Santo Versace lo reconoció como el concurso que debe ser alentado y apoyado por defender el futuro de los jóvenes diseñadores; mientras que Vogue Italia lo destaca como el escaparate de los herederos de la moda de hoy. Sin duda, Mittelmoda The Fashion Award es uno de los concursos más prestigiosos a nivel internacional y las diseñadoras Lucía Benitez y Mercedes Arocena lograron, con la colección “Dominga”, ser las únicas finalistas latinoamericanas de esta 21 edición de la competencia.

La interacción de las formas geométricas y los procesos de creación artesanales conquistaron a las diseñadoras en el 2010 cuando realizaron “Nintai“, una mini colección de vestidos con la que finalizaron sus estudios en el Centro de Diseño Industrial. Desde entonces, sabían que el futuro traería algún otro desafío para trabajar juntas.

Domingo tras domingo comenzaron a diseñar con el fin de hacerse un lugar en los concursos de diseño internacionales hasta que, tres años después de su colección de tesis, llega Dominga. Aplicando la línea de estudio de formas, texturas y materiales comenzada con “Nintai”, Dominga logra destacarse como uno de los 26 proyectos finalistas del prestigioso concurso de moda de Milán, siendo seleccionada entre proyectos de 600 escuelas de diseño de 55 países para competir a fines de este año con piezas de jóvenes de Parsons School of Design, London Collage of Fashion e Instituto Marangoni, entre otros.

Mittelmoda-Fashion-Award-Dominga-Mercedes-Arocena-Lucia-Benitez
Foto cortesía de Lucia Benitez y Mercedes Arocena
Mittelmoda-Fashion-Award-Dominga-Mercedes-Arocena-Lucia-Benitez
Foto cortesía de Lucia Benitez y Mercedes Arocena

En la búsqueda de la nueva creación, casi sin notarlo, la moda conectó a Lucía y Mercedes con las tradiciones y tiempos de la vida de campo de nuestro país, la historia de la región y su propia historia. Para comenzar a crear, decidieron dejar de lado las paletas de colores y enfocar su investigación en la fibra y las texturas. Expresan que la calidez y versatilidad de la lana aparece, de forma casi obvia, al inicio del proyecto al tener Mercedes una fuerte conexión con el campo, y Lucía experiencia trabajando en Manos del Uruguay. Las diseñadoras comienzan investigando a la hebra de lana y sus procesos, buscando intervenirla lo más posible durante su evolución, desde la fibra hasta el producto final. Atrapadas por la propiedad de la lana de afieltrarse formando un entramado resistente, emprendieron un camino en lo artesanal, los bordados, costuras a mano y las diferentes técnicas de trabajo de campo, entre ellas la guasquería – para la que tomaron clases con un guasquero, que les enseñó un arte tradicional, en extinción en nuestro país. Así se crean las seis piezas que conforman la mini colección y cuya creatividad, universalidad y wearability serán juzgadas por un amplio jurado de diseñadores, trenders, periodistas de moda y representantes de instituciones de diseño, cuyo presidente es Matteo Marzotto, ex-directivo de Valentino.

Mittelmoda-Fashion-Award-Dominga-Mercedes-Arocena-Lucia-Benitez
Foto cortesía de Lucia Benitez y Mercedes Arocena
Mittelmoda-Fashion-Award-Dominga-Mercedes-Arocena-Lucia-Benitez
Foto cortesía de Lucia Benitez y Mercedes Arocena

Buscando apoyar a la creatividad internacional, Mittelmoda se destaca por generar intercambio de visiones entre los diseñadores participantes de todas partes del mundo. El concurso tiene el apoyo de la Camera Nazionale della Moda Italiana y el SMI – Sistema Moda Italia -, logrando convocar a importantes marcas, medios de comunicación, diseñadores, profesores de diseño y público aficionado a intercambiar ideas, ver las innovaciones en el área y tener un punto de encuentro dónde disfrutar de lo que los apasiona.

Hasta mediados de septiembre no habrá novedades sobre el calendario de ésta 21 edición de Mittelmoda, pero mientras esperan nuevas noticias, Lucía y Mercedes continúan trabajando en la confección de las prendas que restan para terminar la colección a presentar en el concurso.