Cuando se crearon los blogs, hace unos 15 años, se rompieron las barreras entre los medios tradicionales y los lectores. Se creó un lenguaje más cercano, una forma más fresca de comunicarse y se comenzó a valorar la espontaneidad por sobre todas las cosas. Las argentinas Maru Gándara y Coty Crotto, periodistas de la sección Policiales de Infobae, entendieron esto y en 2010 crearon Muy Mona, un blog para hablar de moda, un área que les apasionaba pero que no tenían cómo explorar en su trabajo. Aunque surgió como hobbie, durante una tarde ociosa en la redacción, rápidamente conectaron con miles de mujeres, que buscaban hablar de moda como algo cotidiano y no ese aspiracional tan lejano.

Hoy tienen 175.000 seguidores en Instagram, su propio e-commerce donde hacen una curaduría de prendas de sus marcas favoritas -que probó ser una gran herramienta para llegar al interior de Argentina- y se convirtieron en bloggers full time, lo que les sirvió para independizarse y ser dueñas de sus propios tiempos.

Invitada por L’Oréal Paris, Maru Gándara viajó a la edición invierno 2018 de MoWeek para dar una charla el viernes 13 de abril en el Fashion Spot -novedad de esta temporada- en la que habló de las tendencias de este año (hola athleisure, lila y metalizado), de su experiencia con Muy Mona y la transición de la redacción a emprendedora y personalidad de las redes sociales -aunque sostiene que conserva su ojo periodístico para convertir lo que ve en la calle en notas-.

A pesar de veranear hace dos décadas en Uruguay, confesó que no conocía prácticamente nada de la moda local, y por eso el resto de los días se dedicó a recorrer los showrooms de las diferentes marcas locales -quedó impactada con Zarvich, ¿quién no?-. “Lo que conocí me sorprendió mucho”, contó.

Foto: Romina Introini.
Maru Gándara en plena charla. Foto: Romina Introini.

Entre varios pedidos de selfies por parte de sus fans -de todas las edades y estilos- que la iban parando cada pocos metros, Maru se tomó unos minutos para charlar con Couture y probó que su tono cercano y amable no es una pose para las redes, sino que realmente es parte de su personalidad.

Mencionaste el diferencial que tiene la moda de tu país. ¿Hacia dónde te parece que van la moda argentina y la uruguaya?

Creo que en el mundo están aburridos de ver siempre lo mismo y eso nos juega a favor para salir afuera, nos ven como exóticos. Tenemos una mezcla entre europeos y latinos que les resulta atractiva. También está lo artesanal, que para nosotros es lo normal, pero allá se valora mucho. Es hermoso que los zapatos los hagamos a mano. Tal vez no es tan rentable y hay un tema de precios, pero me parece que es nuestro diferencial. Otra cuestión es la creatividad. Al tener menos recursos usamos más la creatividad y hacemos todo a pulmón.

Maru Gándara con look Zarvich y zapatillas VDamiani. Foto: Romina Introini.

Ahora que mencionás el tema de los costos, ¿cómo es el tema de precios en Argentina y como lo manejás con tus seguidoras? Porque imagino que varias de las cosas que mostrás en tu blog les resultan inaccesibles.

A eso me refería en la charla cuando hablé de “incentivar el consumo responsable”. Creo que tenemos que darnos cuenta de que Zara tiene que economizar por algún lado para vender a esos precios. Además entiendo que los costos de producir a nivel masivo son mucho menores, es un tema de escala y ese es nuestro gran problema.

A mis lectoras les molesta mucho, pero yo lo que trato de remarcar es que no deja de ser ropa y que la posibilidad de vestirse de forma más económica existe, aunque está en otros lugares. No es si no se compran tal tapado se quedan sin abrigo. Es moda y que una marca salga cara no me parece mal. Si no lo podés pagar tendrás que usar tu creatividad y manejarte con lo que podés acceder. Lo lindo de la moda hoy es que no necesitás vestirte de determinada marca, le encontrás tu vuelta personal.

Sí me enojo cuando el precio no coincide con la calidad. Hay muchas marcas que bajaron la calidad y mantuvieron los precios. Entonces, si el diseño es copiado de otro lado y los materiales no son buenos, no me cierra. Yo no soy anti copia, de hecho amo Zara que copia todo, pero no te hagas la original y después que sea todo un levante.

Cuando empezaron a ganar popularidad y a llegar propuestas, ¿no les costó filtrar con qué marcas trabajar y cuáles no? ¿Cómo deciden qué mostrar en el blog?

Yo trato de trabajar con marcas que gusten de mí y yo de ellas. Nos tienen que gustar de verdad y tienen que entender la repercusión que tenemos, que no va a haber una venta masiva de remeras pero sí que le va a llegar a un público muy puntual.

También aprendimos a decir que no. Rechacé un viaje con todo pago a México porque mi bebé era chiquito y estaba amamantando y no me quería separar de mi hijo. También nos pasó en diciembre que nos ofrecieron un viaje a Santa Fé, dijimos que no y nos ofrecieron pagarnos un montón. Yo no quería ir, Coti tampoco, porque estábamos a mil con el tema de las fiestas y nos animamos a rechazarlo. No nos olvidamos más de esa sensación. Fue liberador, estábamos felices. Cuando te gusta lo que hacés es muy difícil decir que no. Porque te negás a hacer algo que te encanta.

Maru Gándara con look de Margo Baridón. Foto: Romina Introini.

Esa es una de las libertades de tener tu propio emprendimiento, ¿no? ¿Qué es lo más difícil de trabajar con las redes?

Me cuesta mucho desconectarme, cuando más lo logro es cuando estoy con mi hijo, porque si no sé que me vuelvo mala madre, no le presto atención y no tengo paciencia. En momentos de mucho trabajo, que estoy casi colapsada, pongo el celular en modo avión y me voy a la plaza con mi hijo. Esa es la única forma de aguantar la ansiedad y no contestar todos los mensajes. Aprendí a dejar el teléfono en la noche, a poner horarios y pedir que nos manden mail en lugar de un whatsapp.

¿Y lo mejor?

Lo mejor de las redes es que no tienen fronteras. Nosotras empezamos como hobbie y ahora mirá dónde llegamos. Me gusta también la devolución de la gente y la cercanía. Lo único negativo es que es difícil desconectarse y tampoco quiero, porque me encanta lo que hago.

En la charla te definiste como feminista, ¿cuál es tu postura?

Yo soy defensora de la igualdad y ahora que tengo un medio de comunicación me gusta poder decirlo. Quiero contar que un montón de veces me han dicho “no te quedes embarazada por favor porque me complicás la vida” o que trabajar con mujeres es complicado porque “cuando les viene están todas como locas”. Creo que no hay diferencia entre la capacidad de trabajo de un hombre y de una mujer. Es más, a veces las mujeres son las más metedoras porque tienen que probarse constantemente. Creo que está bueno porque estamos yendo a un buen lugar, cuando habla una, hablan todas.

Foto: Romina Introini.

Ping Pong

¿Base o polvo?

Base.

¿Labios rojos o nude?

Los dos.

¿Pelo secado con secador o al natural?

Al natural, me encanta.

¿Tacos o chatitas?

Tacos, por Coty, que fue la que me incentivó a usarlos.

Tendencias, ¿athleisure o sastrería?

Athleisure.