Pese a que el tema sustentabilidad se encuentra hace años instalado en la agenda de la moda, fue la tragedia de Rana Plaza que hizo que el mundo pusiera foco en los procesos de producción de muchas marcas de moda. El 24 de abril de 2013 un bloque de ocho pisos se derrumbó en Savar, Bangladesh, resultando en la muerte de al menos 1.127 personas y otras 2.437 heridas. Este edificio, llamado Rana Plaza, alojaba cuatro fábricas de ropa que empleaban cerca de 5.000 personas y producían para marcas como Mango, Primark, Benetton y El Corte Inglés. Más allá de las pérdidas humanas, este acontecimiento dio cuenta de las condiciones miserables a las que son sometidas los trabajadores en estos talleres. Peor aún es saber que casos similares -por suerte no tan graves pero igual de preocupantes- han sucedido en distintas partes del globo: los incendios de Tazreen Fashion y Ali Enterprises en 2012, el cierre de una fábrica en Parque Chacabuco (que hacía ropa para marcas como Cheeky y Montagne) y la clausura de un taller en Brasil que producía para Zara. Pasó en Asia, pero también se da en Latinoamérica, y es imposible ignorar lo que sucede acá o allá.

Fashion-Revolution-Day 2
Fotos: Keiron O’Connor // Cortesía de Fashion Revolution Day

Por eso el mundo de la moda parece ir tomando conciencia de a poco. En 2012 la socióloga argentina Susana Saulquin decía en conversación con BlogCouture: “El siglo XX fue de estéticas, pero el siglo XXI pone en primer plano el comportamiento ético. Esto es ética sin resignar la estética y las ganancias. Después de todo la moda es un negocio”. También señaló el importante papel de los recursos humanos en esta nueva concepción del negocio de la moda, planteando que “la ética individual juega un rol significativo en el siglo XXI. Es importante el cuidado del personal, los proveedores y de todos los eslabones en la cadena de producción”. “Se trata de un proyecto a largo plazo, de 10 años aproximadamente. Actualmente recién estamos viviendo las primeras etapas, dando los primeros pasos” concluía.

En estos primeros pasos surge una destacada iniciativa de la cual desde BlogCouture estamos más que felices de ser parte. Fashion Revolution Day es un movimiento global que se desarrollará el 24 de abril (comenzando este año), que busca concientizar sobre el verdadero costo de moda y mostrar al mundo que el cambio es posible.

Fashion Revolution Day es el día que celebraremos a la moda como una influencia positiva, teniendo en cuenta que como industria impacta a muchísimas personas, y por lo tanto tiene el potencial de mejorar la vida de cientos de miles de personas en el mundo. Como compradores solemos olvidar a los eslabones más débiles, pero vitales, de la cadena de producción: quienes hacen las prendas. Por eso es que el jueves 24 de abril del 2014, en la primera edición de Fashion Revolution Day, los invitamos a usar su ropa al revés dejando al descubierto las etiquetas que indican el “made in”, para así reconocer a quienes realmente hicieron lo que vestimos. Ser curiosos es vital y estar informados aún más.

Fashion-Revolution-Day-Trevor-Leighton
Melanie Rickey y Mary Portas, y Harold Tillman CBE por Trevor Leighton | Foto cortesía de Fashion Revolution Day
Fashion-Revolution-Day-Trevor-Leighton
Grace Woodward y V V Brown por Trevor Leighton | Foto cortesía de Fashion Revolution Day

Desde Asia a América del sur, cientos de países se están sumando a este movimiento global, que tiene como sede central a Gran Bretaña. Desde allí se llevarán a cabo distintas acciones como takeovers en Facebook, Twitter e Instagram, las cuales incluyen cobertura en tiempo de real de los distintos eventos al rededor del mundo, Q&A con expertos en twitter (Ethical Fashion Forum, Fairtrade Foundation y Greenpeace), y tips de estilismos en instagram.

Ustedes también podrán ser protagonistas subiendo y compartiendo sus fotos en las redes sociales con los hashtags #FashionRevolutionUy e #InsideOut, además de participar en las distintas actividades que se realizaran en Facebook, twitter y instagram. Se trata de una excelente manera de unificar las voces y ver realmente hasta dónde pueden llegar estas acciones.

Fashion-Revolution-Day
Fotos: Keiron O’Connor // Cortesía de Fashion Revolution Day