Foto: Myles Loftin

La función de los burós de tendencias, además de predecir siluetas, colores, materiales o avíos, es estudiar de mediano a largo plazo las macrotendencias sociales, políticas, económicas y sí, de moda, para determinar qué temas van a predominar en los próximos años y cómo eso va a afectar en el modo que las marcas producen y venden, y los compradores consumen. Esta investigación, que según explicó una experta a Couture el año pasado se hace pensando en los próximos dos, cinco y 10 años, incluye datos duros -el famoso big data– y una cuestión más “anímica” de la sociedad.

WGSN es la principal empresa dedicada a este tema, pero también tomamos algunos datos del mirador de tendencias de Inspiramais y algunos datos relevados por motores de búsqueda como Getty Images. Aquí un resumen Couture de las macrotendencias más importantes para el año que viene.

WGSN

Manifiesto creativo

Las generaciones más jóvenes tienen poca tolerancia por la falsedad y la mentira. Están en búsqueda de la verdad, de lo auténtico, lo diferente, lo transparente. Quieren ser escuchados, hacer un impacto. La creatividad y la expresión artística progresivamente se van a ir convirtiendo en habilidades esenciales, que deberán ser motivadas (más aún teniendo en cuenta que a medida de que pasa el tiempo los trabajos mecánicos). En un mundo así la creatividad florece. La mejor estrategia es salir de la zona de confort e inspirar un cambio.

Pancarta de la protesta de adolescentes en contra de las armas (NRA) el 14/3/2018. Foto: Dazed.

Afinidad

En varios países los movimientos nacionalistas y conservadores están ganando territorio, llevando a muchas economías a mirar hacia dentro e intentar desvincularse de la economía global, empezando un proceso de des-globalización (Brexit y Trump son algunos de los ejemplos). Al mismo tiempo, las personas intentarán conectarse a nivel local e internacional a través de las redes sociales. Es momento de encontrar afinidad y nuevos aliados.

En ese sentido, las marcas buscarán asociarse a mensajes positivos y de acercamiento, superando las diferentes barreras culturales, espaciales y sociales.

Campaña de GAP “Meet me in the gap” en la que se celebra el encuentro más allá de las diferencias.

En contacto

Los nuevos consumidores se debaten entre compartir todo en las redes sociales y chequearlas obsesivamente a borrarse todas las cuentas o emprender un detox digital. Momentáneamente abrumadas por la tecnología, las personas buscarán conectar con las cosas que realmente las emocionan y con lo físico. En ese sentido las experiencias se vuelven más importantes y se convierten en una oportunidad de terminar de enamorar al cliente. Esto incluye comida, instalaciones de arte interactivas, experiencias de compra y más.

En 2019 se diseñará para los sentimientos, a medida que nos adentramos en una nueva era emocional.

Experiencia diseñada por la marca digital Glossier para el lanzamiento de su fragancia Glossier You. Foto: Architectural Digest.

Inspiramais

Resistencia

“Las tantas fases críticas de la economía global han desestabilizado los mercados, alertando sobre una caída del consumo. A pesar de este contexto las marcas con un ADN fuerte siguen encantando a sus consumidores. La exageración decorativa de Alessandro Michele para Gucci, la sobredosis de identidad barroca siciliana de Dolce & Gabbana y los demasiados volúmenes de Balenciaga indican que estamos necesitando emociones fuertes en la moda. La calma de lo básico que ha reinado por tanto tiempo está siendo amenazada por toda esa teatralidad.

Este movimiento tiene sentido. Hay tantos conflictos, tantas malas noticias y tantas expectativas sombrías, por lo tanto, esperamos que los colores vivos y las bellas exageraciones nos traigan algo de optimismo. En el escenario mundial la palabra Resistencia está impresa en los periódicos y en remeras y se oye el discurso de los defensores de un mundo más justo.

Elegimos la palabra Resistencia para guiarnos, para inspirarnos a no desistir en lo que creemos. Es un sentimiento que implica sabiduría y certezas. Indica que podemos confiar en nuestros instintos y esperar buenos resultados de nuestras elecciones”, escribe Walter Rodrigues para introducir el principal concepto del verano 2019 en Inspiramais.

Otro tema dentro del concepto de la resistencia que va a estar en el tapete son los refugiados, tanto en Europa como en el resto del mundo, que con cada viaje van a trasladar un poco de su cultura local resaltando rasgos folklóricos, colores vivos y motivos nostálgicos. También ganan popularidad los colores contrastantes dispuestos en bloques, inspirados en el centenario de la Revolución Socialista, la vanguardia rusa y la estética post soviética, resultando en formas geométricas y grafismos constructivistas.

El diseñador Gosha Rubchinskiy es uno de los principales referentes de la estética post soviética.

Ligereza

“La arquitectura, el diseño, los dispositivos móviles y las plataformas de comunicación virtuales expresan hoy un culto a la ligereza. El movimiento artístico del surrealismo -que aludía a los sueños, al inconsciente y a la levitación- es uno de los temas para el 2019. También se sugieren las palabras ‘gravitacional’ y ‘miniaturización’. Gravitacional sugiere materiales transparentes con diversas funciones. Así, la idea de suspensión, con la inserción de detalles transparentes, aparece en las colecciones de prendas de vestir, accesorios y calzado. Otro importante elemento relacionado con la ligereza es el aire. Burbujas, círculos y esferas simbolizan su movimiento”, explican desde Inspiramais.

Chanel Spring 2018. Foto: Popsugar.

Getty visual trends

Segundo renacimiento

Se tratan de imágenes calmas y contemplativas o retratos de miradas desafiantes, inspirados en décadas pasadas (desde el Renacimiento al auge del American Way of Life). Sin embargo, en una búsqueda por corregir el protagonismo blanco y masculino con el que se escribió la Historia, estas imágenes tienen a mujeres y hombres de varios orígenes étnicos como protagonistas.

Zendaya por Petra Collins para Wonderland.

Realismo conceptual

Las noticias pueden ser falsas, las imágenes trucadas y nadie sabe en qué confiar. Por eso las palabras “autenticidad”, “realismo” y “veracidad” pasan a ser claves. Los consumidores se han convertido en creadores y los contenidos con aires de DIY se sienten honestos.

La fotografía se aleja del photoshop excesivo, las campañas sin retoque causan sensación y los videos de toma continua son cada vez más populares. El uso de la tecnología pasa a ser mínimo e incluso se vuelven a consolidar los viejos formatos como 35mm.

Retratos del fotógrafo chino Ren Hang.

Masculinidad deconstruida

En plena era feminista, la masculinidad como históricamente fue construida, está en crisis. El hombre comienza a permitirse vestir de otras formas, expresar sentimientos, convertirse en amos de casa y explorar su sexualidad de forma más fluida. El ser hombre ya no pasa por encajar en el stereotipo del “nerd” o el “deportista”, la masculinidad deja de ser restrictiva.

Joshua Tolbert para Inu Inu.