El desarrollo de la industria de la moda local ha hecho que se multipliquen la cantidad de diseñadores que se animan a abrir sus marcas. Además de creadores, esto los convierte en emprendedores (¡y los felicitamos!), lo que implica que necesitan tener más nociones además de las relacionadas con la creatividad.

Una de esas nociones básicas es la de derecho de la moda o Fashion Law. A primera vista, puede parecer algo lejano, pero en realidad el derecho abarca lo que hacés con tus ideastu forma de darte a conocer y tu estructura y plataforma de venta.

En este proceso de profesionalización y de transformación en diseñador-empresario, todos los días hay que tomar decisiones legales, financieras, de gestión, entre otras. Por eso, tenés que saber estos cinco conceptos de derecho.

Foto: Vogue
Foto: Vogue

1. Contrato

Es el documento por escrito que confeccionará un abogado o escribano. En el contrato vamos a regular qué se va a hacer, cómo se va a hacer, en qué plazo y con qué costos. Es el documento legal que te permitirá desde formalizar el alquiler del local para la tienda, hasta pautar la relación con la modelo que será la cara de determinada campaña. En moda existen contratos específicos como los de las colecciones cápsula (podés leer más aquí).

Seguramente al leer te estarás pensando ¡hasta ahora me maneje sin contrato! Enhorabuena por no haber necesitado usarlo. Pero seguramente te ha pasado o te pasarán situaciones en las que te puede resultar útil. Por ejemplo, en tu próxima colección cuando tengas que fijar las reglas de juego con el modelo que será la cara de la campaña sería una buena oportunidad para usar un contrato. Este documento legal te va a permitir acordar aspectos como el tipo de fotos, cuándo y dónde se pueden utilizar hasta la forma de pago.

2. Estructura empresarial

Al crear su marca, el diseñador se transforma en un empresario y por eso deberá darle la estructura adecuada a la empresa. Las posibilidades de estructura son varias, pasando por criterios fiscales, hasta aspectos más asociativos como sociedades comerciales o cooperativas.

Te sugerimos que al comenzar a emprender te preguntes ¿solo o acompañado? Si la respuesta es solo tendrías que ir por las opciones de monotributo o unipersonal. En cambio si la respuesta es acompañado las sociedades comerciales son una muy buena opción. Recuerda que el mejor team es el que combina creatividad y sentido del negocio.

3. Marca

Es un signo que permite distinguir productos o servicios de una persona física o jurídica de otra. Para que este signo te de derechos, es decir, que seas el “dueño de la marca” vas a tener que inscribirlo en la Dirección Nacional de la Propiedad Industrial. Este signo va a poder ser desde un nombre hasta un logotipo, conocido como marca figurativa.

La utilización de un nombre o logo para identificarte no te protege, por eso a medida que tu emprendimiento crezca y sea reconocido debes inscribir la marca para poder evitar el plagio o los usos indebidos. Un consejo que se suele dar a diseñadores es que no usen su propio nombre, porque en caso de vender la compañía podrán perder el derecho de usarlo.

4. Forma de pago

Son los mecanismos o instrumentos legalmente reconocidos para efectuar el pago de bienes y servicios. Actualmente las formas de pago son el dinero en efectivo y los medios de pago electrónico. De estos últimos los que tiene mayor popularidad son las tarjetas de crédito y débito.

Las tarjetas de crédito y débito son la forma de pago más usada actualmente. En este último tiempo se han vuelto por demás atractivas gracias a los beneficios y promociones que otorgan al consumidor. Es importante que tengas presente que no existe obligación legal de que cuentes con las dos formas de pago, es decir tarjeta de crédito y débito, puedes elegir cual tener.

Si optas por el uso de tarjeta de débito todas las promos y descuentos que apliques al pago contado debes de aplicarlo cuando se pague también con este tipo de tarjeta. Además no hay mínimos para el uso de débito.

5. Franquicia

Es un contrato por el cual se vincula el diseñador con un tercero (empresa o persona) para fabricar, distribuir y/o comercializar un producto o servicio en una zona determinada. El diseñador deberá dar su know how, permitir el uso de su marca y así poder hacer llegar sus productos a más zonas. Esta modalidad permite el crecimiento de la marca de diseño. Hoy tenemos en Uruguay un modelo éxito de franquicia como lo es el de Caro Criado que le ha permitido llevar la marca fuera de fronteras.

Ahora tenés los conceptos básicos de derecho que como diseñador debes de saber.

¡Te invito a que nos seguimos encontrando en Mirada Couture para hablar de temas de Fashion Law!

También pueden contactarme a: modaderecho@gmail.com