*Foto: Nanda Costa para Couture

Hace poco vi una remera que traía una ingeniosa definición actual de moda: “Chicas blancas que copian a hombres gays que copian a mujeres negras”. Si fuera ese el caso, agregaría el increíble estilo de las mujeres trans a la ecuación. Fuertes declaraciones, lo sé, pero hace poco volví de Fortaleza, Brasil, donde fui invitada a cubrir del 9 al 12 de mayo el Dragão Fashion Brasil -autodeclarado el evento de moda independiente más importante de Latinoamérica-, cuya principal bandera es la diversidad, y puedo decirles que algo nuevo y excitante está pasando ahí.

Para empezar, olvídense del prejuicio de que en los lugares donde hace calor la gente no quiere trabajar. Claudio Silveira, director general del DFB, lleva adelante este evento hace 19 años junto a su mujer Helena, hoy directora ejecutiva. Y pese a que el discurso general del país es de crisis, el evento me dejó boquiabierta: un hermoso edificio, el de la Terminal Marítima de Fortaleza, albergaba stands de marcas, la enorme sala de prensa y un espacio de desfiles y charlas con vista al mar, mientras que afuera se expandían dos salas más de desfiles (con piso, gradas, pantalla e iluminación perfectas), puestos variopintos de comida; showrooms de venta de marcas independientes y un escenario para shows musicales que daría envidia hasta a los festivales más pro.

Foto: Nanda Costa para Couture
Foto: Nanda Costa para Couture
Foto: Nanda Costa para Couture

Veámoslo en números: 4 días, 38 (!) desfiles, salas con capacidad para 400, 800 y 1.000 personas; un espacio exterior de 1.200 m2 con 50 showrooms, 8 shows musicales y 4 DJ sets, y la lista continúa… “En tiempos de temperatura elevada en todos los sectores de nuestra sociedad, es preciso posicionarse de forma positiva para garantizar la máxima participación de todos los individuos, sin discriminación, censura o limitación”, afirmó Silveira. Al consolidarse como evento multidisciplinario, el DFB Festival 2018 refuerza su mayor misión: promover la innovación y el acceso a las más diversas formas de producción creativa.

Esta diversidad fue notoriamente visible en cada aspecto del evento: en la libertad creativa con que propusieron los diseñadores sus colecciones; en los shows musicales que incluyeron figuras explosivas de la música pop en Brasil como Iza, la carioca conocida como la “Beyoncé brasileña”, o Karol Conka, una referente proveniente del universo trans con looks increíbles y más de 1 millón de seguidores en Instagram. Y también, sobre todo, en la expresividad de la gente a través de su vestimenta. Un evento abierto a todo público implica salirse del circuito estricto de la moda para integrar personas que se animan a dar lo mejor de sí y el resultado fue una fiesta multicolor y multigénero non stop, con la mezcla perfecta entre tendencias globales e identidad local.

Foto: Nanda Costa para Couture
Foto: Nanda Costa para Couture
Foto: Nanda Costa para Couture

Impresiona, para quienes venimos de un país sin industria textil, ver cómo aun en Fortaleza, ciudad nordestina alejada de los epicentros más obvios de Brasil, las fábricas constituyen un polo importante. Por ejemplo Vicunha, la mayor fábrica de tejido de denim del mundo (provee a Levi’s y Diesel entre otras) tiene varias de sus plantas allí, y está trabajando en consonancia con las últimas fibras y corrientes de sustentabilidad. Dentro del viaje pudimos conocer la fábrica de Delfo, que se dedica casi exclusivamente a generar las copas para los soutienes (aunque ahora y en consonancia con la movida feminista propone unas copas que se pegan para andar más libres), y cuenta con 800 funcionarios. También visitamos una de las tiendas de Cholet, una marca de ready-to-wear femenina muy interesante cuya dueña nos contó que tienen su propia fábrica en Fortaleza y, además de varias tiendas en el Nordeste, cuentan con showroom en São Paulo y proveen a 1.300 locales multimarca de todo el país.

Iury Costa. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso

 

Iury Costa. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso

La industria textil brasileña

Cholet fue además una de las beneficiarias de TexBrasil, el programa de Internacionalización de la Industria Textil y de la Moda Brasileña, como participante del espacio que tiene éste en el salón Première Vision de Brasil. El programa fue fundado en el año 2000 por Abit (Asociación Brasileña de la Industria Textil y de Confección) en asociación con Apex-Brasil y su trabajo, que tiene un enorme alcance, es admirable y funciona a varios niveles, desde el posicionamiento de Brasil como país creador de moda (fue memorable por ejemplo una exhibición de marcas brasileñas en la tienda Bon Marché de París en 2013) a los viajes de prensa internacional o la realización de misiones comerciales entre empresas para cerrar negocios. Su rol es el de proveer conocimiento, inteligencia comercial, conexiones y posibilidades de crecimiento para las empresas brasileñas.

Pero no todo es moda praia: tal como nos contó Rafael Cervone, director ejecutivo de TexBrasil, últimamente el foco está puesto en los desarrollos tecnológicos de los textiles. Por ejemplo, vienen probando agregar grafito al algodón y a la seda, lo que le otorga 200 veces más resistencia y además es superconductor de energía (fun fact: Brasil es muy buen productor de seda y la propia Hermès compra seda de una fábrica en Paraná). Además, son conocidos los desarrollos alternativos como el cuero de pescado del Amazonas, la fibra extraída de la hoja de ananá y el tejido reciclado a partir de espumaplast.

La moda de Dragão Fashion 2018

La grilla de desfiles de Dragão Fashion 2018 quizá pecó de extensa y demasiado variada, pero justamente quizá sea ese mismo hecho el que le da el carácter de diversidad que tan bien funciona. Junto a marcas híper modernas como Lindebergue -de culto y posicionada en el universo de lo trans-, desfilaban las sirenas del mar de Rendá, la marca de Fortaleza con vestidos de encajes típicos y plumas en colores pasteles para mujeres con curvas, pero que sin embargo llevó a la primera fila a la esposa del gobernador de Ceará. Si ese es el esquema de lo que sirve para el evento, entonces bienvenida sea la grilla ecléctica, para que cada público tenga también sus representantes sobre la pasarela.

D-Aura. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
D-Aura. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Weider Silveiro. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Weider Silveiro. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Lindebergue. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Lindebergue. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Lindebergue. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso

La confección y calidad de las prendas y de las telas impresionaba en la propuesta de marcas como Hand Lace, Weider Silveiro o Rebeca Sampaio. Por otro lado, muchas de las marcas presentaron colecciones mixtas, o directamente genderless -Iury Costa fue una de las favoritas de Couture, junto a D-Aura, Saldanha, Jõao Paulo Guedes y por supuesto Lindebergue-, reflejando al público del evento, y constatando que en la indumentaria para hombres hay mucho espacio para explorar. Un dato sorprendente para quienes venimos de mercados tan pequeños como el uruguayo fue constatar que una marca como Iury Costa, que sobre pasarela daba el aspecto transgresor de una grifa emergente, tiene una preciosa tienda en RioMar, uno de los principales centros comerciales de Fortaleza, donde están desde Renner hasta Osklen.

Hablando de emergentes, la pasarela del Dragão Fashion Brasil se vanagloria de haber sido la catapulta de varios talentos que hoy triunfa en Brasil, incluyendo la presentación de nuevas modelos como la hoy triunfadora modelo trans Valentina Sampaio. Por eso, el concurso de facultades (competían cuatro de las más importantes de la zona y era un trabajo en equipo) fue muy interesante de relevar y el equipo ganador, perteneciente al Senac de Sergipe -estado del Nordeste de Brasil- descolló con una colección de empoderamiento femenino y étnico con colores y utilizando upcycling.

Desde Couture aplaudimos con fuerza que existan eventos como Dragão Fashion Brasil (¡ojalá viniera al menos un pedacito de eso a Uruguay!) y estamos ansiosas para ver qué nos trae con su vigésima edición en 2019.

Colección ganadora de Senac Sergipe. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Hand Lace. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Hand Lace. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Rebeca Sampaio. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Saldanha. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Rebeca Sampaio. Foto: Roberta Braga / Cláudio Pedroso
Finale de Iury Costa. Foto: Nanda Costa para Couture