Las cuatro principales semanas de la moda, las de Nueva York, Londres, Milán y París -en ese orden-, forman en conjunto el “Fashion Month”, un periodo de tiempo en el cual las principales grifas presentan sus colecciones de temporada. Este mes transcurre entre febrero y marzo para las colecciones invernales, y entre setiembre y octubre para las inspiraciones estivales.

La colección SS17 palpitó oficialmente del 8 de setiembre al 5 de octubre de 2016, y acá les dejamos la #GuíaCouture con los mejores, más relevantes y más resonados desfiles de estas cuatro semanas:

Los que hicieron ruido

Para generar ruido en las redes sociales o en los medios no siempre es suficiente presentar prendas hermosas o llamativas, y hay algunos maestros de generar revuelo fashionista. Tal es el caso de Tommy x Gigi, la colección de Tommy Hilfiger diseñada en conjunto con una de las ‘It girls’ del momento, Gigi Hadid. La modelo es una de las más seguidas en Instagram y tiene amigas tan famosas como Taylor Swift, por lo que era de esperarse que la presentación de la colaboración en New York Fashion Week generara el deseado buzz. A esto se le suma una mise-en-scène llamativa y una colección sencilla, pero muy comercial. Hasta hace unos días ya llevaba vendida la mitad de los diseños. Un éxito.

Foto: Fashionista
Foto: Fashionista

Otro que no es ajeno al revuelo es Jeremy Scott y su última colección para Moschino en Milano Fashion Week no fue la excepción. Con una estética de antiguas muñecas de papel, Scott volvió a exhibir una variante de su extravagancia glam, que puede ser amada u odiada, pero a la que es imposible mantenerse ajeno.

Lo último de Moschino. Foto: BOF.
Lo último de Moschino. Foto: BOF.

Como siempre Chanel, de la mano de Karl Lagerfeld, acertó al elegir el tema alrededor del cual giraría el show y la colección, captando el zeitgeist de nuestro tiempo. Para la el verano de 2017 Uncle Karl eligió el “data center” como inspiración, aludiendo a la importancia de la enorme cantidad de data que manejamos hoy. La escenografía simulaba ser una central de servidores, las estampas fueron inspiradas por coloridos cables, hubo cascos de androides y en las telas se podían ver una suerte de circuitos. Eso sí, sin perder el clásico corte de Chanel.

Chanel en la semana de la moda de París. Foto: BOF
Chanel en la semana de la moda de París. Foto: BOF

Girl power

Si bien llevar la bandera feminista no representa una novedad para la moda -Karl Lagerfeld, siempre pionero, lo hizo en 2014- este año se reafirmó como macrotendencia. Hubo manifestaciones obvias del feminismo, como el de Maria Grazia Chiuri en Dior -hablaremos en profundidad de su debut más adelante- que decidió ponerle a las modelos una remera con la leyenda “Todos deberíamos ser feministas”, y otras más sutiles.

El "statement" de Dior. Foto: Elle
El “statement” de Dior. Foto: Elle

Probablemente uno de los que entendió mejor de qué va en realidad el feminismo fue Christian Siriano, que incorporó modelos de todos los talles y colores a su pasarela de una manera orgánica y auténtica, a diferencia de lo de Chiuri, que se vio un poco forzado. Siriano logró vestir de forma bella y llena de gracia a mujeres con curvas, una tarea que sorprendentemente pocos logran realizar con buen gusto. JCrew hizo algo similar invitando a empleados de la marca y “gente normal” a oficiar como modelos.

Humberto Leon and Carol Lim de Openening Ceremony tuvieron una premisa similar a la de Siriano, pero fueron un poco más lejos. Utilizaron el desfile para hablar de cuestiones como el género, la importancia del voto y los derechos humanos. Las actrices Rowan Blanchard -amamos-, Whoopi Goldberg, Natasha Lyonne, Rashida Jones, Ilana Glazer y Diane Guerrero sirvieron como modelos. Por otro lado, las prendas estuvieron inspiradas en banderas y culturas de diferentes países.

La colección Primavera/Verano de Opening Ceremony. Foto: Fashionista.com
La colección Primavera/Verano de Opening Ceremony. Foto: Fashionista.com
La colección de Christian Siriano. Foto: Vogue
La colección de Christian Siriano. Foto: Vogue

New kids on the block

En 2015 varias maisons tuvieron un recambio de directores creativos, y este fashion month fue la oportunidad de los nuevos diseñadores de mostrar su visión de la grifa. Así María Grazia Chiuri reemplazó a Raf Simons y debutó a cargo de Dior, trayendo el esgrima, los motivos esotéricos, las transparencias y el romanticismo a la casa. Si bien no se puede negar que la colección es preciosa, tal vez es demasiado parecido a lo que hacía la diseñadora en Valentino. Por otro lado, el compañero de Chiuri en Valentino, Pierpaolo Piccioli se lanzó solo en la nueva colección de la grifa, que tuvo como protagonista a la paleta del rojo y del rosado.

La colección de Christian Dior. Foto: Popsugar
La colección de Christian Dior. Foto: Popsugar
Foto: Le Figaró
La colección de Valentino. Foto: Le Figaró

Anthony Vaccarello, en tanto, tomó las riendas de Saint Laurent y con él hizo su aclamado regreso el logo de YSL (a pesar de las aclaraciones con 22 tuits furiosos de Hedi Slimane). Con siluetas ochentosas y el cuero con el jean como insignias, Vaccarello sorprendió a todos con su visión de lo que es Yves Saint Laurent. La colección, que fue aplaudida por los especialistas en moda, implicó para muchos un regreso a los orígenes de la marca.

La nueva colección de YSL. Foto: Vogue España
La nueva colección de YSL. Foto: Vogue España

Así como Vaccarello se apoyó en la historia y los orígenes de su marca para cimentar su comienzo, Bouchra Jarrar reafirmó su propio estilo en su debut con Lanvin, en la difícil tarea de sustituir a Alber Elbaz. Con piezas características de la diseñadora, como las biker jackets y las plumas, Jarrar presentó una colección bellísima coherente con sus trabajos anteriores y con el espíritu de la marca: lujo, glamour sofisticado, romance y sencillez.

Lanvin según Jarrar. Foto: BOF
Lanvin según Jarrar. Foto: BOF

Los virtuosos

Más allá de la polémica que pueden haber causado, de sus valores como marca o de las modelos que hayan utilizado, algunas grifas llamaron la atención por la belleza de sus colecciones. Desde las clásicas powerhouses como Versace, Loewe y Fendi, hasta viejos conocidos de la industria tales como Marc JacobsThom Browne, a los que la marca y la historia no le pesan tanto, por lo que pueden permitirse otras libertades.

Claro que también hay que hablar del trabajo de Simon Porte Jacquemus, para su marca homónima Jacquemus, a la que adoramos desde sus comienzos y que merece una nota aparte. Esta última colección inspirada en el folclore francés y en las siluetas de los ochentas, fue tal vez la más madura y práctica hasta el momento, sin llegar al punto de ser predecible.

Versace. Foto: BOF
Versace. Foto: BOF
Colección Verano 2017/ Business of Fashion
Colección Verano 2017/ Business of Fashion
Thom Browne. Foto: BOF
Thom Browne. Foto: BOF
Marc Jacobs. Foto: BOF
Marc Jacobs. Foto: BOF
Jacquemus y su inspiración flamenca. Foto: Vogue
Jacquemus y su inspiración flamenca. Foto: Vogue

¿Y ustedes qué opinan? ¿Tuvieron favoritos?