Así, el lubricante cobra otra dimensión y pasa de ser un producto de tocador a un manifiesto.

Hace un mes la revista Vice publicó una entrevista con Débora en el marco de Expo Cannabis, donde presentó por primera vez su producto, y la reacción fue explosiva. Recibió más mensajes de los que físicamente podía responder, solicitando el producto; así confirmó que el placer femenino es algo al que no se le presta la suficiente atención.

De la noche a la mañana se transformó en casi una gurú del placer y del empoderamiento femenino accidental. “Y yo no soy sexóloga ni psicóloga”, dice entre risas. Arquitecta de formación, artista y directora de una galería de arte feminista (Galería Lúdica), decidió aprovechar la oportunidad no solo para hablar de un tema invisibilizado, sino para realizar otros proyectos de arte que tenía en el tintero y mostrar el trabajo de otras ilustradoras mujeres en el fanzine.

Fanzine ilustrado por Katsiki con el frasquito de Xapa Xana.

¿Cómo surgió Xapa Xana?

El lubricante de cannabis ya existía y la primera empresa que lo hizo, Foria, fue en 2014 en California. Hace un año más o menos un amigo me contó que existía y lo que me generó curiosidad es que fuera un hombre el que creó el producto. Me preguntaba “¿qué sabrá él sobre el orgasmo femenino?”. Más o menos al mismo tiempo empecé a reflexionar sobre la libertad sexual de la mujer y empoderamiento femenino. Así fue como se me ocurrió mezclar dos tabúes en un solo frasco y hacer las primeras versiones de Xapa Xana, que se las di a unas parejas amigas.

Si bien puede usarse en pareja, también lo puede usar una mujer sola, ¿no? El centro está en ella.

Mi producto está enfocado en la mujer. Algunos hombres sienten algo, pero es distinto porque las mucosas son diferentes. Pero en las mujeres es buenísimo, experimentan orgasmos más intensos o múltiples. Cuando vi que funcionaba me entusiasmé, porque me di cuenta de que realmente podía ayudarlas. Más teniendo en cuenta que 70% de las mujeres tienen problemas para lograr un orgasmo con su pareja. Empecé a investigar sobre el tema y por eso hice el fanzine que viene con Xapa Xana, para informar.

Hablar de que algunas mujeres no logran tener orgasmos y que un producto con cannabis puede ayudarlas, hace unos años hubiese sido impensable.

Yo creo que estamos en un momento en el que feminismo está muy fuerte, eso propició que nazca Xapa Xana. El patriarcado ha afectado cómo entendemos el sexo. Además el que sea un tabú hace que muchas mujeres tengan miedo de explorar su propio cuerpo y por eso no conocen el placer. Es absurdo, el sexo es salud.

No se trata de un viagra, porque el orgasmo femenino no es tan físico como el del hombre. El libido de la mujer es emocional. Muchas se frustran porque no pueden satisfacer a su pareja, ellos quieren pero ellas no tienen ganas. Eso no está bien y quiero ayudar a cambiarlo.

Ilustración Nena Rosa para Xapa Xana.

¿Hacia dónde va Xapa Xana? ¿Vas a vivir de esto?

Va a ser un sitio donde me gustaría que las usuarias compartan sus experiencias, porque son tan buenas que a veces me las cuentan y ni siquiera nos conocemos (se ríe). Yo prefiero que se mantenga como algo más exclusivo a que se transforme en un mega laboratorio, eso pierde un poco la esencia del proyecto. Totalmente podría vivir de esto, puedo pagar mis cuentas y reinvertir las ganancias en este y otros proyectos de arte que tengo. Es una forma de vender mi arte y el de otras personas de una forma de la que las personas realmente quieren tenerlo.

¿Dónde se consigue?

Estoy trabajando en un sitio de compra online, pero mientras tanto pueden escribirme por Instagram o Facebook para coordinar. En Uruguay están a la venta por $ 600. En Brasil también los distribuyo.

8 cosas que hay que saber de Xapa Xana

  • Está hecho con aceite de coco orgánico y flores de cannabis cultivadas en Uruguay.
  • No tiene aditivos químicos y por eso es comestible.
  • La composición no genera efectos psicotrópicos.
  • Genera orgasmos más intensos, prolongados y múltiples.
  • Se puede usar en pareja o para masturbación (de hecho, según datos del fanzine, las mujeres alcanzan orgasmos más intensos cuando se masturban).
  • Hay que aplicarlo directamente en la vagina 15 minutos antes (labios internos y orificio).
  • El aceite de coco puede hacer que se rompan los condones de látex. Pueden usarse de poli-isopreno, como los Prime Skyn.
  • De acuerdo a la temperatura, la textura del aceite puede cambiar, pero eso no afecta sus propiedades.
Débora Mello.