Cuando se habla del “orgullo gay” solemos imaginarnos desfiles con mucho glitter, carros alegóricos que pasan música de Lady Gaga y una fiesta llena de alegría y desenfreno. Pero, en realidad, esto se celebra para contrastar otros momentos no tan felices. Es que la historia de la comunidad LGBTIQ+ (la sigla incluye lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexo y queer) es una de lucha, no de celebración. Desde la Edad Media en adelante ha sido perseguida, discriminada y violentada, su identidad criminalizada. Y eso también está reflejado en el génesis de la primera marcha del orgullo gay, que se desarrolló en 1969, como forma de protesta a una redada policial en Nueva York.

Sin ir tan lejos, Sergio Miranda, activista LGBT local, recuerda cómo en los años 90 algo sencillo como salir a bailar podía terminar en la comisaría si se les ocurría besarse en público. “No sabías qué te iba a pasar cuando salías a bailar. Y aún así lo hacíamos, con una mezcla de miedo, rebeldía y ganas de manifestarnos”, explicó a Couture. En Uruguay las primeras manifestaciones de la comunidad eran con pasamontañas y pañuelos en la Plaza Libertad, porque temían ser identificados por la policía.

Protestas de Stonewall.

“Hubo héroes y heroínas quienes pusieron el alma y el cuerpo”, reflexiona Miranda. Y eso dio sus frutos. En las últimas décadas, y gracias a la incansable lucha de los activistas, se han logrado avances que son celebrados por todos. En la mayoría de los países la homosexualidad dejó de ser un crimen, existen leyes anti discriminación y está legalizado el matrimonio gay. Recientemente en Uruguay se aprobó la Ley Trans, que busca proteger a una parte de la comunidad que históricamente ha sido la más vulnerable.

Sin embargo, la lucha sigue siendo necesaria. La ultraderecha está en auge en varias latitudes y los derechos conquistados hasta ahora son amenazados por figuras como Jair Bolsonaro en Brasil y Donald Trump en Estados Unidos. Por eso, es importante que como miembros o aliados de la comunidad LGBTIQ+, apoyemos su causa. Levi’s, grifa originaria de San Francisco y defensora de la libertad de expresión, está en sintonía con ese mensaje y cada año presenta su colección Pride (orgullo) con el objetivo de celebrar a amigos y familiares en la comunidad. Es una forma de aumentar la visibilidad de este grupo y hacer partícipe a más personas para luchar por la igualdad.

Foto: Santiago Colinet para Couture.

En 2018 y por primera vez la marca trajo a Uruguay la colección Pride completa, compuesta por tres T-shirts, una bermuda y una trucker bordada, todas con el detalle de la clásica tag roja de la marca en los colores del arcoiris. Levi’s se asoció a Couture para celebrar este acontecimiento y así elegimos tres representantes locales: Lalo Normey, Berni Towers y Victoria Solé. Son tres chicos jóvenes a los que elegimos no ponerles etiquetas, sino simplemente decir que se sienten identificados con el término “queer”.

Los tres disfrutan de las libertades que fueron conquistadas gracias a otra generación, pero también son conscientes de que quedan cosas para cambiar.

Juan Manuel Normey / @lalonormey

Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet para Couture.

Juan Manuel, o Lalo, como le dice todo el mundo, proyecta la imagen de “chico gay” de la cultura popular. Es lindo, con buen físico, simpático y con una gran sonrisa. Él es consciente de eso, y justamente le encantaría romper con este estándar. “Actualmente ser gay está bien si sos lindo y exitoso, eso es lo que está en el imaginario de la gente y es algo que hay que cambiar. Ese cambio tiene que empezar por nosotros. Existe pluralidad dentro de la comunidad, por ejemplo se discrimina mucho a los trans. Creo que la belleza viene en todos los colores”, explica.

Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet para Couture.

Para Lalo la cualidad más importante es la autenticidad. Eso es lo que busca en su vida y en sus referentes. Por ejemplo, admira mucho al cantante Frank Ocean, no solo por su música sino por la forma en la que hizo público que era homosexual: en un posteo de tumblr en el que contaba que se había enamorado de un chico, no se necesitaba más. Según Lalo la autenticidad es lo que te da la libertad, y lo sabe por experiencia propia. A los 19 años no había salido del closet y se sentía mal físicamente “por todas las presiones y mentiras para ocultar cosas”. Su madre le aconsejó hablar con un psicólogo y con su ayuda salió del clóset e inmediatamente empezó a sentirse mejor, a sacarse un peso de encima. Sin embargo, fue un proceso que llevó años. Primero se limitó a su círculo inmediato y luego, con el apoyo de su pareja del momento, que era abierta en su homosexualidad, empezó a hacerlo “público y con orgullo”. De esa época emergió más fuerte que nunca.

Hoy en día se siente cómodo con su identidad. Y se le nota. Según su experiencia, Uruguay es un país bastante abierto y nunca ha encontrado demasiados obstáculos por ser quien es. Pero también tiene claro que esta no es la realidad de todos y por eso “hay que repetir hasta el cansancio los mensajes de amor y aceptación de la pluralidad de identidades”.

Berni Towers / @bernitowers

Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet para Couture.

A Berni Towers lo conocimos a través de las redes sociales, y esa es una constante en su vida -algo esperable en una persona de 21 años-. Siempre vivió en Parque del Plata y a veces le resultaba difícil conectar con su entorno, entonces buscaba personas similares a él en Internet. “Siempre sentí que había algo diferente en mí. Nunca me gustaron las chicas pero fingía que sí. Cuando llegué a la adolescencia empecé a sentirlo más fuerte y a usar apps de citas. Ahí podía hablar con otras personas que estaban en la misma situación que yo, realmente conectás con gente. Así me saqué un peso de encima. En Parque del Plata no conocía a ningún otro chico gay”, contó.

También las redes tuvieron un papel importante a la hora de contarle a sus padres que era gay.”A mis padres se los hice llegar a través de las redes sociales, aunque no de manera explícita. Un día ellos vinieron a mí y se dio la charla. Al principio no lo entendían, pero luego lo aceptaron y hoy en día me apoyan en todo. Mi padre me ha llevado producido, con un vestido, a una fiesta. Incluso me regaló zapatos de taco. Soy consciente de que tuve mucha suerte, hay muchos chicos que no, por ejemplo los trans. Por eso en la comunidad formamos nuestra propia familia”, reflexiona.

Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet para Couture.

Ya de pequeño tuvo inclinaciones artísticas, que fueron desde la danza hasta el maquillaje y, recientemente, descubrió un ámbito donde podía volcar todas sus pasiones: el drag. Estrictamente ser Drag Queen implica hacer performances vestido como mujer, pero hay muchas formas de serlo, desde lo cómico hasta el estilo burlesque -y si quieren saber más de este tema pueden ver el documental Paris is burning o, más sencillamente, Ru Paul Drag’s Race-. A Berni lo que le gusta es ser “fishy”, o sea, intentar parecer una chica, pero todavía está experimentando y encontrando su voz.

De todas maneras, no fue todo sencillo. También tuvo que atravesar una etapa de adicción a los 17 años, que vino de la mano de una pareja tóxica. Berni se refiere a ese momento de su vida como una instancia de oscuridad que, aunque suene cliché, lo ayudó a emerger más fuerte. “Ya sé qué cosas no aceptar en una relación y qué es lo que sí quiero, no estoy para perder el tiempo. A partir de esa mala experiencia aprendí que todo en la vida tiene solución, a valorarme y a encarar la vida de una manera más positiva”, asegura.

Victoria Solé / @victoriasole_

Seguramente hayan escuchado a Victoria Solé sonando en la radio: su principal hit, “Cómo puedes”, tiene 267.000 reproducciones en Youtube y la llevó a telonear a Lali Espósito. Esa fue una de las “subidas” de su vida, pero también hubo bajadas que trajeron algunos desengaños. Luego de una de estas, y de un viaje a Europa, Victoria vivió una transformación que la llevó a escucharse más a sí misma. “Supe tocar para llegar a los demás, pero ahora toco lo que me nace”, cuenta.

Esa transformación se ve reflejada en sus videos más recientes. En ellos, su interés amoroso es una mujer, mostrando parte de la identidad de Victoria. A ella no le gusta etiquetarse, simplemente cuenta, con naturalidad que ha estado con chicas y chicos, aunque solo se enamoró de mujeres. Todo empezó a los 17, cuando sintió que tenía que probar estar con personas de su mismo género, a ver qué pasaba. Se lo contó a una amiga y a su madre, que la apoyaron. Según explica, lo que busca es la conexión, sin importar el resto: “soy una persona y punto. Estoy abierta a lo que la vida me puede dar”.

Foto: Santiago Colinet para Couture.

Ahora se siente feliz y cómoda con sus decisiones, en el plano artístico y personal. Además de la música está estudiando Derecho. Es tradición familiar y le encanta, y también es una forma de quitarle la presión a su carrera artística. Ese buen momento también lo atraviesa en la pareja: está en pareja con una chica a la que ama y, que además, fue recibida con mucho cariño de parte de su familia.

Al igual que Berni, las redes acercaron a Victoria a muchas personas, entre ellas a Fede Puñales, un youtuber trans que la llevó a interiorizarse en la realidad de esa parte de la comunidad gay y a ver las cosas desde su punto de vista. Por eso, en el futuro, le gustaría ver a más personas LGBTIQ+ en los medios de comunicación, en las calles y en las redes, para que, normalizándolo se pase de la tolerancia a la real aceptación.

Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet.
Foto: Santiago Colinet para Couture.
Foto: Santiago Colinet.

La colección Pride de Levi’s está disponible a partir de noviembre en la tienda Levi’s de Punta Carretas Shopping.