Así como Hermione era el mejor personaje de Harry Potter (no hay lugar para discusión), Emma Watson es la que más lejos llegó luego de que se terminaran las películas. No conforme con haber estudiado en Brown, ser embajadora de buena voluntad de la ONU, tener un club de lectura feminista, actuar en varios filmes y ser increíble en general, Emma está dando pasos sólidos para convertirse en un ícono de la moda sustentable. ¿Se puede ser  más genial?

via GIPHY

Días atrás comenzó su gira de prensa para promocionar la versión live-action de La Bella y La Bestia (no hay que aclarar que estamos muy ansiosas por el estreno) y se comprometió a solamente usar prendas elaboradas de forma sustentable para promocionar y darle visibilidad a esta filosofía de vida.

Así creó la cuenta The Press Tour, que ya tiene unos 275.000 seguidores, donde muestra los increíbles diseños sustentables, probando que se puede lucir espectacular sin dañar al medioambiente. Todos los diseños que ella luce son verificados por la consultora Eco-Age, que se dedica a investigar la trazabilidad de la ropa para comprobar que es realmente sustentable (pueden leer más sobre qué significa esto aquí).

La actriz ya había demostrado interés por la moda sustentable -que contrario a lo que muchos creen va más allá de los tejidos- en la elección de su vestido para la MET Gala del año pasado, donde lució un diseño de Calvin Klein creado a partir de botellas recicladas y en 2014, cuando diseñó una línea de ropa junto a la empresa de fair trade People Tree. Además, postea regularmente una descripción de sus outfits ecológicos.


Sin duda, Emma Watson está comprometida a aprovechar su lugar privilegiado para hacer el bien. Meses atrás fue el centro de varios titulares luego de su anuncio de que su versión de Bella es más feminista que la original: no usa corsets, se dedica a hacer inventos y a leer. Eso es lo que la convierte en un verdadero icono.

Emma-Watson-Bella-BEstia

 

Emma, te amamos.