No literalmente hablando porque nos gastamos todo el presupuesto en 723 cajas de KitKat. Totally worth it, no regrets here. Pero sí vimos las pasarelas completas en primera fila de la NYFW –en Stories– más todo el street style de la LFW a puro scroll. Cada tanto nos distrajimos con un meme o dos(cientos) del lanzamiento del nuevo Iphone en Twitter.

https://twitter.com/cesarhero9/status/1171492236971786240

https://twitter.com/sakhtl0unda/status/1171476126960472064

Bueno basta, vamos a lo nuestro, malditos memes.

La Victoria de Rihanna

Si alguien nos hubiera dicho [inserte cantidad de años a su criterio aquí] atrás que los ángeles de Victoria’s Secret iban a caer, siendo reemplazados por chicas Fenty de toda forma, tamaño, piel y género, no hubiéramos entendido qué es Fenty. Chiste. Hubiéramos dicho: ¡OJALÁ! Pero acá estamos, 2019 y ya está pasando.

Meses atrás, desde VS anunciaron que cancelaban su tradicional show, ¿se acuerdan? El último tuvo la audiencia de TV más baja de su historia porque:  a) Su intento de plus size con un ángel de 55 kilos fue lastimoso, b) Se negaron a sumar diversidad sexual entre sus modelos y c) ¿Quién mira televisión?

Desde la casa matriz dijeron que debían repensar las plataformas de transmisión y adaptar el show a un nuevo tipo de evento más emocionante y dinámico. Cuestión que RiRi se les adelantó por mil y ahora van a tener que hacer malabares para no quedar como una copia desesperada de Savage x Fenty.

El desfile, que más bien fue un espectáculo/concierto/performance en ropa interior, se transmitió el 20 de septiembre por Amazon Prime. Para mantener la exclusiva, los invitados no pudieron entrar al evento con sus celulares. Imaginate estar a dos metros de Rihanna y no tener evidencia alguna de que eso pasó. Nos sentiríamos como Lohan en Confesiones de una típica adolescente.

No permitieron el ingreso de celulares para no spoilear la transmisión. Créditos: Savage x Fenty
Cara Delevigne, las hermanas Hadid, Joan Smalls y Alek Wek fueron algunas de las modelos en escena. Créditos: Savage x Fenty

God save the Quinn

Del otro lado del charco, es Richard Quinn quien está cambiando las reglas del juego. Los afortunados seres que tuvieron paciencia y esperaron media horita afuera a que empezara el show (problemas técnicos), tomaron la mejor decisión en la historia (después de la de abandonar el tiro bajo).

El estilo edgy cargado de flores y latex de Quinn se fusionó con María Antonieta by Sofía Coppola mientras la Orquesta Philharmonia sonaba de fondo. La colección estuvo inspirada en la realeza. Tiene sentido considerando que la Reina se sentó en la primera fila de su desfile del año pasado dándole un mega boost de exposición al diseñador y, sobre todo, que el Brexit está poniendo en jaque la identidad británica. Volver a las bases, revisar la historia y desafiar la sombra de McQueen: el killer combo de Ricardo.

No fashion on a dead planet

Otro jaque se está dando a la industria de la moda en general. Mientras tenía lugar el desfile de Victoria Beckham –increíble, by the way–, activistas del cambio climático protestaron en contra de la LFW. La semana entera es una oda a lo que destruye el medio ambiente: aviones, ropa nueva en toneladas, comida rápida, packaging. A pesar de que lo vintage es cada vez más deseado y que, algunas firmas están empezando a fabricar prendas con materiales reciclados, queda mucho por modificar si queremos seguir vivos, ¡ah!

Tory Burch ft. Diana Spencer

Más viva que nunca está Lady Di. ¿Coincidimos en que es la mujer ícono del momento? Con Tory sí –y con Vogue Paris y Hailey Bieber también– por eso inspiró su colección en ella, tal como le sugerimos jiji.

Concretamente Tory se centró en Diana antes de que fuera conocida hasta los primeros flashes de los paparazzis. El resultado nos dejó un jardín de flores, baby collars, lazos, estampados a lunares, cuadrillé y perlas, con la sensación de estar en unos 80s-90s dulces y frescos.

 

Créditos: Coolturize.
Crédito: Para ti
Crédito: Para ti

El marco del desfile fue el Museo de Brooklyn, que está al lado del Jardín Botánico. Vale mucho la pena visitarlo si están de paso por NY. ¿Qué tendrá que ver? No sabemos, solo dejamos salir la Barbie Guía que llevamos dentro.

¡Fin del recorrido! Gracias a todos por venir, mil besos, mil besos, mil besitos.

Con amor,

– Souli.