El lunes 28 de octubre se llevó a cabo en La Rural de Palermo, Buenos Aires, la edición número 20 del Six O’Clock Tea. El evento de moda y beneficencia pergeñado por Carminne Dodero se dedica a reunir en un tradicional formato de desfile y mesas de té a geniales señoras en el público que aplauden y consumen propuestas de diseño tendientes hacia la alta costura.

En este contexto se presentó como invitada especial a la diseñadora cubana-americana Isabel Toledo, considerada como una de las 100 personas más influyentes de la moda, cuyo nombre pasó de ser reconocido entre los conocedores del mundo de la moda a ser una figura reconocida internacionalmente cuando Michelle Obama eligió uno de sus diseños para la inauguración de la presidencia de su marido, Barack Obama. La imagen de su vestido de encaje amarillo y el abrigo recorrieron el mundo.

Nació en Cuba en el año 1960 y se mudó a los pocos años a New Jersey. En la secundaria conoció a su actual marido y compañero de trabajo, Rubén Toledo, de origen cubano también. Rubén es un artista multidisciplinario, pintor, escultor, ilustrador, escritor y crítico de la moda. Trabaja desde la escultura y el dibujo hasta el diseño de vidrieras de locales.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea

El artista ha creado ingeniosas e incisivas ilustraciones para medios como The New Yorker, Vogue, Paper, Visionaire y The New York Times. Sus dibujos 100 Postcards, 100 World Cities son parte de las guías de turismo de Louis Vuitton. El matrimonio Toledo es un poderoso dúo de creatividad, arte, diseño y moda.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea

Isabel estudió en el Fashion Institute of Technology y en Parsons School of Design. Luego, se entrenó con la legendaria Diana Vreeland en el Metropolitan Museum of Art en Nueva York. Desde 1984, Isabel, considerada una “importante figura cultural” por el New York Times, ha diseñado y exhibido dos colecciones por año en Manhattan Studio.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea

En 1998, la diseñadora decidió no seguir las semanas de dictados de la moda y comenzó a trabajar siguiendo su propio tiempo. En el mismo año, el matrimonio fue la estrella de una exhibición a la que llamaron “Toledo- Toledo: a Marriage of Art and Fashion” en el Museum of the Fashion Institute of Technology. Allí, su trabajo fue el centro del show, gracias a los años de colaboración en el mundo de la moda y el diseño. Esta muestra fue luego presentada en museos, universidades y galerías alrededor del mundo.

Entre los años 2006 y 2008 Isabel Toledo fue la diseñadora de la reconocida marca Anne Klein. Junto con su marido, Isabel ganó prestigiosos premios de moda como por ejemplo el Cooper Hewitt National Design Award en el año 2005 y en el 2006, el premio Fashion Visionary Award fundado por Eleonore Roosevelt para promover el diseño en los Estados Unidos.

Sus piezas se encuentran en algunos de los mejores negocios del mundo, como Bergdorf and Goodman en Nueva York o Colette en Paris.

Foto: Manuela Vilanova para BlogCouture.
Foto backstage: Manuela Vilanova para BlogCouture
Foto: Manuela Vilanova para BlogCouture.
Foto: Manuela Vilanova para BlogCouture.

BlogCouture tuvo la oportunidad de entrevistar a esta genial diseñadora y rara avis del mundo de la moda:

Te consideras una costurera antes que una diseñadora. ¿Por qué esta distinción?
Porque para mí el diseño se trata de las innovaciones de la construcción, los detalles de la confección y es la costurera la que sabe como hacerlo. El saber usar las manos para crear e inventar es muy poderoso. El diseño más válido para mí es el que une el arte con la técnica y es la costurera la que tiene esa sabiduría y la experiencia en las manos para convertir los sueños en realidad, la que une la matemática con la poesía.

¿Cuál es tu primer recuerdo asociado con moda?
Mi madre en Cuba, tratando que sus tres hijas traviesas aprendieran a hacer bien sus vestidos.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea

¿Crees que representas al New York style?
Sí, en el sentido de que es global e independentista. Yo soy una voz en el rico y diverso coro del que se compone el “New York Style”.

Hace años que decidiste retirarte de la presentación bianual de colecciones. ¿Cómo te coloca eso hoy frente a la vorágine de marcas que presentan hasta seis colecciones al año?
El mundo de la moda hoy en día es tan enorme y omnipresente que todo existe al mismo tiempo. Aunque cada vez hay más y más mercancía, siempre habrá espacio y necesidad para lo más especial, lo más hecho a mano, lo creado con cariño y sabiduría, para que le dure para siempre al cliente y, eso es lo que me motiva y lo que busco en todas las creaciones.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea

¿Qué valoran tus clientes de tu trabajo?
Valoran lo “único”, lo especial y lo diferente, la sorpresa y siempre la innovación con la más alta calidad. Valoran que mis diseños se pueden usar durante mucho tiempo sin lucir fuera de su época. El diseño inteligente dura para siempre.

¿Cómo es hacer dupla de trabajo con tu marido?
Mi esposo Rubén y yo colaboramos en casi todos los proyectos, pero tenemos una visión y método de trabajar muy diferente el uno del otro. Los dos somos expertos en profesiones muy diferentes, y por eso el resultado de nuestros trabajos son más complejos e interesantes para nosotros mismos y ojalá que para el público también.

¿Cómo describirías la experiencia del vestuario para After Midnight?
Fue una experiencia completamente diferente a la de crear una colección. En una obra de teatro lo que importa es que el vestuario ayude a avanzar la historia. Cada prenda creada tiene que ayudar a contar la historia y describir al personaje. Me encantó tener una colaboración tan intensa con los cantantes y bailarines del conjunto musical.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea

¿De qué se trata la colección que presentaste en Six o’clock?
De la poesía de la moda y del camuflaje de la naturaleza. Se trata de las combinaciones de los tejidos y de los colores mezclados en una manera sutil y también de las telas ligeras que flotan como nubes para ayudar a dar libertad al cuerpo.

¿Qué consejo darías a un estudiante de diseño en Latinoamérica?
Disfruta de tu individualidad y no pierdas tu identidad. Eso es lo que el mundo global necesita de ti, tu voz sincera y pura.

Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea
Foto cortesía Six O'Clock Tea
Foto cortesía Six O’Clock Tea