Texto y collage por Romina Díaz Cibils.

El marzo pasado, a medida que se acercaba la marcha del 8M, tuve muchas conversaciones del siguiente tipo (este es un print de pantalla real de mi chat de instagram):

No me considero activista, tampoco soy socióloga, simplemente les voy a contar lo siguiente desde lo que he investigado, de escuchar a gente idónea en el tema, desde lo que mi curiosidad me ha llevado a preguntar, leer y entender, porque me parece algo realmente importante (¡y básico!) que tenemos que saber todos. Estas son varias preguntas (y hasta afirmaciones) que he tenido que responder en marzo, y ojalá sean puntapié de intercambio durante todo el año:

¿Qué es el feminismo?

 

La definición textual de la RAE es la siguiente:

“Del fr. Féminisme, y este del lat. Fémina “mujer” y el fr. – isme – ismo

1.m Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.

2.m Movimiento que lucha por a realización efectiva en todos los órdenes del feminismo”.

El feminismo es un movimiento que busca la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Así de simple.

¿Estás a favor de que todos tengamos los mismos derechos? Si tu respuesta es sí, por definición, sos feminista. Tomá todo el tiempo que quieras para digerirlo, esto suele ser un shock.

 

¿Entonces por qué feminismo y no igualismo?

Explicado de la manera más simple, el nombre del movimiento indica cómo se va a lograr el fin del mismo. Por ejemplo, el abolicionismo, que procuraba el cese de la esclavitud, lo buscaba mediante la abolición de ciertas normas que mantenían a una gran cantidad de personas en esa situación; el comunismo, busca la igualdad mediante la propiedad común de los bienes de producción.

El feminismo busca la igualdad de derechos entre hombre y mujeres, poniendo el foco en este último grupo, las chicas, tratando de luchar por que tengamos los mismos privilegios que los chicos.

¿Estás segura que feminismo no es lo opuesto a machismo?

Bastante segura.

La Real Academia  Española define machismo como:

1. “Actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres”

2. “Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón”

En definitiva se trata de una ideología que afirma que los hombres son superiores a las mujeres. Lo contrario al machismo es el hembrismo, es decir, la creencia de que las mujeres son mejores que los hombres.

Pero yo no quiero ser feminista, las feministas son violentas.

Que hayas visto en el informativo a tres mujeres tirándole pintura a una iglesia -no quiere decir que ellas sean muestra de como viven el feminismo todas las personas (si es que consideramos una pintada como violencia). Si te hace reflexionar, te cuento que yo estaba marchando en ese momento, cuando dos chicas fueron a decirles que pararan (y si, pararon) y nadie hizo viral eso. Los medios muchas veces hacen foco en la noticia que “vende”, y no en la que importa.

En conclusión, lo que quiero transmitir, es que hay tantas maneras de habitar el feminismo como personas feministas en el mundo.

Yo no necesito el feminismo.

Varios me han dicho que no necesitan el feminismo, tal vez porque ahora gozamos de un montón de privilegios, que fueron conseguidos mediante luchas anteriores, y no se dan cuenta que eso no vino de la nada.

Hoy podemos votar, estudiar lo que nos gusta, elegir con quién casarnos, o hasta podemos elegir no hacerlo, podemos darle prioridad a nuestros trabajos si eso nos hace feliz y no tener la obligación de estar recluidas en nuestras casas. En fin, un montón de cosas que nos parecen elementales pero que para obtenerlas, mucha gente tuvo que movilizarse al igual que sucede ahora, por ejemplo con la marcha del 8M.

Este año la proclama de dicha marcha pidió igualdad, disminución de la brecha salarial entre hombres y mujeres, cese a la discriminación de todas las mujeres (mujeres afro, mujeres trans, mujeres rurales, mujeres indígenas, mujeres lesbianas, ¡y todas las mujeres que se te ocurran!), representación parlamentaria, y cese a la violencia machista, que ya se llevó 18 vidas en lo que va del 2018, casi una por semana.

Estos cambios pueden lograrse a través del feminismo, ¿te sigue pareciendo innecesario?

Para no dejarlos con la intriga, les muestro como terminó mi conversación de Instagram:

 

 

 

No le resultó nada difícil entenderlo.

Ya va siendo hora que superemos eso de que no gusta el nombre del movimiento y esos pormenores, y nos pongamos todos juntos a cinchar para el mismo lado, ¿no?