A la hora de pintar un hogar, el blanco es el color más popular. Y es entendible: literalmente representa un lienzo en blanco en el sentido de que no se roba el protagonismo, sino que fluye con cualquier estilo. Sin embargo, las reglas están cambiando y así como en la moda ya se han anunciado tantos “nuevos negros”, en el interiorismo se podría hablar de “nuevos blancos”.

Estos nuevos blancos son colores neutros que maridan bien con una infinidad de paletas, dependiendo del ambiente y de la personalidad de quien lo habite. Pero, a diferencia del blanco, además de ser un lienzo sobre el cual crear, proponen y dejan establecido el sentir del espacio. Tienen carácter, pero no invaden”. Por eso para el Centro Estético Global de AkzoNobel, compañía a la que pertenece Incael Color del Año 2019 es Crème brûlée -en inglés Spiced Honey-, un color que si bien se considera neutro, es cálido y luminoso.

Es que según sus investigaciones en las que analizan las tendencias estéticas, sociales y económicas, 2019 se trata de “dejar entrar la luz”. Abrumados por el tenso clima sociopolítico a nivel global, este año las personas buscan hacer de su hogar un espacio de optimismo, confort, amabilidad y resiliencia.

Dentro de este sentir general, AkzoNobel identifica distintos moods o personalidades y en función de eso propone paletas complementarias que van a la perfección con el crème brûlée.

Mood 1: pensar

Un espacio para pensar y encontrar claridad, un lugar de introspección para nutrir la mente y el alma.

La paleta: neutros cálidos. Con el crème brûlée como base, el rosa suave y el beige generan una gran atmósfera que se puede potenciar con colores más ricos como el bordeaux y el azul marino. Transmite un aire de sofisticación y de tranquilidad. Los muebles estilo mid-century van a la perfección.

Foto: AkzoNobel.
Foto: AkzoNobel.

Mood 2: soñar

Un espacio para alejarse del estrés y de la sobrecarga de información, para conectar con quién realmente somos. Busca el silencio y la serenidad, permitiendo que la mente deambule y sacando al niño que tenemos dentro.

La paleta: pasteles suaves. El blush, rosa y gris se unen al crème brûlée para darle un aire más romántico. Para este mood imaginamos un cómodo sillón o cama, con una frazada que de ese toque de calidez.

Foto: AkzoNobel.
Foto: AkzoNobel.

Mood 3: amar

Un espacio para amar y conectar con otras personas, para ser amables y generosos con los demás. Para ser pasionales. Es muy poderoso en este mood el concepto de la “casa abierta”, invitando a familiares, amigos o vecinos a que compartan un momento con nosotros. Por eso, la cocina es un espacio que se lleva perfecto con esta paleta.

La paleta: Tonos cálidos y pigmentados. Rojos, terracotas y ocres se combinan con verdes intensos y azules, una paleta muy asociada a la naturaleza. Los estampados botánicos son ideales para generar acentos en estos espacios, al igual que los muebles de madera.

Foto: AkzoNobel.

Mood 4: actuar

La paleta “actuar” busca energizar y despertar y es perfecta para quienes siempre se mantienen en movimiento, buscando generar un cambio. Es perfecta para espacios como estudios y escritorios, donde ejecutamos las ideas. Es atrevida, divertida y fresca.

La paleta: colores brillantes y pop. El color del año pasa a interactuar con tonos hiperpigmentados como amarillos, rojos y azules. El blanco también es protagonista.

Foto: AkzoNobel.
Foto: AkzoNobel.

Cómo combinarlo

El crème brûlée es lo suficientemente versátil como para sentar la base sobre la cual se puede construir una multiplicidad de estilos. Va perfecto con el blanco, negro y gris, tan presentes en las corrientes de decoración minimalistas y nórdicas, pero al mismo tiempo se lleva muy bien con el marrón de la madera y el verde de las plantas, grandes protagonistas del nuevo boho. Obviamente puede usarse en toda la pared o en acentos como guardas.

Si quieren ver cómo quedaría el tono crème brûlée en su ambiente pueden usar la ya clásica aplicación de realidad aumentada de Inca, Visualizer o “color test”, un aplicador de pintura en roll on de 30ml, la última novedad de la marca.