En enero de 2018 Mirada Couture lanzó la campaña de su primera colección cápsula, en asociación con Manos del Uruguay. Manos + Couture fue una novedad para el mercado local: una plataforma digital de moda materializando su ADN  en prendas de lana de una institución que cumplía 50 años, ya convertida en un clásico de la identidad uruguaya.

Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture

El resultado fue un éxito: en un mes y medio se agotaron los ponchos, sweaters y chales de tonos brillantes. La segunda colección se planteó entonces como un camino natural a seguir explorando. El poncho, prenda todoterreno y multiclima, creció en largo y modificó su escote para llevarlo a una V, apto para llevar por debajo poleras, camisas o bikinis. El chal Huella, icónico de Manos, se encendió en los colores de la colección. La prenda estrella fue el cardigan: 100% lana Merino, botones de madera, mangas voluminosas y fit relajado, para llevar suelto o abotonado en un atuendo de jean o encima de un vestido.

Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture

El uso del color, sello característico de Couture, terminó de elevar las prendas. No solo las prendas son tejidas a mano por mujeres uruguayas, sino que son teñidas artesanalmente con una carta de colores propia de Manos del Uruguay. En conjunto con el laboratorio de teñido, llegamos a los cuatro tonos de la colección: lila, verde, naranja y amarillo, que surgen con matices dependiendo de la textura de la lana y su trama. El crudo, también presente, es un hit en el cardigan y el poncho.

Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture

Para la campaña elegimos a Federica Levrero, una amiga y musa de la casa. Fede tiene 37 años, es madre de tres chicos y trabaja con educación continuada en el exterior, asociada a prestigiosos institutos como Marangoni y el Istituto Europeo di Design para Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay. Pese a su natural belleza y elegancia, nunca había querido protagonizar una campaña, por lo que nos sentimos muy especiales.

Las fotos son de Karin Topolanski, ya un clásico, y el estilismo de Couture y Valentina De Llano.

Agradecemos a Estela Chapuis por su hermosa casa y a Pastiche y Hómini por complementar el vestuario.

Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture

Las prendas tienen talles únicos y sus cantidades son limitadas. Están a la venta en Manos del Uruguay de Punta Carretas y Montevideo Shopping, en Arocena y en su tienda online.

Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture
Foto: Karin Topolanski para Couture