AIRE. Cuando recibimos la tentadora invitación de Nike a sumarnos a las celebraciones por el Air Max Day, que ocupa la fecha del 26 de marzo en el calendario global, hablamos mucho de cómo llevarlo a cabo. Quienes nos conocen bien saben que, lejos de la etiqueta de blogger que implica mostrarse, solemos estar tras bambalinas, aportando, eso sí, el sello couture a todos nuestros proyectos y acciones. Pero el Air Max -el icónico modelo de la marca que cumple en 2015 sus 29 años- representa hoy el transporte perfecto de un momento personal y profesional para ambas. Momento de caminar juntas y seguras, conscientes del camino trazado, de las puertas que logramos abrir en el mundo de la moda en Uruguay. Momento de andar livianas, con incertidumbres pero con alegría. Momento de expresar estilos personales que no temen a la experimentación y mezcla y que hablan fuerte y claro sobre quiénes somos.

REVOLUCION. El día de la celebración coincidió con el lanzamiento del novísimo modelo Air Max Zero.  La historia de su creación representa, además, uno de esos momentos geniales del diseño del siglo XX. En el año 85 Nike acababa de revolucionar el mercado de corredores con su modelo Nike Air, que incorporaba por primera vez la tecnología de la cámara de aire. Pero alguien sintió que no era suficiente. Mucho antes de conocer el concepto de coolhunting, Tinker Hatfield, diseñador y Vicepresidente de Diseño y Proyectos Especiales de Nike, viajó a París, y se vio inspirado por sus estructuras a la vista del Centro Pompidou. “No hubo brief o investigación, solo una simple revelación. Pensé: ¿por qué no podemos diseñar un nuevo y excitante zapato para correr que le muestre al mundo qué es realmente Nike Air?”.

Así surgió Nike Air Max 1, y el resto es historia. En 29 años de vida ininterrumpida -rareza en el mundo de la moda- el fetiche de los jóvenes y corredores de los 80 se convirtió en objeto de deseo de fashionistas a lo largo y ancho del globo.

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi-Natalia-Jinchuk

BlogCouture-Nike-Airmax-Natalia-Jinchuk

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi

BlogCouture-Nike-Airmax-Natalia-Jinchuk

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi

BALANCE. Para incorporarlos al guardarropas, la clave está en usarlos muy lejos de su fin original. Claro que su comodidad es un plus para esta era de hiperactividad, pero nos gustan combinados con looks un poco más formales. Nat eligió pantalón sastrero (Uniqlo), sobretodo de paño y crop top (Rotunda). Moni armó su look con falda de cuero (vintage), camisa oxford (Uniqlo), chaleco largo de paño (Rotunda) y collar (Tramando).

LO VISIBLE Y LO INVISIBLE. La misma casualidad que llevó a Hatfield a París hizo que Mariana Cobra, fotógrafa y amiga paulista, estuviese en Montevideo a la hora de documentar nuestra mirada sobre los Nike Air Max. El trabajo con ella implicó encontrar un punto medio entre su percepción de Montevideo como una ciudad nostálgica y amable con nuestra apropiación de la ciudad que habitamos. Estas imágenes en locaciones montevideanas clásicas lo demuestran, agregando el desafío en estilismos contemporáneos. En Moni, pantalón cigarrette (COS), polera sin mangas de algodón y tapado de paño rosa chicle (Rotunda). A los pies, los Air Max Zero. Nat superpone vestido negro (Uniqlo) con sweater amarillo de punto (Thomas Trent) y tapado (vintage).

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi-Natalia-Jinchuk

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi

BlogCouture-Nike-Airmax-Natalia-Jinchuk

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi

BlogCouture-Nike-Airmax-Mónica-Zanocchi-Natalia-Jinchuk

GRACIAS. A Nike por la invitación. A Rotunda por las prendas de su bellísima colección otoño-invierno 2015. A Valentina De Llano por el asesoramiento en estilismo. A Mariana Cobra por regalarnos su energía y su mirada. A Flavio Giusti por ser lo más. A ustedes por leernos.