Estamos viviendo un momento muy interesante a nivel social en el cual por primera vez se está hablando abiertamente de temas tan importantes (y hasta ahora tabú) como el género. Las nociones tradicionales de “femenino” y “masculino”, de mujer y hombre, están cambiando con la llamada Generación Z, que va en contra de los estereotipos, las etiquetas y los prejuicios, priorizando la idea de identidad por sobre todas las cosas. Es un tema complejo, que va más allá de los medios de comunicación o la moda, y se trata quizá de uno de los cambios sociales más importantes que posiblemente derive en el desarrollo de otra generación (ya la llaman Alpha) que naturaliza la idea de que no hay géneros establecidos, que no todo es negro o blanco, y cuyos miembros por suerte estarán abiertos a aceptar un sinfín de posibilidades.

Foto: Ader Error
Foto: Ader Error

Como la moda es agente catalizador de estos cambios, las marcas están prestando MUCHA atención. La idea de unisex no es nueva (hello, CK One), pero en los últimos años ha surgido una tendencia que va ganando fuerza especialmente en jóvenes diseñadores por la creación de prendas sin género, algo que se potencia con la aparición de modelos y personajes públicos que se definen abiertamente como genderless, redefiniendo así los estándares de la industria. Para poder entender básicamente la tendencia -como dijimos, es un tema muy complejo- podemos analizarlo por dos partes: las celebridades que han puesto el tema en los medios y las marcas que están rompiendo los esquemas.

Las celebridades
Vale la aclaración: las personas transgénero han existido siempre, no es algo nuevo ni es una tendencia pasajera. El problema es que hasta hace poco no se hablaba de ello y menos públicamente. Veamos el caso de Lili Elbe, una de las primeras mujeres trans en vivir su identidad plenamente de las que se tiene registro en los años 30, pero de la que no habíamos escuchado hablar hasta que hace poco se estrenó la película “La chica Danesa”. O hablemos de Caitlyn Jenner, que con todos los ojos puestos en ella y su familia hizo la transición prácticamente bajo el ojo público. Quiéranlo o no, ella tuvo mucho que ver en el hecho de que se hable de los trans en los medios. Y el tema va más allá de transiciones: veamos a Miley Cyrus, Kristen Stewart y Lily-Rose Depp, quienes abiertamente hablan de amar a las personas por quienes son más allá de su género. No son heterosexuales ni homosexuales, términos que eventualmente habrá que erradicar al igual que las nociones tradicionales de él y ella.

Caitlyn Jenner y Lili Elbe / Fotos: Vanity Fair, Vogue
Caitlyn Jenner y Lili Elbe / Fotos: Vanity Fair, Vogue

Fuera de Hollywood, sobre las pasarelas, algo similar está ocurriendo. Modelos trans como Andreja Pejic, Lea T y Hari Nef dominan campañas de moda y belleza, además de desfiles de grandes marcas como Givenchy, Gucci y H&M, haciéndose lugar en una de las industrias quizás más abierta en cuanto a cambios, pero igual de prejuiciosa que cualquier otra.

Valentijn de Hingh y Hari Nef para & Other Stories
Valentijn de Hingh y Hari Nef para & Other Stories
Andreja Pejic y Lea T / Fotos: Vogue, Listal
Andreja Pejic y Lea T / Fotos: Vogue, Listal

Las marcas
Porque las marcas deben alinearse a los intereses de las personas y lo que está pasando a nivel social – ¡marketing! – de a poco la industria se va volviendo más receptiva al concepto de genderless. La movida comenzó en Asia, sobretodo en Japón, pero se está instalando rápidamente en Europa y Estados Unidos, donde cada vez más grifas buscan derribar los conceptos de ropa masculina y ropa femenina, y unificarlos bajo un género neutro.

Shan Huq / Foto: Style Bubble
Shan Huq / Foto: Style Bubble
La marca coreana Ader Error / Fotos: Ader Error
La marca coreana Ader Error / Fotos: Ader Error

Marcas como Louis Vuitton con una campaña protagonizada por Jaden Smith y AG Jeans junto a Daria Werbowy han realizado campañas y colecciones que no definen géneros, no son ni femeninas ni masculinas. Más recientemente, Zara lanzó una línea de 16 piezas sin género bajo el nombre de “Zara Ungendered“, probando que hasta el fast fashion está prestando atención al tema.

Zara Ungendered / AG Jeans Spring 2016 / Fotos:  Zara, AG Jeans
Zara Ungendered / AG Jeans Spring 2016 / Fotos: Zara, AG Jeans
Louis Vuitton SS 2016 con Jayden Smith / Foto:  Louis Vuitton
Louis Vuitton SS 2016 con Jayden Smith / Foto: Louis Vuitton

En agosto de 2015, & Other Stories lanzaba una campaña protagonizada por las modelos trans Hari Nef y Valentijn De Hingh, además de contar con un equipo detrás de cámara también integrado por distintos profesionales trans. “Me parece muy raro que cuando nacemos lo primero que somos, incluso antes de tener un nombre o una identidad, somos hombres o mujeres, antes de saber nada sobre la persona que acaba de nacer” dice la modelo, escritora y DJ Valentijn, oriunda de Amsterdam. “Y creo que nacer hombre o mujer define mucho de lo que tienes permitido ser en la vida, y yo no quiero vivir con esas limitaciones”. No hay mejor manera de explicarlo.

Ahora bien, ¿cómo traducir todo esto a la moda local? Podemos bajarlo a seis conceptos: diseños simples y tonos neutros, estilismos combinados (looks combinados entre parejas, compartir la ropa, looks prácticamente iguales), ropa sin definición de género (las colecciones para hombres y para mujeres ya no van separadas), siluetas oversize que no definen el cuerpo, límites difusos entre estilismos femeninos y masculinos (uno y otro se mezclan en un mismo look), y comunicación inclusiva (traducir todos estos conceptos a la comunicación de la marca, con campañas únicas, integradoras y sin definición de género).

Y ustedes, ¿lo pensaron? ¿Qué han hecho al respecto?