NYC Gay Pride
Gay Pride NYC // Foto: Cecilia García.

Quizá sea una elección personal, pero pensar retroactivamente siempre me encuentra buscando patrones de algún tipo. Junio en Nueva York no fue excepción, y la manera más práctica para clasificar mis actividades se resuelve en la representación de formas y colores. A saber:

PRIMARIOS

Es con estos colores que todo comienza, representados este mes por Paul McCartney y las Citi Bikes.

Paul McCartney @ Barclays Center

Mi opinión siempre estará sesgada al respecto, pero uno no se cansa de ver a Paul McCartney en vivo. En esta ocasión, el show fue en Brooklyn, en el Barclays Center, estadio emblema del equipo de básquet it del momento: los Brooklyn Nets. El gigante de hierro oxidado -erigido en lo que pareció un suspiro-, está ubicado en el delta de los barrios Park Slope, Boerum Hill y Fort Greene y, hasta la fecha, es amado y odiado localmente por igual. Las lenguas barriales especuladoras dicen que toda esta movida fue apadrinada por Mr. Beyoncé –a.k.a. Jay Z- y, de ser así yo digo “mejor aún”.

McCartney hizo lo que sabe hacer bien. Ejecutó su clásico rolodex de hits y se animó a rarezas beatle como Your Mother Should Know, All Together Now y la grandiosa Lovely Rita. Los fans de Wings también fueron tenidos en consideración y disfrutaron con versiones de Hi, Hi, Hi, Listen to What The Man Said y Another Day, entre otras. Setlist completo del Barclays aquí. Reseña en detalle del show, cortesía de Brooklyn Vegan (“la ley” en reviews), aquí.

 

McCartney Brooklyn
El Barclays recibió a Paul // Foto: Cecilia García.

Punto álgido: Ver a Jerry Seinfeld entre el público.

Citi Bikes

Un factor de cambio para el peatón neoyorquino con ganas de pedalear, las Citi Bikes llegaron para quedarse. Por una membresía anual o tarifa diaria 24 horas, uno puede hacerse de una bici en una de las tantas estaciones en el barrio de su preferencia, y recorrer la ciudad. Aún con grandes detractores -especialmente las eternas bike shops del East Village-, las bicicletas azul Francia de no muy agraciado diseño continúan dominando las calles.

Citi Bikes NYC
Citi Bikes // Foto: Cecilia García.

Punto álgido: Hay estaciones -literalmente- por todos lados.

 

GEOMETRÍA

Nuevas figuras emergen en la moda callejera, en este caso representadas por los zapatos en punta; los slit pants –que llamaremos “pantalones de corte”, a falta de traducción que compare en musicalidad- y la nueva imagen del Whitney Museum of American Art.

Zapatos en punta

Volvieron. Los zapatos en punta que me costaba verle a mi madre puestos durante buena parte de los ochenta y noventa están atravesando un revival al cual estoy por adherirme. Después de todo, son un clásico. Actualizados a los tiempos que corren, ya se ven en los pies de algunos sartorialistas por el gomoso asfalto de la desesperantemente calurosa Manhattan.

Prada zapatos en punta
Zapatos en punta @ Prada Store, 5th Ave. // Foto: Cecilia García

Punto álgido: Es refrescante ver cómo Prada interpretó este trend, encontrando un elegante balance entre calzado de punta y la comodidad de un oxford.

Pantalones de corte

Un giro interesante para los jeans y lo que posiblemente salve al pantalón capri de lo que podría haber sido su inminente extinción de la faz terrestre. La nueva tendencia en pantalones es el llamado slit pant. Un simple y creativo corte frontal que le aporta versatilidad a nuestros básicos del día a día.

Slit pants
Leandra Medine y sus slit pants. // Foto: The Man Repeller.

Punto álgido: En el newsletter de junio de WhoWhatWear se vio una dinámica galería de imágenes respecto a esta nueva tendencia, disponible aquí. La espléndida Leandra Medine de The Man Repeller los glorifica en su artículo Art of the Slit Pant.

 

El Whitney, re-branded

Menos puede ser más, sugiere la nueva imagen del Whitney Museum of American Art. Hijo pródigo del colectivo creativo basado en Ámsterdam Experimental Jetset, el resultado es simple, limpio, versátil y -lo más importante- funciona.

Whitney Museum
Nueva imagen del Whitney, integrada a la ciudad. // Foto: Cecilia García.

Punto álgido: A partir de 2015, el Whitney estará coronando el Meatpacking District, desde uno de los vértices oeste del High Line, con vista al río Hudson.

 

BRILLOS

Los elegidos para esta categoría este mes son The Bling Ring, de Sofia Coppola, y el fenómeno Manhattanhenge, un favorito para los aficionados a la fotografía.

The Bling Ring

La cruda realidad supera a la ficción en el nuevo largo de Sofia Coppola. The Bling Ring es un largometraje basado en hechos reales que abusa de la frivolidad en pro de contar la historia de un oscuro Los Ángeles, donde el deseo por acercarse a la fama puede más entre un grupo de adolescentes de buen pasar, fanáticos de Perez Hilton. Generadora de sentimientos encontrados en el espectador –algo a lo que Coppola está más que acostumbrada-, vale la pena exponerse a esta frugal película y sacar sus propias conclusiones (algunas escenas fueron filmadas en la empalagante mansión de Paris Hilton). Tráiler aquí.

the-bling-ring-poster
Póster de The Bling Ring // Foto: Indiewire.

Punto álgido: Cualquier entrevista realizada a Alexis Neiers, representada en la película por la ex-Hermione, Emma Watson.

 

Manhattanhenge

El sol se alineó con el grid neoyorquino para dar resultado a lo que se conoce como Manhattanhenge, una serie de atardeceres inolvidables entre el asfalto que ocurre solo dos veces al año. Ideal para atestiguar desde las alturas del High Line.

Manhattanhenge
Manhattanhenge // Foto: In Focus Realty NYC.

Punto álgido: La épicas fotos que resultan de este fenómeno estival. 

 

ARCOIRIS

Colores por doquier este mes, comenzando por Bushwick, pasando cerca de los piers al suroeste de la ciudad, y culminando por todo lo alto en el corazón del West Village, luego de un paseo por la quinta avenida.

Bushwick Open Studios

Una vez al año, el público neoyorquino fanático del arte tiene acceso libre a los industriales estudios de los artistas que prometen en Bushwick, el barrio avant-garde de Brooklyn. A diferencia de lo visto en 2012, esta edición de los Bushwick Open Studios ofreció un gran protagonismo de color, ejemplificado en las obras de los locales David Bender, Julia Norton y Melanie Jolanta Moczarski, entre otros.

Bushwick Open Studios
Detalle de obra en madera y yeso, por Melanie J. Moczarski // Foto: Cecilia García.

Punto álgido: Culminar el paseo artístico comiendo un slice de pizza en Roberta’s.

 

Unknown Mortal Orchestra @ Seaport Music Festival

Con uno de los álbumes de 2012 bajo el brazo –menos crudo que su predecesor pero igual de lisérgico, bautizado simplemente II -, Unknown Mortal Orchestra (UMO) dio un show gratuito como parte del Seaport Music Festival. El trío lo-fi con porcentaje neozelandés de origen -liderado por el pequeño Hendrix moderno, Ruban Nielson-, volvió a impresionar en el escenario bajo la incansable lluvia veraniega (hubo un momento de arcoiris y todo). La primera vez que vi a UMO abrían para Grizzly Bear en el Radio City Music Hall. No hubo vuelta atrás.

UMO
Unknown Mortal Orchestra, bajo lluvia // Foto: Cecilia García.

Punto álgido: Los inevitables hits que les siguen dando momentum a la banda. De su primer LP homónimo: Little Blu House, Ffunny Ffrends y How Can U Luv Me. Del II, las tóxicas Swim and Sleep Like a Shark y So Good at Being in Trouble.

 

Gay Pride Parade, más orgulloso que nunca

2013 fue un año especial para el desfile gay más famoso de los Estados Unidos. Con el resabio de la flamante e histórica venida abajo de una de las cláusulas clave de la Ley de Defensa del Matrimonio –D.O.M.A., la cláusula en cuestión declarada inconstitucional por la Corte Suprema hace pocos días-, la comunidad LGBT está de parabienes. Este nuevo capítulo de alegría generalizada pudo respirarse en el aire a lo largo de un circuito arcoiris que tomó a la quinta avenida prestada por varias horas en el último domingo de Junio. El New York Times hizo una excelente cobertura del evento, que hasta Yoko Ono compartió en su muro de Facebook. El mítico Empire State, iluminado a tono para la ocasión, por supuesto.

 

NYC Gay Pride
Gay Pride NYC // Foto: Cecilia García.

Punto álgido: La increíble portada del New Yorker, con Bert y Ernie de Sesame Street.