Casi todas las cosas de la vida pueden explicarse con una cita de Miranda Priestley en The Devil Wears Prada y la industria de la moda es una de ellas. “Ese azul representa millones de dólares e incontables empleos y es algo cómico que pienses que tomaste una decisión que te exime de la industria de la moda cuando de hecho, estás usando un suéter seleccionado para ti por la gente de esta sala”, dice el personaje de Meryl Streep

Esta para mí es una de las explicaciones más gráficas de lo valioso que es el trabajo del diseñador, que más allá del aspecto artístico de su tarea, tiene que preocuparse por lo comercial: una decisión tan simple como un color puede valer millones; si no pregúntenle a Valentino cómo le ha ido con su color rojo.

Y en el caso del diseñador-emprendedor, además debe intervenir en otras áreas como atención y gestión de los canales de venta (tienda propia o e-commerce), recursos humanos, finanzas y cuestiones legales. En este proceso de tomar decisiones de distintos ámbitos -especialmente en el área legal- se cometen errores. Generalmente no son más que desconocimiento de la ley, pero ya sabemos que no conocer las normas no nos exime de su cumplimiento.

Por eso en el post de hoy vamos a repasar algunos de los errores más comunes.

Error 1: Hacer promociones para pago contado y no incluir a las tarjetas de débito

Animals GIF - Find & Share on GIPHY

Hemos visto (y me ha pasado) que se aplica un descuento o promoción para quienes pagan contado y al ir a pagar con la tarjeta de débito la respuesta muchas veces es: “la promo aplica sólo en pago contado”. Pero se refieren entonces al pago en efectivo, porque pago contado es también con tarjeta de débito.

Esto usualmente sucede por los costos de mantenimiento y la tardanza en acreditar el pago por la empresa emisora de la tarjeta de débito. En ese sentido la moda, junto a los demás sectores de consumo, deberán trabajar para lograr acuerdos comerciales que permitan utilizar mejor este instrumento.

¿Qué problema me puede traer este error? 

En primer lugar implica un cliente enojado -y el problema que esto representa-. Además, representa un incumplimiento a la Ley de Inclusión Financiera Nro. 19.210, y por consiguiente la posibilidad de denuncia por parte del consumidor y sanciones en los órganos de control (Área de Defensa del Consumidor).

Solución

Cuando hagas la promoción por pago contado debes aceptar las dos formas: dinero efectivo y tarjeta de débito.

Error 2: Informar de las condiciones del producto y oferta en otro idioma

Ya sabemos que el inglés suele sonar más cool, pero recurrir a este idioma siempre implica incumplir la ley. Toda información que des sobre tu producto o promoción debes expresarla en idioma español de forma clara y sencilla porque por más normalizado que nos parezca que está el inglés, sigue siendo una lengua extranjera.

¿Qué problema me puede traer tener este error?  

El incumplimiento a la Ley de Relaciones de Consumo Nro. 17.250. Esto puede llevar a la denuncia ante el organismo de control por parte del consumidor local por no poder acceder a la información en su idioma. Algunas de las consecuencias podrán ser: que te citen a una audiencia administrativa de mediación; una multa y en caso de reiteradas infracciones hasta la posibilidad de clausura del local.

Solución 

Publicá siempre la información en español: esto aplica para promociones en Internet, etiquetas y especificaciones del producto. Además podés brindar la información en otros idiomas.

Error 3: No tener política de cambios y devoluciones

Paramount Movies GIF - Find & Share on GIPHY

Por lo general pensamos en soluciones cuando se presentan los problemas. Pero la política de cambios y devoluciones es muy importante y te sugiero que la pienses antes de que se presente la situación.

Si vendes tus productos en local (tienda propia o multimarca) debes de definir tu política de cambios y devoluciones. La ley da libertad al emprendedor en este sentido: cambiar la mercadería por una nueva, devolver dinero, dar un voucher; poner días y fechas para efectuar los cambios e indicar en qué situaciones no se aceptará el producto, ejemplo si está usado.

En caso de que vendas por e-commerce, la ley sí establece pautas. El consumidor tiene 5 días hábiles desde que compró el producto o se lo entregaron para devolverlo, sin tener que dar ninguna explicación. Por su parte la marca debe devolver dinero, ya que así la ley lo dispuso.

¿Qué problema me puede traer este error? 

Un cliente con una mala experiencia de compra implica la viralización de su experiencia por las redes (publicidad negativa) y el incumplimiento a la Ley de Relaciones de Consumo.

Solución

Establecer de antemano las políticas de devolución y cambio con claridad, explicitándolas en la etiqueta y en la página web. Ante el problema evaluar y proceder de estas políticas.

Si tienen más dudas o quieren que escriba de un tema en particular pueden escribirme a modaderecho@gmail.com. ¡Nos encontramos en la próxima columna de Moda y Derecho!