Generar una buena experiencia de compra no es fácil y en Uruguay estamos más habituados a entrar en una tienda con un propósito claro que buscando un momento de placer. Lemon vio allí una oportunidad y para diseñar su nuevo local tipo buscó que se pareciera más a una casa que a una tienda de ropa. Con elementos cálidos como la madera, otros rústicos como caños de bronce y una decoración rica en texturas generaron este ambiente en 18 de Julio y Río Branco el año pasado, en Las Piedras este año y así planean extenderlo a todas sus sucursales.

Este es uno de los cambios que la marca históricamente conocida como para vestirse canchera para la oficina está implementando para renovarse. Cuando el equipo de diseño de la marca viajó a Estados Unidos para buscar inspiración para el lavado de cara de las tiendas volvió lleno de ideas y decidió expandir el universo Lemon a la decoración. Así crearon La casa, una tienda online con una curaduría de objetos hechos en Uruguay, tan hermosos como cancheros, que se alinean con los valores y la estética de la marca.

Foto: Lemon.
Foto: Lemon.

Y, en ese sentido, Lemon busca a su vez reafirmar esos valores buscando alejarse del fast fashion e intentando mejorar aún más la calidad de las prendas. El objetivo es que cuando una clienta compre algo en una de las tiendas, esa pieza le dure por años. Por eso, además, sus colecciones van apuntando cada vez más hacia la atemporalidad (para eso los tejidos de punto y los jeans son grandes aliados) con algunos elementos de tendencia. Para demostrarlo, el equipo hace foco en los estilismos, a los que considera clave: cuando compramos algo de gran calidad y diseño clásico podemos usarlo todos los días, pensando mil y una formas de reinventar la prenda.

Con esos valores de funcionalidad, eternidad y calidez como guía, Lemon busca afianzarse cada vez más en el mercado uruguayo y seducir a las mujeres que comparten ese mismo ADN a través de experiencias de compra únicas y la oferta de una tienda online donde puede comprar objetos para acompañar ese estilo de vida. No se nos puede ocurrir mejor ejemplo de un cambio para aggiornarse en el sentido hacia el que evoluciona la industria.