Texto e imágenes: Margo Baridón

¿Cuál es la forma de crear un nuevo futuro sustentable? ¿Cómo se puede generar una verdadera disrupción en la cadena de valor de la industria de la moda?

La sustentabilidad y la conciencia con el medioambiente tienen un rol cada vez más importante en la industria de la moda –la segunda del mundo en generación de residuos y polución, después de la petrolera-. En 2015, cuando estaba terminando la Licenciatura en Diseño de modas,  el documental The True Cost tuvo un verdadero impacto en mi vida y sentí el compromiso de crear moda que fuera lo más sustentable posible. Me propuse realizar colecciones que tuvieran una continuidad año a año, que no fueran descartables, apoyando la manufactura local y utilizando (en la medida de lo posible) materiales innovadores con tecnologías novedosas regeneradas a través del reciclaje (como poliamida reciclada para mi línea de swimwear).

Del 8 al 10 de junio de 2018 fui invitada a participar del showroom The Seed x Cooperativa en Omina Summit. Omina Summit, que se llevó a cabo en San José de Costa Rica, es el evento de sustentabilidad más importante de Latinoamérica. Cofundado por Carmen Busquets y Andrea Somma con el apoyo de EcoAge (Livia Firth), buscó generar en tres días un encuentro entre diferentes actores de la moda y  la sustentabilidad. En el segundo piso del Summit estaba localizado el showroom con quince marcas de diseño destacadas a nivel latinoamericano. Fue una oportunidad increíble haber podido participar de un evento con estas características con panelistas y asistentes tan destacados: Oskar Metsavaht (Osklen), Donna Karan, Gisele Bündchen, Claudia Donaldson (Nowness), Kelly Talamas y Brenda Díaz de la Vega, entre muchos más.

Foto: cortesía Margo Baridón.

Fueron charlas muy profundas que combinaban profesionales ya destacados y consagrados en el mundo de la moda y sustentabilidad con startups de emprendimientos  innovadores. Es muy difícil poder resumir tres días cargados de actividad y conocimiento. Se presentaron proyectos de todo tipo, desde disrupciones en la cadena de valor de moda hasta innovaciones en materiales y en la forma de reutilizar materiales descartados.

Debajo les comento algunos de los destacados del Omnia Summit 2018:

+ Osomtex es un emprendimiento que regenera textiles a través de la ropa descartada por la moda masiva (que vienen de realizar una colaboración con Stella McCartney).

+ Piñatex es otro emprendimiento que genera “cuero” con el descarte de las plantaciones de ananá.

+ Sundar es un emprendimiento que puede potencialmente generar una de las mayores disrupciones en la cadena de la moda, conectando a proveedores con diseñadores alrededor del mundo en un sistema verificado y transparente.

+ Donna Karan dio una charla súper emotiva donde comentó el cambio en su vida luego de vender su marca a LVMH y generar Urban Zen una nueva forma de comercializar y potenciar la producción artesanal y el trabajo en Haití (aunque la marca también confecciona en Papúa Nueva Guinea y Uruguay).

+ Claudia Donaldson, ex editora en jefe del sitio Nowness, presento “the power of storytelling” y cómo generar contenido atrapante.

+ Paul Hawken presentó junto a Gisele Bündchen su libro The Drawdown, donde comenta las 100 formas más sustantivas para frenar el calientamiento global. Hasta pudimos escuchar un diálogo entre Lucy Siegle junto a Livia Firth, co-realizadoras del documental The True Cost.

Una de las charlas más esperadas y destacadas fue la de la marca brasileña Osklen.

Oskar Metsavaht (fundador y director de Osklen) comenzó su charla presentando el documental ASAP “As sustainable as possible”. Osklen es una expresión de un estilo de vida genuino donde se integra la vida urbana con la naturaleza, donde lo orgánico y la tecnología, lo local y lo global y el lujo y la simpleza son complementarios. El diseño, el arte y la sustentabilidad crean el universo de la marca que representa una visión de un nuevo lujo. Desde 1998, cuando lanzó su primer proyecto con una remera de algodón orgánico, Osklen invirtió en moda sustentable. Desde entonces ha estado comprometido con la sociedad y el medioambiente, validado por el Instituto E en Brasil, una organización sin fines de lucro dedicada al desarrollo humano y al cuidado del Amazonas. Comentando acerca de su proceso creativo, dijo que el ser humano está en el centro del proceso buscando un equilibrio entre la gente, sus recursos naturales y el medioambiente. Etica y estética.

El futuro está en nuestras manos. La sustentabilidad está en nuestras manos. Es nuestro futuro. Como consumidores y emprendedores tenemos la posibilidad de elegir qué empresa apoyamos y qué tipo de emprendimiento creamos.