A mediados de este pasado agosto, Buenos Aires dio comienzo a su calendario de moda para la temporada primavera-verano 2017/2018 con Buenos Aires Fashion Week. Esta fue una edición que peligró hasta último momento y estuvo cerca de cancelarse, al igual que la del invierno pasado, debido a la situación económica Argentina. “Dejaremos pasar una temporada para volver con más fuerzas”, declaró Julieta Spina, directora general de BAF. Y así fue.

La previa

El Paraíso Tropical de Ginebra pre inauguró la semana en el Teatro Astral. Candelaria Tinelli despuntó el show cantando en vivo, seguida por Benjamín Amadeo y Oriana Sabatini -protagonista de la campaña-. Pero, pese al gran despliegue, la música no pudo opacar las críticas continuas de plagio de los diseños y extrema delgadez de las modelos.

Días más tarde, Blackmamba presentó Somnífera en el Paseo Alcorta. Un idilio de verano con guiños de lencería y almohadones gigantes como accesorios. La original propuesta logró darle un nuevo giro a las tendencias actuales (transparencias, volados, camisas oversize) y las fotos de la instagrameable puesta en escena no tardaron en invadir las redes sociales.

Desfile Ginebra. Foto: Facebook Ginebra.
Emilia Attias, Belén Chavanne y Flor Torrente en el desfile de Black Mamba.
Backstage desfile Blackmamba.

Día 1 BAF

El miércoles 23 de agosto finalmente se abrieron las puertas del predio ferial La Rural. Debido al reducido espacio del pabellón, los stands fueron escasos. La #TiendaBAF, una de las novedades de esta edición, quedó relegada al fondo a la izquierda. Entre las marcas presentes estuvieron Cibeles, Blackmamba, House of Matching Colors, Belén Amigo y además albergó a la diseñadora uruguaya y amiga de la casa, Margo Baridón, que cada vez genera más impacto en la escena bonaerense. Además de la tienda física, BAF lanzó una tienda online a principios de mes. “Pretendemos hacer que BAF dure todo el año y pueda llegar a todos los argentinos”, contaron miembros del staff a Couture.

Mis íntimos amigos fue la única marca íntegramente masculina presente en la edición. Los pantalones estilo pijama en telas estampadas y metalizadas fueron de lo más osado de la colección, que fue fashion en la justa medida para el hombre argentino promedio.

Desfile de Mis Íntimos Amigos. Foto: Santiago Mendoza para Couture.

¿Lo más aplaudido del día? Alen. O más bien, las modelos noventosas que Alen se dio el lujo de sumar a la pasarela. Nicole Neumann, Mariana Arias, Paula Colombini, Dolores Trull, Andrea Bursten y María Vázquez tuvieron la posibilidad de revivir sus años dorados gracias a la consigna de la firma: Everyday icons. Ya sabemos que los 40 están de moda, ¿no?

A metros de allí, en el restaurante del predio, Kosiuko, que celebraba sus 25 años, cerró la noche con una propuesta romántica -llamada Love Beats– y una paleta minimalista, predominada por el blanco, negro, rosa y plateado. La pasarela iluminada con una luz azul tenue y unos cubos que simulaban ser hielo, contrastó con las prendas veraniegas donde se vieron volados, lentejuelas, cuero metalizado, rayas y corazones.

Mariana Arias para Alen. Foto: Facebook Alen.

Día 2 BAF

La jornada del jueves 24 comenzó con Nous Etudions. Su apuesta al nogender y la desnudez se fusionó con un guiño a la década de los ochentas. Las siluetas fueron holgadas -como nos tiene acostumbradas la marca- y los colores plenos, a puro tecnicolor.

Horas más tarde, para sorpresa de muchos, los alumnos de la Fundación UADE presentaron cuatro colecciones con aire fresco. Hilos de cobre, libros en mano, diversidad de modelos, prendas usables, verde lima y cuero argentino.

Backstage Nous Etudions. Foto: Instagram Nous Etudions.

Paula Cahen D’Anvers propuso looks preppy, con similar inspiración al último verano de Gucci. Anteojos hipster, lazos con una flor al cuello y medias altas deportivas completaron los estilismos. Las luces de neón rosas de fondo junto con las hojas selváticas en luminaria, hicieron que Paradise -colección de Paula Cahen D’Anvers- se viera similar al montaje de Tropical Paradise -colección de Ginebra-.

Mientras tanto en backstage, se preparaban angelicales modelos de cabellera rosa con glitter en los pómulos. House of Matching Colours solicitó un makeup fantástico a juego con sus transparencias, brillos y destellos fluorecentes. La marca mostró un mix de sus colecciones ready-to-wear y ceremonial. Para un cierre sumamente celebrado, se enlazaron las manos de las modelos en vestidos de novia como si estuvieran caminando hacia el altar.

Foto: Santiago Mendoza para Couture.

Finalmente fue el momento de A.Y. Not Dead. A sala llena y con periodistas e invitados amontonándose en la puerta, la firma desplegó su autoproclamada rebeldía. El fotógrafo Sebastián Faena desfiló fumando marihuana -gesto poco transgresor para 2017- para luego besarse con Calu Rivero a mitad del show. Los modelos -de diversa estatura y silueta- caminaron descalzos luciendo prendas inspiradas en soñados viajes de verano.

Jazmín Chebar -la marca del momento- estuvo a cargo de la fiesta de cierre del segundo día, que se sumó a la celebración de sus 20 años en el mercado. Voyage fue el concepto de la colección, que convocó a los referentes más cool de la farándula local. Illiya Kuryaki puso la música, mientras Jazmín vistió a los invitados con las coloridas prendas características de la marca.

Sebastián Faena para AY Not Dead. Foto: Santiago Mendoza para Couture.
Calu y Marou Rivero en la fiesta de Jazmin Chebar. Foto: Facebook Jazmín Chebar.

Día 3 BAF

El viernes 25, Mariana Dappiano invitó a un mediodía bajo el mar. Como ganadora de Autores de Moda BA en la categoría de artista consagrado, Dappiano tuvo la oportunidad de presentar su colección Marina en el Centro Cultural San Martín. Escaleras mecánicas subían y bajaban a las modelos enfundadas en túnicas, vestidos largos o cortos, todos con estampas originales de la autora.

Bajo una lluvia torrencial -más veraniega que invernal-, Bestia mostró su impronta emergente con básicos recargados: camisas oversize, ponchos, chalecos hasta el piso. ¿La paleta de colores? Neutra, acromática. En contraste, siguió el desfile de Mila Kartei con un Viva la Cumbia plagado de celestes, rosas y amarillos. Estampas, flores naturales y sombreros canotier generaban ganas inmediatas de sentir el sol en la piel.

Desfile Mila Kartei. Foto: Facebook Mila Kartei,

Las Pepas aportó otra dosis de color y sabor. Dos bailarines de salsa abrieron el desfile, seguidos Milagros Schmoll -la modelo argentina más exitosa a nivel internacional-, luciendo un traje naranja y confirmando que el power suit es una de las tendencias más fuertes de la temporada. La propuesta cerró con mucho cuero metalizado, trajes con short y maracas en mano.

Por último llegó Custo Barcelona, la única marca extranjera que montó un desfile en la semana que vela por la protección y difusión del diseño local. El español tomó el evento como plataforma para potenciar la apertura de su primer local en la Argentina, dentro del circuito arty del barrio de Palermo.

Desfile Las Pepas. Foto: Santiago Mendoza para Couture.

Desde el backstage se pudo apreciar el enorme trabajo que implicó el regreso de la BAF, que lo hizo con más fuerza que nunca. Para ellos, un gracias no alcanza. Es que, apostando a mostrar el talento local sumado a la pujanza de las grandes marcas, se mantiene viva la esperanza de quienes creen en la moda local.

Santiago Artemis. Foto: Santiago Mendoza para Couture.
Denise Ascuet en A.Y. Not Dead. Foto: Santiago Mendoza para Couture.
Justa Bustos. Foto: Santiago Mendoza para Couture.
Foto: Santiago Mendoza para Couture.
Sol Kazin. Foto: Santiago Mendoza para Couture.