En los últimos meses, el rostro de Paloma Oribe se volvió prácticamente ineludible en Instagram. Desde que hizo sus primeras fotos, en octubre del año pasado, las marcas no han parado de contactarla. Así terminó siendo modelo para SAVIA, Positano, Caro Criado y algunas más. Y es entendible, porque es dueña de una belleza intrigante. Pero también es más que una “cara bonita” y charlando con ella salta a la vista que es curiosa, multifacética, inteligente y fiel representante de una generación que no se conforma con etiquetas.

Por eso la invitamos a ser embajadora de Keds, una marca que, al igual que ella, es clásica y sencilla, pero con personalidad. Paloma eligió sus dos pares favoritos y con ellos salió a recorrer las calles de Carrasco, capturada por el lente de Luciana Machin.

Foto: Luciana Machin para Couture.
Foto: Luciana Machin para Couture.

Además de modelar, ¿qué estás haciendo?

Empecé una carrera nueva en la Universidad ORT que se llama Arte, diseño y tecnología. Me encanta porque es más global que otras carreras, que son muy específicas. A mí me pasaba que me encantaba Bellas Artes, pero no era lo mío, yo soy más estructurada. También me gustaba programación, pero no quería dejar lo artístico de lado. Entonces surgió esto, que es más contemporáneo.

¿De qué te ves trabajando?

Me divierte el rol de directora creativa, la fotografía y lo editorial. Lo que me gusta de la era digital es poder trabajar desde cualquier lado del mundo.

¿Cómo sacás a relucir tu lado creativo?

Tengo una cámara analógica y me divierte mucho sacar fotos. Voy probando, experimentando. También pinto. A veces hago collages digitales a partir de eso, que está bueno porque mezclás técnicas más tradicionales como el óleo con lo digital.

Foto: Luciana Machin para Couture.
Foto: Luciana Machin para Couture.

¿Cómo empezaste a trabajar como modelo?

No era mi objetivo, en realidad. Se dio y me gusta porque me encanta ver el detrás de escena de las producciones, aprendo un montón del trabajo de fotógrafos, maquilladores, y el resto del equipo. En realidad no soy alta ni nada… no sé por qué me buscaron (se ríe). Empecé porque mi tía trabajaba con Betty Rial, la conocí a ella e hice unas fotos. Así fui haciendo contactos, conociendo personas interesantes y llegaron nuevas propuestas.

Contanos de tu estilo personal y qué rol juegan los Keds

Me gusta mucho el negro y los pantalones con estampados divertidos. También soy fan de los lentes de sol, sobre todo los cat eye. Los celestes de la foto los compré en Kallalith, en Punta del Este. No soy muy de seguir las tendencias y me gusta la ropa “de vieja”, entonces me copa usar Keds porque bajan un poco ese tono formal.

¿De dónde solés vestirte?

Depende mucho de la temporada, porque creo que acá las marcas cambian mucho de una colección a la otra en función de las tendencias. Me encanta comprar en los viajes. Hace poco me fui con mis amigas a París y terminamos en un lugar que vendían ropa usada al peso, ahí me compré un pilot muy lindo y súper barato.

Foto: Luciana Machin para Couture.
Foto: Luciana Machin para Couture.
Foto: Luciana Machin para Couture.

Hacenos una recomendación 🙂

Para mí es muy rico ver trabajos de otras personas, por más que no tengan tu estética. Ir a varios museos, muestras y exposiciones. A mí me encanta el Espacio de Arte Contemporáneo, ahí está buenísimo para conocer artistas nuevos.

Foto: Luciana Machin para Couture.
Foto: Luciana Machin para Couture.