Subte, hora pico. Voy sentada por esos milagros de la naturaleza y pienso que tengo que escribir mi nota para Couture sobre remeras feministas. Me acuerdo al instante de la canción que escribieron Solari-Beilinson: “Ya nadie va a escuchar tu remera”. El tema describe lo efímero en todas las cosas de la vida y pienso: El feminismo no entra acá. El feminismo no es efímero, el feminismo llegó para quedarse.

Ahora difícilmente abras una revista de moda o entres a un sitio y falte alguna referencia al movimiento feminista, ya sea en una prenda, en una producción o en un texto.

El 30 de septiembre de 2016, fecha mítica que quedará en los anales de la historia de la moda, la nueva directora creativa a cargo de la casa Dior, Maria Grazia Chiuri, sentó una declaración de principios sobre la pasarela, haciendo desfilar a sus modelos en una remera cuya consigna rezaba “We Should All Be Feminists”, inspirada en la virtuosa escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie.

Foto: Street Style – Getty Images

En marzo de 2017, luego de la conocida marcha de las mujeres en EEUU, la cantante Cyndi Lauper oficializó la venta de remeras feministas tomando un extracto de su famosa canción “Girls just wanna have fun”, transformando el título en un poderoso mensaje “Girls just want to have fundamental rights”. Las ganancias se destinan a la Fundación True Colors y a la Asociación Planned Parenthood, cuyo objeto es la interrupción de embarazos y la creación de campañas sobre derechos sexuales y reproductivos. El precio de las remeras es de 25 dólares y se consiguen en este sitio.

Foto: Cyndi Lauper – True Colors Fund

Volvamos a Dior. El romance de Dior con su primera directora mujer y feminista, Maria Grazia Chiuri, no se terminó en septiembre de 2016. Con el lanzamiento de la colección SS 18, el cuestionamiento fue más específico. Chiuri tomó un ensayo del año 1971 cuya autora, la historiadora Linda Nochlin, planteaba la pregunta en el título del mismo: “Why Have There Been No Great Women Artists?”. El escrito de Nochlin cuestiona el por qué de la falta de grandes mujeres reconocidas en el arte y resuelve algunas interrogantes a esa pregunta, dando como respuestas diversos factores sociales e institucionales pero también poniendo en manifiesto la intención concreta por parte del patriarcado de silenciar la existencia de dichas mujeres artistas. Quienes deseen profundizar, pueden acceder al ensayo traducido aquí.

Foto: Desfile Dior SS2018 – Getty Images

Cuando una casa de alta costura impone tendencias o temas centrales en sus colecciones, el concepto no tarda en ramificarse en marcas de consumo popular. Algunos ejemplos de esto los podemos encontrar en Topshop, Urban Outfitters, Zara, C&A y la brasileña Riachuelo, entre otras.

Foto: Urban Outfitters – Instagram

En octubre de 2016 nació en Buenos Aires la marca de remeras feministas PAUER de la mano de Lucía Levy. Ella cuenta que surgió a raíz de una necesidad personal de encontrar una frase que la representara. Así nacieron sus clásicas remeras “Capitana”, “Brava”, “Fuega” y “Feminista”. Actualmente hay una edición limitada de buzos con la definición de “Salvaje” y durante el transcurso de este mes sale la nueva colección direccionada a las ilustraciones.

Las prendas de Pauer las encontrás en Four Elements (Virrey del Pino 2545, C.A.B.A. y a través de www.coleccionzero.com para la venta online.

Foto: Campaña Pauer, 2016.

Cuando uno piensa en la moda, imagina instantáneamente algo efímero, pasajero, casi utilizable por cierto período de tiempo, así que resulta importante entender que:

-Si usás una remera feminista estás transmitiendo y sosteniendo un mensaje profundo donde hay una lucha detrás que respalda lo que sostiene.

-Si usás una remera feminista no llevás un mensaje que se puso de moda y que tiene fecha de vencimiento.

-Si usás una remera feminista, podés en algunos casos como plus, colaborar al comprarla con alguna causa que defiende el movimiento.

-Si usás una remera feminista tenés que saber que detrás de su confección y diseño, en el proceso de producción, tiene que haber trabajo registrado para mujeres y así fomentar la Economía Feminista.

Hace poco vi el documental de Franca Sozzani, sobre el cual mi amiga Nadina Fornara escribió una hermosa reseña. La editora de Vogue Italia, una mujer vanguardista, creativa, lúcida y plena de consciencia social, decía “No creo que hoy en día una revista de moda pueda mostrarte únicamente la ropa y ya”. Imaginé que si Franca viviera ya hubiese publicado su edición especial sobre Feminismo.

Creo que hay que dejar de lado los prejuicios, usar lo que te represente y embanderarnos con la lucha feminista que llevamos desde nuestro corazón porque: “Muchacha, alguien va a escuchar tu remera”.